Dictan prisión para regidor que golpeó a su conviviente

Un año de prisión. José Carrera León, concejal de Guadalupito, de un certero golpe en el rostro desmayó a su pareja.

Un año de prisión. José Carrera León, concejal de Guadalupito, de un certero golpe en el rostro desmayó a su pareja.

Lindberg Cruzado

Chimbote

El Primer Juzgado Penal Unipersonal de la Corte Superior de Justicia del Santa condenó a un año de pena privativa de la libertad efectiva a un regidor de la Municipalidad Distrital de Guadalupito por haber propinado un certero golpe en el rostro a su conviviente, dejándola tendida en el pavimento, en el distrito de Nuevo Chimbote (región Áncash).

El juez David Aguilar Ponce dispuso que José Manuel Carrera León de 44 años sea recluido en el penal de Cambio Puente tras hallársele responsable del delito contra la vida, el cuerpo y la salud en la modalidad de agresiones contra las mujeres. Durante la audiencia el magistrado enfatizó que este delito es castigado en el marco de la Ley Nº 30364 y se paga con pena efectiva.

Según la investigación fiscal, el pasado 3 de febrero del año en curso el concejal se encontraba en compañía de su conviviente en una reunión en el asentamiento humano Los Olivos; sin embargo, al promediar las once de la noche la mujer le manifestó que se iría a celebrar a otro lugar, hecho que enfureció al hoy sentenciado, quien tras insultarla en reiteradas oportunidades con palabras soeces le propinó un puñete en el rostro, originando que la víctima cayera al piso y quedara inconsciente.

Fueron los vecinos de la zona quienes dieron aviso a los serenos del distrito, quienes detuvieron al atacante y lo trasladaron a la comisaría de Buenos Aires, para luego ser puesto a disposición del Ministerio Público, que solicitó prisión preventiva al advertirse que los delitos por violencia familiar o contra las mujeres se sanciona con cárcel efectiva, disponiendo que este caso sea llevado a juicio inmediato.

Tras la cobarde agresión Carrera León fue detenido, pero la juez Gabriela Saavedra le otorgó comparecencia simple y fue dejado en libertad, mientras seguía la investigación. 

Tras evaluar todos los elementos que pesaban en su contra y pese a que la mujer intentó desistirse de la denuncia, el juez decidió condenar al agresor. De inmediato se ofició a la Policía Judicial para su inmediata ubicación, captura e internamiento en el recinto penitenciario.

En su defensa el agresor alegó que la cachetada que le propinó en el rostro a la fémina fue de broma y por un simple juego entre ambos, negando así haberla arrojado al suelo, pese a las acusaciones de los vecinos del lugar, quienes presenciaron este cobarde hecho. 

CLAVE

La agraviada en un primer momento habría indicado que el regidor la golpeó porque no quería que lo deje solo en una reunión familiar donde libaba licor y que al salir del lugar, este salió tras ella para agredirla. Posición que cambió en el proceso de la investigación.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO