De cómo la mafia se enteró de que los estaban escuchando y su contraataque

La Republica
Publicidad
Crisis en el sistema judicial / Publicamos nuevos audios

Audios. La existencia de un audio que confirmaba pagos en los concursos del CNM rompió el hermetismo de las investigaciones. Walter Ríos creó una sala y puso al juez Roque Huamancóndor. De esta manera, ellos tenían manos libres para acceder a las grabaciones.

Walter Ríos: Mira, acá lo van a apoyar varias gentes. Yo creo que como garantía –él está un poco lejos–.

Asesor: Sí, Tacna.

Walter Ríos: Una es esperar un año, la otra es que ahorita lo apoyen con todo, entonces como garantía yo creo que él tiene que dar algún monto.

Asesor: Claro.

Walter Ríos: Que personalmente vamos a conversar. Como garantía, si no pasa nada, lo devolvemos. Estoy pensando en 10 verdecitos. Proponle, pero como garantía, yo le doy mi palabra.

La conversación entre el juez superior y presidente de la Corte Superior del Callao, Walter Ríos Montalvo, y su asesor Gianfranco Paredes Sánchez marca la caída de la red de corrupción que se había extendido del principal puerto del país hasta la Corte Suprema de Justicia, pasando por el Consejo Nacional de la Magistratura.

El audio fue grabado por los agentes del Grupo Constelación a mediados de abril y generó un gran impacto entre policías y fiscales que participaban en las escuchas.

Ese impacto provocó involuntariamente que se rompiera el secreto con que se desarrollaron las investigaciones, según ha recogido La República, entre investigadores e investigados.

Corrupción judicial

Desde hace años se habla de pagos a los integrantes del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) para obtener una plaza en la Fiscalía o el Poder Judicial o para ascender en la magistratura.

Hoy, con ese audio, se ha constatado que el rumor era real y la frase empezó a propagarse por los pasillos de los edificios judiciales. Fue imposible contenerla y llegó a los oídos de Ríos y sus colaboradores.

El éxito de la investigación de la fiscal Rocío Sánchez Saavedra estuvo en el secreto con el que se desplegaron las escuchas desde que en agosto del 2017 un equipo de la Dirección de Criminalística le propuso interceptar una serie de números telefónicos para identificar al brazo legal de una organización dedicada al sicariato y las extorsiones en el Callao.

Hasta ese momento, solo la fiscal, el juez Cerapio Roque Huamancóndor, sus colaboradores más cercanos y un pequeño grupo de policías conocían de las escuchas y que los jueces eran el blanco de las pesquisas.

Entre agosto y noviembre se interceptaron los teléfonos de Javier Enrique Gonzales Carrión alias “Negro Javi”, Juan Fernando Osorio Padilla y Julissa Vera Murillo, quienes integraban una organización que captaba burriers para llevar droga a España.

El 11 de diciembre, la policía informa a la fiscal que producto de las escuchas telefónicas se habían descubierto presuntos actos de tráfico de influencias en la Corte Superior del Callao.

Brazo legal

La fiscal Sánchez pudo dejar el caso en ese momento y pasar el tema a una fiscalía anticorrupción, pero decidió seguir adelante. Se dice que usó una técnica de investigación que emplea la Audiencia Nacional de España.

Esto es, seguir con las escuchas, en una nueva carpeta, hasta tener algo concreto que derivar o informar a sus superiores. En el informe de policía se hacía referencia a una llamada telefónica realizada el 31 de octubre por el abogado y exjuez Víctor León Montenegro con el presidente de la Corte Superior del Callao, pero todavía no había una idea concreta de esta red.

En otras escuchas, León Montenegro se había ufanado de tener grandes influencias en la magistratura y llegaba incluso al juez supremo César Hinostroza.

El 15 de enero, la fiscal dio inició oficialmente a la nueva investigación, que tuvo cuatro objetivos, incluyendo los teléfonos de Ríos Montalvo e Hinostroza Pariachi.

A esta presunta organización ilícita se le bautizó como “Los Cuellos blancos del Puerto” Además de las escuchas se desplegó un operativo, con agentes de inteligencia policial, para fotografías y grabar en videos las reuniones de los jueces con los abogados, que permitieran corroborar lo que hablaban por teléfono.

Como en la primera investigación, el juez Roque Huamancóndor autorizó las escuchas y todo el operativo policial. Él personalmente guardaba todos los documentos del caso, para evitar cualquier filtración.

