Martín Vizcarra afirma que Keiko quiso coordinar decisiones del Gobierno

Claudia Ortiz
26 Aug. 2018 | 21:34h

Jefe de Estado se defiende tras declaraciones de excongresista. Martín Vizcarra y Keiko Fujimori se reunieron en dos ocasiones, pero la lideresa de Fuerza Popular pidió una tercera cita, a lo que el jefe de Estado no accedió. 

Tensión entre el Gobierno y el partido naranja. El presidente Martín Vizcarra señaló que la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, solicitó una tercera reunión; sin embargo, no accedió debido a un pedido que le hizo la lideresa de Fuerza Popular en la segunda cita. 

Tras indicar que fue un error aceptar que las reuniones sean en reserva, Martín Vizcarra reveló por qué no accedió a una tercera cita con la lideresa de Fuerza Popular, que tiene la mayoría parlamentaria. 

PUEDES VER Martín Vizcarra: “Keiko Fujimori pidió reunión con compromiso de reserva”

“La primera reunión fue de carácter protocolar, eran pocos días de haber asumido el Gobierno. Fue más que un saludo y buenos deseos para la gestión”, expresó. “Sin embargo en la segunda reunión vimos el tema de la regulación de alimentos de los octógonos”, sostuvo. 

Vizcarra contó que Keiko Fujimori no estaba de acuerdo con la ministra de Salud, Silvia Pessah Eljay, y que la lideresa naranja le pidió cambiarla porque era -para ella- “incompetente “. 

“Me dijo que no consideraba que era una ministra competente y que, sin decirme nombres, sería mejor que la cambie. En consecuencia, la reunión ya no tuvo la cordialidad protocolar de la primera reunión”, dijo Vizcarra en entrevista con América Tv. 

De acuerdo al jefe de Estado, este fue uno de los motivos por el cual no hubo otra reunión.“Por ello, cuando solicitó la tercera reunión no accedimos (...) La tercera la pidió antes de 28 de julio y nosotros nos negamos”, expresó.

Pero, además, el presidente aseguró que en la segunda reunión notó que había intención de controlar al Ejecutivo por parte de Keiko Fujimori, a lo cual no iba acceder, por lo tanto, ratificó su rechazo al último pedido para reunirse en el mes de julio.

“Lo que saco de positivo de esta segunda reunión fue que definitivamente teníamos posiciones diferentes en el enfoque de cómo trabajar por el Perú”, acotó. “El planteamiento (de Keiko Fujimori) fue que para tomar cualquier decisión teníamos que hacer una previa coordinación, cuando aquí lo que necesitamos es hacer lo que corresponde, lo correcto, y las medidas que se requieren para el cambio”, recalcó.

Vizcarra dijo que Keiko quería “mantener en buenos términos la relación entre el Ejecutivo y el Legislativo” con “una voluntad de querer sujeta la capacidad de acción del Ejecutivo, por eso es que también no aceptamos” la tercera reunión.