El Poder Judicial y la Fiscalía en su momento más crítico

La República
29 Ago 2018 | 9:00 h

Cuestionados. Encuesta de GfK señala que 89% de ciudadanos desaprueba el desempeño del Poder Judicial y 84% rechaza la actuación de la Fiscalía de la Nación. Se percibe que los magistrados actúan bajo intereses partidarios o personales.

El nivel de desaprobación que ya venían teniendo el Poder Judicial y la Fiscalía de la Nación se disparó en los últimos dos meses cuando aparecieron los ‘audios de la vergüenza’.

La pérdida de legitimidad de un grupo de jueces y fiscales ha llevado a que la ciudadanía no tenga confianza en estos dos organismos, tal como ocurrió en la década del noventa cuando el Poder Judicial estuvo controlado por el gobierno de Alberto Fujimori.

PUEDES VER Poder Judicial evaluará indulto de Alberto Fujimori el 21 de setiembre

El descrédito ha llegado a cifras preocupantes. Así lo demuestra la encuesta nacional urbano rural que GfK ha realizado en agosto.

El 89% de ciudadanos desaprobó el desempeño del Poder Judicial y solo un 7% lo aprobó. En cuanto a la Fiscalía de la Nación, 84% de los encuestados rechazaron su actuación y el rango de los que la aprobaron solo llegó al 7%.

Sin autonomía

Otro dato importante que ha arrojado este sondeo de opinión es que el 89% de personas cree que el Poder Judicial actúa bajo intereses de partidos políticos o réditos personales. Solamente el 2% sostiene que el PJ resuelve con autonomía.

Asimismo, el sondeo da a conocer que en el centro del país está el mayor porcentaje de los que sostienen que existe influencia partidaria en el desempeño del Poder Judicial.

Los encuestados también se pronunciaron sobre los partidos políticos que tienen mayor influencia en el organismo encargado de impartir justicia.

63% señaló a Fuerza Popular y 50% al Apra como los grupos políticos influyentes. Aunque pocos, también están los que señalan a Peruanos por el Kambio, Acción Popular, Alianza para el progreso, Frente Amplio y Nuevo Perú.

Reformas

Sobre la desaprobación del Poder Judicial y del Ministerio Público, que tiene que ver con escándalos de corrupción, prebendas y otros, el exprocurador Iván Meini consideró que es importante reformar el Consejo Nacional de la Magistratura, aunque anotó que eso no va arreglar el problema de fondo. En su opinión, esta medida tiene que ir acompañada de otras reformas.

Estimó que la desaprobación no se origina solo en los defectos del CNM sino también en la poca transparencia con que se resuelven ciertas causas, así como en la forma como los propios magistrados o fiscales acceden o se mantienen en los cargos.

El exprocurador se pronunció por la declaración de un conjunto de medidas para que la administración de justicia del Poder Judicial y la persecución del crimen por parte del Ministerio Público sean idóneas.

"La reforma del Consejo Nacional de la Magistratura es solo una de ellas y debe ser vista como una medida parcial, que en ningún caso va a hacer que la situación cambie radicalmente", advirtió Iván Meini a este diario. 

Infografía