El juez desconocía la identidad de las personas a las que les levantaba el secreto de las comunicaciones, pero por la transcripción de las conversaciones que la fiscal incluía en su solicitud, era evidente que se trataba de magistrados en puestos importantes.

Desde agosto hasta mayo, el magistrado emitió ocho resoluciones de levantamiento del secreto de las comunicaciones. Las dos primeras a la organización de narcotráfico y seis a los presuntos integrantes de su brazo legal.

“10 verdecitos”

Sin embargo, el secreto se rompió tras escuchar al presidente de la Corte Superior del Callao pedir “10 verdecitos” para ayudar a un fiscal de Tacna a ser nombrado en un plaza de fiscal adjunto, lo cual, además, por otras conversaciones con un integrante del Consejo Nacional de la Magistratura escuchadas, había logrado.

Por eso, esa frase escapó al secreto de las investigaciones, pero incompleta. Lo que empezó a circular era que se había grabado la conversación de un consejero pidiendo los 10 mil dólares a un postulante.

A partir de allí, le red de corrupción se pone en alerta. Lo primero que buscaron averiguar es quién los estaba escuchando. Al tratarse de un juez superior supusieron que la investigación estaba a cargo de una fiscalía supraprovincial anticorrupción o las de crimen organizado, con sede en Lima.

Contraataque

Allí fueron a buscar, fiscalía por fiscalía. Al cabo de unos días supieron que ninguno de los fiscales de Lima sabía nada. Además, al preguntar directamente por una interceptación telefónica a cada juez superior, estos respondieron que ese caso solo podía corresponder al fiscal de la Nación.

A Pablo Sánchez no podía llegar. A partir de entonces el blanco de su búsqueda fueron los fiscales recolectores. Por esto, en mayo se activó una campaña mediática contra el fiscal Isauro Fuentes Rivera, que buscaba su cambio, para poder tener acceso a las escuchas.

Como fiscal recolector, Fuentes tiene acceso a todos las resoluciones de levantamiento del secreto de las comunicaciones. Su función consiste en verificar que el personal de la policía ingrese a los equipos de Constelación, los números telefónicos, autorizado por el juez. No otros.

Luego, recoge los informes de la policía y los traslada a los fiscales que han solicitado este trabajo. Allí comienza y termina su función. Él no decide ni dirige nada.

En algún momento, la red logró averiguar que los teléfonos interceptados eran el de Walter Ríos y César Hinostroza y que la autorización la había firmado un juez del Callao.

Pero se encontraron que Roque Huamancóndor era impenetrable. Entonces, lo promovieron, a partir del 1º de junio, como juez superior integrante de la Sala de Apelaciones Transitoria, creada en febrero por el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez.

Además, ampliaron la competencia del 11º Juzgado de Investigación preparatoria, a cargo del juez Ramiro Vila Oré, para ver en exclusiva los procesos referidos a corrupción de funcionarios y criminalidad organizada, para obligar a Roque Huamancóndor a entregar el expediente de las escuchas.

El juez resistió 10 días, tomando vacaciones, para no entregar el expediente de las escuchas. Al final, luego de advertir a la fiscal Sánchez de su sorpresiva promoción como juez superior, trasladó el expediente a Vila Oré y todo se conoció en el Callao.

Los policías lo descubrieron inmediatamente. De pronto, nadie hablaba por teléfono. Cumplido el objetivo, el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial, que preside Duberlí Rodríguez, desactivó la Sala de Apelaciones y, 10 días después, Roque regresó a su despacho.

Por las actividades de seguimiento, la policía se enteró de que todo el expediente de las escuchas había sido fotocopiado y que se empezaría con un ataque legal al trabajo de la fiscal Sánchez.

Por esa época, el juez César Hinostroza disfrutaba del mundial de fútbol, en Rusia. A su regreso se encontró con la crisis, aunque nunca imaginó su alcance.

Fue entonces que alguien que participaba en las investigaciones y tenía acceso a los audios decidió acudir a la prensa. Esa, consideraron, era la única forma de que la investigación no fuera destruida. La opinión publica debía enterarse de cómo se tomaban las decisiones en el PJ y cómo se decidían los nombramientos y ascensos en el CNM.

Marsano

- El abogado Rubén Nieto pide una reunión con Gianfranco Paredes, asesor del presidente de la Corte. Tom Marsano es un empresario con un juicio por varios millones en el Callao.

13/marzo/2018

Gianfranco: Buenos días.

Rubén: Sí. Buenos días, doctor Gianfranco Paredes.

