Cusco: Ocho fiscales no quieren investigar casos de lavado de activos

La Republica

Memorial. Integrantes de Segunda Fiscalía Penal Corporativa pidieron a Fiscal de la Nación que les retire encargo de ver esos casos. Más de 100 investigaciones podrían quedarse "en el aire".

El 7 de agosto pasado, los ocho fiscales de los despachos de la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa del Cusco que están a cargo de investigar los delitos de lavado de activos enviaron un memorial al Fiscal de la Nación, Pedro Chávarry.

Con el documento pusieron a disposición "los encargos que se les habían asignado" para que se hagan cargo de delitos de blanqueo de dinero en adición a sus funciones. Es decir, los fiscales debían investigar delitos comunes y a la vez de lavado de activos. Una sobrecarga laboral.

PUEDES VER: Cusco: Juez detenido por coima también libró de prisión a alcalde de Urubamba

Justamente una de las razones de la "renuncia" a ver esos casos sería la alta carga procesal que deben atender. 

El presidente de la Junta de Fiscales Superiores, Walter Becerra Huanaco, envió el memorial al fiscal Chávarry. También envió una copia al coordinador nacional de las fiscalías de lavado de activos, Rafael Vela, para su evaluación. Todavía no hubo respuesta desde Lima al pedido de los ocho magistrados del Ministerio Público cusqueño.

Si el pedido es admitido, más de 100 casos por blanqueo de dinero -que están en etapa de investigación- quedarían "en el aire". Serían encarpetados por lo menos hasta que se designe nuevos fiscales o se cree una Fiscalía Especializada en Delito de Lavado de Activos y Pérdida de Dominio.

Según Becerra, la solución al inconveniente es la creación de una Fiscalía especializada que ve exclusivamente ese tipo de denuncias.

INFORME DE GESTIÓN

Fuentes del Ministerio Público refirieron que el memorial se originó tras conocerse el informe de gestión de resultados, una evaluación de la productividad de ese despacho fiscal que habría sido negativa. Becerra sostuvo que el informe existe, pero no quiso detallar el contenido.

"No es que no haya productividad, sino que los delitos de lavado son complejos y requieren de una investigación de tres y hasta cinco años. No es fácil", explicó.  

Añadió que la evaluación "se trata de un informe estadístico que dice que hay 100 casos; sería materia de análisis qué casos son y en qué etapa de investigación están. La verdad no hemos revisado caso por caso".

Mas bien destacó el esfuerzo que hacen los fiscales para atender esos casos en adición a sus funciones. Aseguró que varias investigaciones de lavado están formalizadas y que se están cumpliendo los plazos. "El problema son los peritajes. Un trabajo de ese tipo cuesta S/ 20 mil. En cien casos la cifra requerida es alta".