Acusados por corrupción buscan no pagar S/ 1.400 millones al Estado

La República
h
Conspiración para no pagarle al Estado

Sentencias son letra muerta. Samuel Winter ya consiguió la "caducidad" de su deuda y ahora su hermano Mendel Winter y el exministro fujimorista Carlos Boloña intentan hacer lo mismo.

El exministro de Economía del régimen fujimorista Carlos Boloña Behr ha presentado ante la Corte Suprema la declaración de la caducidad de la obligación de pagar una reparación civil de 3 millones de soles, derivada de una sentencia por actos de corrupción. Coincidentemente, el empresario fujimorista Mendel Winter Zuzunaga, también sentenciado por delitos similares, ha presentado un pedido muy parecido para no abonar una indemnización de 4 millones de dólares, expediente que se encuentra en la Corte Suprema.

Parece una coincidencia, pero no lo es. Efectivamente, hay en curso una trama por parte de los condenados que cometieron ilícitos durante el gobierno de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos para no cumplir con el abono de las reparaciones civiles.

PUEDES VER Procuraduría maneja más de 1 400 casos de corrupción de funcionarios

Las autoridades consultadas señalan que son más de 1.400 millones de soles que los sentenciados pretenderían no pagar, para lo que han recurrido a argucias legales. Por desgracia, han comenzado a ganar. El primero que lo ha conseguido es el empresario fujimorista Samuel Winter Zuzunaga, y quieren lograr lo mismo su hermano Mendel Winter Zuzunaga y el exministro Carlos Boloña.

Fue el hallazgo de uno de los audios de la corrupción que registra la conversación del juez supremo César Hinostroza con su secretaria Nuria Ríos, el 7 de mayo de este año, publicado por La República junto con la Plataforma de Investigación Periodística, lo que permitió dar con la pista de este caso.

La secretaria comunicó a Hinostroza que estaban en su despacho el exjuez supremo Javier Villa Stein y el empresario Samuel Winter. Justamente, Hinostroza y Villa Stein firmaron una resolución del 11 de noviembre de 2016 que rechazaba una queja de la Procuraduría Anticorrupción contra un fallo de la Corte Superior de Lima que declaraba caduca la deuda de 4 millones que debía Samuel Winter como reparación civil al Estado. Hinostroza y Villa Stein virtualmente avalaron el fallo de la Corte Superior.

El mismo estilo

Originalmente, Samuel Winter Zuzunaga solicitó la prescripción de la obligación del desembolso de los 4 millones de dólares, pero la Sala Superior presidida por Aldo Figueroa Navarro, y con el voto de Segismundo León Velasco, generosamente corrigieron la solicitud del empresario y señalaron que lo correcto era la caducidad y no la prescripción de la deuda.

Gracias al extraordinario favor de Figueroa y León, Samuel Winter dejó de abonar 4 millones de dólares como reparación por los delitos de corrupción que consumó durante el gobierno de Fujijmori y Montesinos. Así que su hermano Mendel Winter Zuzunaga –sentenciado a desembolsar el mismo monto y por los mismos delitos– hizo el mismo trámite y con el mismo abogado que defendió a Samuel Winter, Álex Ganoza Céspedes.

En marzo de 2017, el Cuarto Juzgado Penal Permanente de Lima declaró infundado el pedido de caducidad del pago de reparación civil que interpuso Mendel Winter.

El caso fue en apelación a la Segunda Sala Penal Liquidadora, que esta vez favoreció a Mendel Winter. Así que la Procuraduría interpuso una queja excepcional con el propósito de que la sala revisara el fallo. No se le dio la gana.

De este modo, la Procuraduría Anticorrupción dirigió una queja a la Primera Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema. Como estalló el escándalo de los audios de la corrupción, el caso ha quedado paralizado. Todavía no se resuelve.

Ahora La República ha descubierto que el exministro fujimorista Carlos Boloña, asesorado por el mismo abogado de los Winter, Álex Ganoza, en marzo de este año presentó una solicitud de caducidad de la reparación civil de 3 millones que debe abonar como condenado por delitos de corrupción en agravio del Estado. Boloña fue sentenciado por haber autorizado que se le pague 15 millones de dólares de soborno a Vladimiro Montesinos para que se fuera como refugiado en Panamá.