Gianfranco: Sí.

Rubén: ¿Cómo estás? Te habla Rubén Nieto, conversé anoche contigo.

Gianfranco: Ah, ¿cómo está, doctor Rubén? Sí.

Rubén: ¿Cómo estás? ¿Tendrás tiempo para reunirnos?

Gianfranco: Ahora, son las 11.

Rubén. Dime.

Gianfranco: A ver, a la 1 tengo que estar en un punto. A las 12. Ahorita, ¿dónde está usted físicamente?

Rubén: Acá, estoy en el Callao, hermano.

Gianfranco: ¿Usted es el abogado, no?

Rubén: Sí, sí, sí. Soy el asesor de la empresa, en realidad. Soy el asesor del gerente general para reunirnos con el gerente general, con Tom, sí lo conoces a Tom también.

Gianfranco: Al señor...

Rubén. Marsano, Tom Marsano.

Gianfranco: Ah sí, sí, claro, sí lo conozco.

Rubén: Para reunirnos, qué tal te parece, estamos acá en el Callao, no podemos reunirnos ahora, pues.

Gianfranco: Ya, pero déjame ver el tiempo.

Rubén: Acá estamos en la Argentina, en la cuadra 37.

Gianfranco: En unos 15 minutos.

Rubén: Claro, porque yo saco el carro y nos reunimos, vamos al toque, dentro de 15 minutos, ya hermano, quedamos.

Visita Ocma 1

El abogado llamado “Chiri” conversa con Jhon, quien seria el chofer del presidente de la Corte Superior del Callao, para que se emita una resolución al terminar la visita de la OCMA.

15/marzo/2018

Chiri: ¿Hablaste?

Jhon: Ya hablé con ella, ahorita.

Chiri: ¿Para mañana?

Jhon: No, no para mañana no.

Chiri: ¿Sino?

Jhon: el día lunes me va a dar el proyecto.

Chiri: Ya bacán, ¿a qué hora?

Jhon: Me lo va a dar en un USB, para que lo revises todo, como esta hecho el proyecto y si dices, "ya correcto", correcto y como el martes viene OCMA, hay que hacer las cosas con calma, no hay que hacer mucho acercamiento, me dice. El viernes, me dice, el otro viernes, que se va la OCMA alas 4:00 de la tarde, estoy sacando la firma, todo y lo colaamos en el sistema, me dice.

Chiri: Ya bacán.

Jhon: Con tranquilidad, me dice, el viernes ya lo estoy sacando, viernes 23 que se va OCMA, OCMA se va a las 4:00, me dice. Yo lo estoy colgando, ya firmado por el especialista, todo.

Chiri: Ya bacán.

Jhon: El proyecto te lo voy a dar el lunes, me dice, en USB, para que lo revisen.

Chiri: Bacán, bacán.

Jhon: Ya, así que dile a la doctora, que ya va.

Chiri: Listo.

Jhon: Mira ah, yo ya cumpli , ahora cumpleme,pe.

Chiri: Claro pe oe el viernes, el lunes, claro, pe.

Jhon: El lunes te voy a llevar el USB para que tú lo revises.

Chiri: Ya, hermanito.

Visita OCMA 2

Jhon le informa a Chiri que la jueza a cargo de un caso se niega a ayudar porque se trata de un caso que involucra al Ministerio de la Producción y generará la intervención de la OCMA.

15/marzo/ 2018

Jhon: El otro no va, cholo.

Chiri: ¿De la casa siete?

Jhon: Lo de la casa siete no va, eso ya tú sabes. Lo otro, lo que había presentado el Gordo.

Chiri. ¿Cuál huevón?

Jhon: Que tú me dijiste, dile que vaya la medida cautelar.

Chiri: Ah, ¿ lo ha revisado?

Jhon: Lo ha revisado, huevón, todo boca abajo, no va esa huevada, dice. Es de Pesquería, Produce.

Chiri: Ya.

Jhon: No va esa huevada dice. Por esa huevada casi han destituido a Nieto, Hinostroza también estuvo metido, ese caso es del 2011. Tas’ loco, me dice. Ese caso es de Jeanfranco, no es del doctor.

Chiri: ¿Ah sí?

Jhon: No, yo quiero hablar con el doctor, me dice. Ese está loco, me dice. Me ha ofrecido a mí el 10%, que mamita ya te vas, firma nomás, que esto, que lo otro, que te vas a ir a España. ¿Qué tiene ese chiquillo?, me dice? ¿Qué confianza le he dado yo, para que me diga eso? Mira, el huevón de Jeanfranco, no.

