¡Increíble! Antes de salir de vacaciones, Hinostroza programó audiencia de caso Keiko

Mientras se discute quién es la enigmática señora K, la Corte Suprema anunció que el 18 de agosto definirá si la Fiscalía puede seguir investigando a Keiko Fujimori.

12 Jul 2018 | 9:30 h

El juez supremo César Hinostroza Pariachi tomó vacaciones por 30 días, a partir del 11 de julio de este año. Pero, antes de irse a descansar programó para el 17 de agosto próximo, la audiencia de vista de la casación de Keiko Fujimori y su esposo Mark Vito Villanela, en la investigación por lavado de activos.

Así, lo dejaba todo listo para resolver, a su regreso de vacaciones, el 11 de agosto, lo que ya se empieza a conocer, en los pasillos judiciales, como el “expediente K”. Tal vez por esto, el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial se apresuró la noche del miércoles a desactivar la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema, que presidía Hinostroza, a partir del 31 de julio de este año.

PUEDES VER César Hinostroza: “No se negoció nada”

Hinostroza ya no podrá intervenir en ese proceso. Los procesos que veía el referido tribunal, como el “expediente K”, se distribuirán entre la Sala Penal Permanente, que preside el juez César San Martín, y la Primera Sala Penal Transitoria, que encabeza el juez José Luis Lecaros Cornejo.

La redistribución de expediente procurará mantener la fecha de las audiencias programadas, anunció la Corte Suprema.

El recurso de casación presentado por los abogados de Keiko Fujimori y su esposo buscan revocar una resolución de la Sala Penal Nacional de Apelaciones que autorizó a la fiscalía, bajo la Ley de Crimen Organizado, a ampliar el plazo de las investigaciones en el caso de los fujicócteles y las aportaciones de la ONG LVF Liberty Institute.

Contra esa resolución, la defensa de la líder de la primer fuerza política del Congreso de la República presentó un recurso de casación, que el 4 de julio último fue admitido a trámite por el tribunal que presidía Hinostroza.

En la época en que se discutía la admisibilidad de dicho recurso de casación, se produjo la conversación, objeto de interceptación telefónica, entre un desconocido y el juez Hinostroza, en la que se habla de una reunión con una enigmática “señora K” de la “fuerza número 1”.

Keiko Fujimori ha negado ser esa “señora K” y asegura que la reunión no se produjo. En tanto, Hinostroza se niega a revelar la identidad de esa persona y de su interlocutor. Lo que llama la atención es que pese a las graves acusaciones de que es objeto, se haya dado el tiempo, para programar una audiencia de un caso con contenido político, parte de las alegaciones en su contra.

Te puede interesar