Fallece uno de los héroes anónimos del Caso La Cantuta

Carlos Paucar
h

Guillermo Catacora Arroyo murió en Italia a los 87 años, según informó uno de sus hijos al periodista Martin Riepl.

Uno de los héroes anónimos que permitieron encontrar las fosas de los estudiantes asesinados en el caso de la matanza de La Cantuta, Guillermo Catacora Arroyo, ha fallecido. Así lo informó el periodista Martin Riepl en su cuenta de Facebook, donde señala que el hijo del artesano lo llamó para darle la noticia.

PUEDES VER: Reciclador de cartones y un artesano fueron los artífices del mapa de Cieneguilla

“Falleció lejos de casa, en Italia, a los 87 años”, señala Riepl, y rememora una frase que le dijo Catacora: “Llevamos a la cárcel a un presidente, y nadie se acuerda de nosotros”.

Catacora, artesano en cachos de toro, y Justo Arizapana, reciclador de basura, trazaron el mapa hacia la quebrada de Cieneguilla donde los integrantes del grupo Colina enterraron los restos calcinados que los incriminaban.

La casualidad y su trabajo de reciclador hicieron que Arizapana estuviera durmiendo en la quebrada de Cieneguilla, aquella madrugada del 25 de abril de 1993, cuando los militares trasladaron los cuerpos calcinados a ese lugar.

El reciclador los vio y de inmediato pensó que podían ser los cuerpos de los estudiantes de La Cantuta. Fue allí que buscó a su amigo Catacora Arroyo y juntos elaboraron el mapa de Cieneguilla.

Catacora relató la historia a Edmundo Cruz Vílchez, el reconocido periodista de La República que investigó el caso. En “La Cantuta en la boca del diablo”, documental dirigido por Amanda Gonzales, el reportero entrevista a Catacora en el distrito de Comas.

Allí le relata: “Arizapana vino a contarme acá mismo… Fuimos en la noche y hemos descubierto las fosas, de esa manera… Un profesor de la Universidad de San Marcos me dijo anda donde tu paisano el doctor Roger Cáceres y cuéntale a él. Entonces hicimos el croquis…”.

El mismo Martín Riepl recuerda tras anunciar el deceso que “el Caso Cantuta fue argumento fundamental para lograr la extradición de Alberto Fujimori y su posterior juicio y condena como autor mediato de aquellas muertes”.

Guillermo Catacora Arroyo, uno de los humildes héroes de pueblo, uno de los artífices del mapa de Cieneguilla, debe tener un lugar principal en el recuerdo de la búsqueda de la justicia y la defensa de los derechos humanos en el Perú.