Chiri: ¿Se ha mandado.

Jhon: Se ha mandado y la tía me dice, ese ta’ loco. No va, me dice. Eso trae cola, eso es de Produce.

Chiri: Ya.

Jhon: Eso lo ha tenido Salinas, también. Eso le va a jalar cola al doctor. Tú firmas y al día siguiente viene la OCMA, me dice.

Chiri: Ya. Y lo de la casa siete, de repente voy a revisar bien el caso, Voy a conocerlo bien y de repente contraargumentamos a la amiga, porque bueno, si hay cuatro condenas, efectivamente, no iría, pero de repente hay una salida.

Ordenan impedimento de salida del país de Rodríguez Pebe

- A pedido del fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, el juez supremo de investigación preparatoria, Luis Cevallos, ordenó el impedimento de salida del país del consejero Julio Gutiérrez Pebe.

- Las escuchas realizadas por la fiscal Rocío Sánchez han derivado, hasta el momento, en tres investigaciones. Sánchez verá los actos ilícitos que se circunscriban al Callao.

- La fiscal anticorrupción Norah Córdova investigará al expresidente de la Corte Superior del Callao Walter Ríos y otros actos que salen de la jurisdicción de la Provincia Constitucional.

- El despacho del fiscal de la Nación se encargará de investigar los actos del juez supremo Duberlí Rodríguez y de los integrantes del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM). Hasta ahora ha pedido y logrado impedimento de salida del país para Gutiérrez Pebe y César Hinostroza Pariachi.

- Además, se han iniciado investigaciones disciplinarias en la Fiscalía Suprema de Control Interno y la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA). Aunque el comienzo no ha sido el ideal al pedir los audios a IDL-Reporteros y Panorama.

Presiones

El presidente de la Corte del Callao, Walter Ríos, pide a ‘Panchito’ ayudarlo a mejorar la situación laboral de su esposa

12/abril/2018

Ríos: Panchito, Walter Ríos...

Panchito: Mi querido amigo, como está, buenos días.

Ríos: Disculpa que te moleste...

Panchito: No, qué ocurrencia, con todo gusto.

Ríos: Panchito, disculpa, hermano… se trata, para no incomodarte mucho, mi esposa es defensora pública del Ministerio de Justicia.

Panchito: Ya.

Ríos: Y hay un director que de alguna manera la está incomodando. Yo no sé si tú me puedes hacer la gauchada de hablar con el hombre.

Panchito: Por supuesto, he estado anteayer con él en la mañana y tengo algunos temas que tratar pendientes... con el mayor gusto.

Ríos: Por ejemplo, una forma de molestarla, hermano, a ella la pusieron a un curso y este huevón la ha sacado, disculpa la grosería, estoy indignado realmente... y de ahí la quiso sacar de su lugar para mandarla a otro lugar, cuando su especialidad de ella es infractores, tu sabes que los defensores públicos ganan 4 mil soles, es un CAS. Mi mujer está ahí porque le gusta su chamba pues, hermanito.

Panchito: Ningún problema, Walter, con el mayor gusto. Cómo haríamos… me pasas por WhatsApp…

Ríos: Por WhatsApp el nombre y el cargo de este pata para que lo enderecen y el nombre de mi mujer.

Panchito: Sin ningún problema.

Ríos: Ya pues, panchito.

Panchito: Yo converso con mi amigo y te respondo a la brevedad.

Ríos: Hazme ese favor… cuanto antes.

Panchito: Yo me comunico con el amigo.

Ríos: Discúlpame la molestia.

Fuente: IDL reporteros

Ascensos

Presidente de la Corte del Callao le dice a Miguel que para ascender debe cumplir ciertos requisitos.

23/enero/2018

Walter: Hermanito, Walter, habla con mi asesor, el Gordo, te va a buscar para el tema de tu subida. Más bien sería bueno llamarlo a mi despacho, en privado, para que nadie escuche, ¿ya, hermano?

Miguel: Ya, hermanito.

Walter: Él te va a explicar lo que quiero de ti para subirte, una estrategia. Me presiona Obando para que suba a Butrón, ni cagando lo voy a subir a ese huevón, y me presiona Daniel para que te suba a ti. Yo te prefiero a ti, pero hay ciertas condiciones que cumplir, ¿ya, hermanito?

Miguel: Ya, gracias, gracias.