Con esta acción presentada por Carlos Boloña, es el tercero de la mafia fujimorista que pretende deshacerse de la reparación civil de 3 millones de soles que debería abonar en solidaridad con sus cómplices, el expresidente Alberto Fujimori, el extitular del Consejo de Ministros Federico Salas y el exministro de Defensa general EP (r) Carlos Bergamino.

Todo cuadra

El pedido de Boloña fue elevado ante la Vocalía de Instrucción de la Corte Suprema con los mismos argumentos utilizados por Mendel Winter Zuzunaga. Según Boloña, si después de 10 años el interesado en el cobro (el Estado) no ha podido cobrarse, la deuda caduca.

“En la figura de la caducidad, el derecho de cobro de la reparación civil fenece al pasar los diez años. Así hayas realizado todos los mecanismos de ley para cobrar. En cambio, la prescripción se aplica cuando el acreedor no hace nada por cobrar durante 10 años. Por eso es que la Sala aplicó la caducidad en el caso de Samuel Winter”, explicó el abogado Álex Ganoza.

Samuel y Mendel Winter, a quienes representa Ganoza, admitieron haber recibido 3 millones de dólares de las manos de Montesinos, por lo que fueron condenados por corrupción y a pagar solidariamente una reparación de 4 millones de soles.

“Samuel Winter solicitó la prescripción, pero la Sala advirtió que no era una prescripción sino una caducidad. Hay que tener en cuenta que el juez es el rey del derecho y no porque se pida equivocadamente el juez no tiene la obligación de aplicar correctamente la ley. Si yo soy un abogado que no conoce bien el derecho civil e invoco una figura que no corresponde, es el juez quien conoce correctamente el derecho y no va a dejar de aplicar la norma”, arguyó el abogado de los Winter y de Carlos Boloña.

Álex Ganoza confirmó que Boloña también persigue la caducidad.

“Al señor Boloña le han afectado (embargado) vehículos e inmuebles y hasta ahora la Procuraduría no ha rematado esos bienes para cobrarse y poder determinar cuánto se debe. Esto lo hemos pedido porque la reparación civil es una obligación solidaria y ya se ha pagado bastante plata: hay consignaciones judiciales, bienes muebles y al general Carlos Bergamino se le ha embargado su sueldo. Ya existe una considerable suma", afirmó Ganoza.

El procurador anticorrupción Amado Enco señaló que la ley no contempla un tiempo para la caducidad del pago de reparación civil, por lo que los condenados como los hermanos Winter y Carlos Boloña pretenden no cumplir con la sentencias sin sustento.

"En todos los casos de quienes adeudan dinero por reparación civil al Estado, cuyos montos en mayor número corresponden a sentenciados de los casos Fujimori y Montesinos, la procuraduría constantemente efectúa las acciones legales para acceder al pago de reparación civil", explicó Enco.

También se refirió al verdadero sentido de la acción legal de Carlos Boloña.

"La Procuraduría se ha opuesto al pedido de Boloña porque la ley no establece ningún plazo de caducidad en estos casos. Y respecto a Mendel Winter, se ha aplicado la caducidad analógicamente al plazo de prescripción, cosa que está prohibido por la propia norma porque en el Código Civil se señala que los plazos de caducidad se establecen de manera expresa en la ley, y la ley no menciona ningún plazo de caducidad para el cobro de reparación civil", indicó Amado Enco.

“Aplicar la caducidad es una leguleyada a la que están recurriendo varios abogados que defienden los intereses de este grupo de condenados por corrupción cuyas sentencias tienen más de 10 años”, precisó.

Para el procurador anticorrupción es clarísimo el interés de los condenados: no pagar, burlar la sentencia.

“De este modo se pone en riesgo el cobro de 1.400 millones de soles que es el monto correspondiente al pago de reparación civil para los casos Fujimori y Montesinos”, expresó Enco.