Política

En Arequipa, al unísono: “Que se vayan todos”

La Republica
undefined,undefined,

Ayer, manifestantes exigieron el cierre del Congreso y plantearon al presidente, Martín Vizcarra, convoque nuevas elecciones. Hubo movilizaciones en la mañana y la noche. “No eran jueces sino delicuentes”, retumbó como otro de los lemas de guerra.

“Que se vayan todos” fue el grito de consenso de quienes salieron a las calles de Arequipa para protestar en la segunda marcha contra la corrupción. Se realizaron varias movilizaciones en Arequipa. 

Durante la mañana, integrantes de la Federación Departamental de Trabajadores de Arequipa (FDTA) realizaron una marcha. Construcción Civil acompañó.  Paseaban una bandera peruana gigante, a la que habían pegado un lazo negro. 

PUEDES VER: Quejas de usuarios por mal servicio telefónico en Arequipa aumentan

“Disuelvan el Congreso”, gritaban mientras paseaban por las calles del centro histórico. En el portal de la Municipalidad en la plaza de Armas, tres obreros desmontaban un estrado donde el día anterior se realizó el concurso de belleza para elegir a la reina de Arequipa. Los manifestantes obligaron a los obreros a detener sus labores, para participar de la marcha por unos minutos. 

El grupo llegó hasta el atrio de la Catedral e ingresaron a la Plaza de Armas. A los pies de la pileta, trajeron dos lavadores con detergente. Los dirigentes Jorge del Carpio, José Luis Chapa de la FDTA y Andrés Saya de Construcción Civil fueron los únicos que participaron de este acto. 

Chapa indicó que se podía apreciar la corrupción en todos los poderes del Gobierno y no solo en el Judicial. La gota que derramó el vaso fue la elección del fujimorista Daniel Salaverry como presidente del Congreso. La mayor exigencia fue la disolución del Congreso de mayoría fujimorista. 

Los trabajadores de Construcción Civil que paseaban la bandera gigante se metieron a la renovada pileta de la plaza de Armas con zapatos y todo. Lavaron la bandera y anunciaron que volverían a salir a las calles horas más tarde, para la movilización de la noche, que fue la más multitudinaria. 

A las 17:00 horas, inició la concentración de manifestantes en la plaza España. La consigna de esta manifestación también fue que se vayan todos. 

Encabezando la marcha, se encontraba un hombre vestido de cura. Atrás suyo, se paseaba un ataúd que representaba a los tres poderes del Estado. La manifestación empezó teniendo una extensión de dos cuadras, pero fue creciendo hasta llegar a la plaza de Armas. Personas se unían a la manifestación. 

“La indignación es tal, que es imposible no salir a las calles para cambiar este sistema podrido y corrupto”, señaló Saturnino Sardón, un hombre de edad que salió a marchar y felicitó la participación de los jóvenes. 

“No eran jueces, eran delincuentes”, era una de las  arengas más cantadas durante la manifestación, que recorrió las calles Peral, San Camilo y Mercaderes, para culminar en la plaza de Armas. 

Hoy el presidente Martín Vizcarra se dirigirá a la Nación en un mensaje presidencial. Muchos coincidieron en que el presidente debería convocar a una nueva elección y disolver el Congreso

Mike Larico, un joven dirigente del Frente Amplio, llevaba consigo una bandera distinta. Los colores rojos se cambiaron por negros. Señaló que, en este aniversario de la Independencia, no se tiene nada que celebrar. “No tenemos nada que festejar, estamos de luto por el nombramiento de la mesa directiva del Congreso y por el Poder Judicial corrupto”, señaló. 

Al llegar a la plaza de Armas, realizaron una ceremonia con el ataúd en el que enterraron simbólicamente a los tres poderes del Estado. Cantaron el Himno Nacional y varias personas tomaron el micro para improvisar un pequeño mitin.