San Martín se inhibe de intervenir en caso de los cocteles de Keiko Fujimori

El presidente de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia, César San Martín, se inhibió de intervenir en el caso de los cocteles, que se sigue a Keiko Fujimori y Mark Vito Villanela.

Por lo tanto, no intervendrá en la resolución de la demanda de casación presentada por la defensa de la pareja Fujimori-Villanela para que se realice un control de plazo de la investigación por lavado de activos que realiza el fiscal José Domingo Pérez.

San Martín señala que toma esta decisión ante un pedido de la defensa de Fujimori que sospecha de su imparcialidad, a partir de una declaración que el magistrado supremo dio ante la comisión del Congreso que investiga el caso Madre Mía.

Anta que la imparcialidad, es un elemento que integra el contenido esencial del debido proceso. “Es verdad que las apariencias son fundamentales, en tanto resulten razonables, para justificar objetivamente el temor de parcialidad. Acepto estas premisas como esenciales de la garantía genérica de un proceso justo y equitativo”, enfatizó el juez supremo.

En virtud de esta decisión, el Tribunal Supremo convocará a otro juez supremo para integrar la sala que la próxima semana definirá el recurso de casación.

Además, San Martín se puso a disposición de la Sala Plena de la Corte Suprema para que dilucide si cometió una falta ética o disciplinaria al llamar al expresidente de la Corte Superior del Callao Walter Ríos para pedirle interceder en un proceso a su favor.

“Desde ya reitero el error cometido, a tono con el estándar de moralidad pública actualmente asumido por la sociedad”, subraya el magistrado. Añade que considera que no es una falta grave que requiera la intervención del CNM.

Te puede interesar