MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
PEDRO CASTILLO - Últimas noticias tras la orden de detención preliminar en su contra
Política

Cuatro fiscales de Cusco fueron destituidos de sus cargos por corrupción

La Republica

SANCIÓN SEVERA. Presidente de fiscales de Cusco, Walter Becerra, dijo que casos graves corresponden a Raúl Luque, condenado a 8 años de cárcel, y Andy Galimberti, con prisión preventiva.

De enero de 2017 a agosto de este año, cuatro fiscales del distrito fiscal del Cusco fueron separados de sus cargos por estar involucrados en actos de corrupción.

El presidente de la Junta de Fiscales Superiores de la región imperial, Walter Becerra Huanaco, explicó que los destituyeron por pedir dinero a cambio de favorecer a litigantes en los procesos de investigación.

PUEDES VER: Comuneros de Cusco bloquean corredor minero del sur

"En año y medio de gestión, hemos retirado a cuatro fiscales de la función por actos reñidos contra la ética, se les abrieron procesos penales. Los cuatro casos han sido por cobros indebidos, aunque es doloroso decirlo", refirió Becerra.

CONDENADO Y EN PRISIÓN

Dos casos fueron los más sonados. El ahora exfiscal provincial de La Convención, Raúl Luque Machaca, fue el primer magistrado del Ministerio Público en ser condenado a prisión por pedir a un litigante una coima de 50 soles y tres regalos avaluados en 30 soles cada uno. 

En 2017, después de casi tres años de proceso, los jueces de la Sala Mixta Descentralizada de La Convención lo hallaron culpable del delito de cohecho pasivo específico, lo condenaron a ocho años de cárcel y lo inhabilitaron para ejercer cargo público durante cinco años.

No obstante, Luque apeló la condena y siguió ejerciendo como fiscal hasta mayo del 2018. Aquel mes la Sala Penal de la Corte Suprema, presidida por César San Martín, confirmó la sentencia y Luque fue destituido de su cargo. "La sentencia está confirmada por la Corte Suprema y no volverá al Ministerio Público", dijo Becerra.

Hace poco, el 19 de julio pasado, el fiscal adjunto de la Primera Fiscalía Provincial de Quispicanchi (Cusco), Andy Cristian Galimberti Cajigas, fue detenido en un operativo anticorrupción por solicitar una coima de S/ 30 000 a un litigante. 

PUEDES VER: OCMA recibe quejas contra jueces cusqueños, pero pocos confían en organismo

Galimberti Cajigas fue capturado cuando recibió un adelanto de 700 soles de manos del litigante que previamente lo había denunciado ante el Órgano de Control de la Fiscalía de Cusco. Actualmente cumple prisión preventiva de nueve meses por delito de cohecho pasivo específico. 

Según Becerra, esos dos casos han sido los más graves y, además, demuestran que el control del trabajo de los fiscales se hace siempre y se sanciona drásticamente cuando se detectan actos de corrupción.

El tercer y cuarto caso corresponden a dos fiscales provisionales de Wanchaq y Urubamba. Becerra no quiso revelar sus nombres, porque recién están en proceso de investigación.

Dijo que la exfiscal de Wanchaq fue sacada porque "se vio comprometida en el cobro de unos 98 000 soles de un depósito judicial de un justiciable con personal supuestamente del Poder Judicial de Urcos". Fuentes del Ministerio Público de Cusco confirmaron que se trata de la exfiscal adjunta provincial provisional del Cusco, Aldy Meza Salazar.

No obstante, nadie pudo identificar al exfiscal de Urubamba, que también dejó de ser parte del Ministerio Público por haber pedido prebendas a litigantes a cambio de favorecerlos en sus procesos. 

PUEDES VER: Cusco: Congresista Benicio Ríos vendió y heredó sus bienes para evitar embargo

No podrán trabajar

El presidente de la Junta de Fiscales Superiores, Walter Becerra, sostuvo que los cuatro fueron separados en forma definitiva por el Órgano de Control Interno, independientemente del proceso penal que afrontan.

Precisó que si las instancias judiciales los declaran inocentes de los cargos atribuidos, no podrán volver a ser fiscales. "Si son declarados inocentes, aún así, no pueden retornar. Para ser fiscal, se tiene que tener una conducta intachable", apuntó Becerra. 

Añadió que pese a estos hechos, "hay profesionales que trabajan con honestidad, transparencia y sacrificio en el Ministerio Público".