Ordenaron instalar cámaras espía en Fiscalía de Arequipa

La República
26 M08 2018 | 13:30h

Motivo. En abril de 2017 Miriam Herrera, Fiscal Superior de Arequipa, recibió una denuncia por acoso contra el fiscal Juan Menzala. Ordenó poner cámaras y micrófonos, pero no pagó por el servicio.

Arequipa. Hace dos semanas el sindicato de trabajadores del Ministerio Público protestó contra la actual administración, que encabeza la Fiscal Superior Miriam Herrera Velarde. Cuestionaban el no pago a un grupo de servidores y a algunas empresas que prestaron servicios a la Fiscalía

Entre las empresas a las que no se les pagó, estaba "Kuspide. Hadware, Comunications y Software" de Luis Vega Curasi. Esta instaló cámaras espía el 22 de abril del 2017 en el despacho del fiscal Juan Menzala de la Tercera Fiscalía Penal Corporativa, quien fue acusado en ese entonces de supuesto acoso sexual a una trabajadora. 

PUEDES VER: Arequipa: Sunedu otorgó licenciamiento a la UNSA tras dos años de gestiones

Según el proveedor y otros testigos que prefieren el anonimato, fue la presidenta de la Junta de Fiscales de Arequipa, Miriam Herrera Velarde, quien ordenó poner los aparatos, recibió los videos y luego desconoció el servicio prestado.

Espionaje extraño

En abril de 2017 una trabajadora del despacho del fiscal Menzala contó a Herrera que este la acosaba. La grave denuncia no podía pasar desapercibida e incluso llegó a la jefa de la Oficina de Control Institucional (OCI), Virginia Aquize, que al final archivó el caso porque la presunta agraviada no continuó con la queja.

Tras la acusación, se inicia una operación muy extraña con el fin de buscar pruebas. Fuentes de la Fiscalía indicaron que la tarde del viernes 21 de abril de 2017, el entonces jefe de Abastecimientos, José Espinal, recibió la orden verbal del gerente general Alonso Briceño Neyra de conseguir un proveedor que instale cámaras y equipos de audio ocultos en el despacho fiscal.

Los informantes indicaron que Espinal sostuvo que se debía hacer un proceso de selección y que eso tomaría tiempo. Además que ya casi era hora de salida. Pero le dijeron que no, que debían instalarse entre sábado y domingo. Y que eran órdenes de la doctora Miriam Herrera

El proveedor contratado fue Luis Vega Curasi. Este contó a La República que ingresó al Ministerio Público a las 9 de la noche del sábado 22 de abril junto a un técnico del área de Informática de la Fiscalía. "Instalamos un DVR de 8 canales con 4 audios. Cámaras full HD, pequeñitas, que no se podían ver". 

Además, en una carta enviada a Herrera el 3 de noviembre de 2017, Vega detalla que los equipos fueron instalados "en un despacho fiscal y en horas de la noche, porque se quería guardar la máxima reserva".

Las grabaciones se hicieron pese a que no existía una investigación penal contra el fiscal, tampoco una orden de juez, como lo establece el proceso penal. Para el secretario general del Sindicato Mixto de Trabajadores del Ministerio Público, Fernando Chirinos, Herrera se habría saltado muchos procedimientos formales. 

Fuentes de la Fiscalía indicaron que los registros fueron entregados a Miriam Herrera. 

Cuando Vega Curasi fue a cobrar por sus servicios, la nueva gerenta, Boni Alarcón, le dijo que no le pagarían, porque nunca se hizo el trámite regular para la adquisición de las cámaras.

Sobre esto, fuentes de la Fiscalía indicaron que sí existen documentos. El primero es el oficio N° 185-2017, enviado el 17 de abril por Herrera a Briceño Neyra. En este solicita con "carácter de muy urgente, la instalación de un circuito cerrado de televisión en las instalaciones de las Mesas de Partes". Al día siguiente, Briceño Neyra envía el Memorándum 354-2017 a Espinal autorizando la instalación de las cámaras.

PUEDES VER: Arequipa: Sunedu otorgó licenciamiento a la UNSA tras dos años de gestiones

Según nuestra fuente, esta es la única formalidad que llegaron a elaborar los funcionarios fiscales junto a la actual presidenta de la Junta de Fiscales. "Se hizo ver que era para mesa de partes, pero en verdad las cámaras fueron para el despacho fiscal".

Buscaban pruebas

La República consultó a Miriam Herrera por qué pidió la instalación de cámaras. La fiscal dijo que lo hizo a raíz de una denuncia que recibió de una trabajadora por supuesto acoso del fiscal Menzala. "Pusimos las cámaras en mesa de partes con autorización de la señorita (donde laboraba). Nunca instalamos cámaras espía en despacho fiscal". 

Además aseguró que ella no habría tenido el poder para hacer instalar cámaras. “Era una gata más maullando en un rincón (no era presidenta de la Junta de Fiscales). Solo hice el pedido, pero no sé si al final las instalaron”, agregó. 

Fiscal Menzala envía carta pidiendo no se publique informe

La tarde del sábado 26 de agosto, el fiscal Juan Menzala envió una carta a este diario. En la misma indica tener conocimiento de la publicación del informe. Sostiene que no autoriza la publicación del reportaje porque este iría en contra de su honor

Agrega que de publicar la información con el sustento de que prevalece el derecho de la libertad de información, "también se debe tener en cuenta que yo tengo el derecho a mi honor y mi intimidad personal... por lo que no dudaré en iniciar acciones penales y civiles para salvaguardar mis intereses". 

Es preciso indicar que este diario desde hace dos semanas ha buscado la versión de Menzala sobre la denuncia de acoso y el espionaje, empero este pactó varias citas a las que nunca asistió. Tampoco quiso dar versión por teléfono.