Operadores de Cavassa y Castillo siguen en la ONPE

Elecciones 2018. Además del jefe interino, Manuel Cox Ganoza, hay otros funcionarios en puestos claves que tendrán a su cargo la organización de los comicios regionales y municipales de este año. Uno de ellos es Carlos Paz, quien lejos de iniciar investigaciones claras se dedicó a perseguir a los funcionarios que hacían las denuncias.

Elecciones 2018. Además del jefe interino, Manuel Cox Ganoza, hay otros funcionarios en puestos claves que tendrán a su cargo la organización de los comicios regionales y municipales de este año. Uno de ellos es Carlos Paz, quien lejos de iniciar investigaciones claras se dedicó a perseguir a los funcionarios que hacían las denuncias.

Las elecciones municipales y regionales de octubre pueden verse afectadas debido a que en la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) se mantiene buena parte de los hombres de confianza del suspendido Adolfo Castillo Meza, y, por ende, del operador José Cavassa Roncalla, hoy preso por presuntamente formar parte de la mafia conocida como “Los Cuellos Blancos del Puerto”.

El jefe interino de la ONPE, Manuel Cox Ganoza, fue nombrado mediante resolución N° 00134-2018 que firma Heber Roa Ojeda, el hombre de confianza de Castillo. Roa fue el primero en suceder al exjefe de la ONPE después de que el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) lo suspendiera por la presunta inscripción irregular del partido Podemos Perú, de José Luna.

Siguen los cargos

Tras el remezón todo volvió a estar como en la época de Castillo. Heber Roa ha retomado su cargo de secretario general. También se mantiene el gerente de Asesoría Jurídica, Iván Pereyra Villanueva, quien contrató abogados por 160 mil soles para investigar las denuncias relacionadas con Podemos Perú, pero se dedicó a perseguir a quienes denunciaban la corrupción.

Susana Guerrero, exasesora jurídica de la ONPE que denunció las irregularidades, advirtió que otro de los hombres de la gestión anterior que se mantiene en la ONPE es Alfredo Mora Ito, quien fue gerente general y era mano derecha de Fernando Obregón Mansilla, el otrora poderoso asesor de Castillo. Mora ha vuelto a su puesto de encargado de la Oficina de Seguridad y Defensa Nacional.

También sigue en su cargo el secretario técnico de procedimientos disciplinarios, Carlos Paz Bustamante, quien en lugar de investigar los favorecimientos a Podemos Perú abrió procesos administrativos contra los funcionarios que denunciaron irregularidades, como Susana Guerrero y Yorlank Arenas (funcionario que alertó las maniobras a favor del partido de José Luna).

Paz trabajaba con Ricardo Pajuelo Bustamante, exsecretario general del suspendido jefe de la ONPE.

URGEN CAMBIOS

El especialista en temas electorales Fernando Tuesta Soldevilla sostuvo que el nuevo jefe de la ONPE, Manuel Cox, ha dado un paso importante al sacar a algunos funcionarios de la gestión de Castillo que tenían a su cargo las gerencias fundamentales y han ingresado profesionales con experiencia a cargos importantes.

Sin embargo, advirtió que todavía quedan funcionarios de la gestión anterior en puestos claves. Recalcó que una buena señal sería que se prescinda de ellos, así no hayan estado directamente comprometidos con las irregularidades.

“La institución necesita enviar mensajes claros a la ciudadanía y a los candidatos. Es cierto que Obregón estuvo coludido con Cavassa, quien está preso ahora, y metieron gente en los diferentes niveles y no solo en Lima sino a nivel nacional”, señaló.

Para Julio César Castiglioni, el actual jefe de la ONPE puede dejar sin efecto las designaciones de los nombrados por su cuestionado antecesor pues los cargos de confianza no gozan de estabilidad laboral.

“Se tiene que cambiar a todos los funcionarios y si es necesario que la Contraloría intervenga la ONPE, que no solo controla los gastos administrativos sino todos los manejos del proceso electoral, como el CNM en su campo”, declaró.

Más anomalías

Por otro lado, la exfuncionaria Susana Guerrero alertó que la llegada del actual jefe interino del ente encargado del proceso electoral no implica un cambio real.

“Siguen los mismos, no se han hecho cambios sustanciales. Cox y la mayoría de los que están en la ONPE son parte de la gestión de Castillo, cuyo cargo quedó en stand by porque desactivaron el CNM”, dijo.

Alertó que Cox ha tomado medidas que convierten en anómalo su actual cargo. Precisó que ha emitido una resolución irregular designando como gerente general a Iracema Lozano Menéndez, quien era gerente de administración.

“Al emitir una resolución encargando la gerencia general, no está cumpliendo con el presupuesto (condiciones) que establece esa resolución. No puede dejar su cargo pues es la condición para ser jefe interino. Si deja el puesto ya no puede ser jefe interino, se queda en el aire y quien debería asumir es la nueva gerente general”, sustentó.

El operador que era “hermano” del exconsejero Guido Aguila

- La influencia del operador montesinista José Cavassa en la ONPE se conoció tras la denuncia de irregularidades en la inscripción del partido Podemos Perú, de José Luna.

- Luego se supo de sus vínculos con el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), cuando, en uno de los audios, se escuchó al exjuez Walter Ríos decirle a su esposa que este personaje es muy cercano al exconsejero Guido Aguila, al punto de llamarlo "mi hermano".

- Además, José Cavassa –hoy detenido como parte de la mafia de "Los Cuellos Blancos del Puerto"– era asesor de informática en Telesup, la universidad privada de José Luna.

- Sus amistades en el CNM podrían haber influido en el nombramiento precisamente de Adolfo Castillo al frente de la ONPE. Nada es casual.

 

awf

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO