Por más emprendimiento

8 Ago 2018 | 6:00 h

Perú al bicentenario

Dante Fernández, Red de jóvenes emprendedores.

Tras 197 años de vida republicana aún persiste una promesa incumplida, la construcción de un Estado moderno que libere las potencialidades creativas de su población y aproveche los recursos de su territorio. Ello significa disminuir la dependencia de una economía primaria exportadora para salir del subdesarrollo, fomentar cultura empresarial con innovación tecnológica e invertir en ciencia y tecnología para transformar al país en una economía industrializada de cara al bicentenario. Hay un empresariado moderno, competitivo y eficiente que ve en el mercado global la oportunidad para estimular su creatividad ante el desafío del mercado internacional. Los jóvenes emprendedores son los llamados a crear más empleo, bienestar y riqueza. El reto, posicionar al Perú en el mercado global, forjar un país poderoso con visión de futuro.

Emprender es posible

Cristina Luna, bloguera, Cuaderno Borrador.

Tener una idea de negocio y echarla a andar es un reto al que muchos se enfrentan y que pocos deciden lanzarse. La idea es acunada en la mente del emprendedor, el cual decide dejar horas de sueño y apostar patrimonios por ella. Esto lo pude ver en Ruraq Maki, la gran exposición de artesanía que el Ministerio de Cultura llevó a cabo durante Fiestas Patrias. El artesano es un empresario que trazaba estrategias comerciales que atraían a sus clientes. Muchos de ellos demostraban en vivo su destreza en la realización, no pocos se enfocaban en la post venta para fidelizar a su cliente y bastantes daban a conocer su Facebook mientras estaban abiertos a aceptar dinero plástico. Emprender es posible. Lograr que la propuesta a veces trazada en el calor de una conversación se convierta en una realidad, también lo es. Los artesanos me lo han confirmado, una vez más.

Te puede interesar