Alas Peruanas tras la campaña para evitar fiscalización de SBS

Intereses comunes. Para preservar inversión de S/ 402 millones en Universidad Alas Peruanas, directivos ligados a negocio de familia Ramírez recurrieron a congresistas fujimoristas para bloquear proyecto de ley.

Intereses comunes. Para preservar inversión de S/ 402 millones en Universidad Alas Peruanas, directivos ligados a negocio de familia Ramírez recurrieron a congresistas fujimoristas para bloquear proyecto de ley.

Exdirectivos de la Cooperativa de Servicios Múltiples Alas Peruanas, que gerencia Fidel Ramírez Prado, tío carnal del excongresista fujimorista Joaquín Ramírez Gamarra, participan de una campaña en el Congreso para que no se apruebe el proyecto de ley que permite a la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) fiscalizar las actividades de todas las cooperativas, incluyendo, por supuesto, Alas Peruanas.

Como informó La República, en 2017 la Confederación Nacional de Cooperativas del Perú (Confenacoop) dirigió oficios a la entonces presidenta del Congreso, la fujimorista Luz Salgado, y al presidente de la comisión que tenía el proyecto de ley de la SBS, el fujimorista Mario Mantilla, pidiéndoles expresamente que se redujera el ámbito de fiscalización solo a las cooperativas de ahorro y crédito, y no a las de servicios múltiples, como es el caso de Alas Peruanas.

Entre sus integrantes, la Confenacoop tiene a la Central Nacional de Cooperativas de Servicios Múltiples del Perú (Cenacoosmup), que entre sus miembros se encuentra Alas Peruanas, propietaria de la Universidad Alas Peruanas, uno de los principales negocios de la familia del ex secretario general de Fuerza Popular y financista de la campaña presidencial de Keiko Fujimori, Joaquín Ramírez.

De hecho, dos dirigentes de la Confenacoop, Aguilar Bailón de la Cruz y Estanislao Chujutalli Muñoz, fueron presidentes de la cooperativa Alas Peruanas. Confenacoop, como demostró La República con documentos, hizo lobby con los fujimoristas Luz Salgado y Mario Mantilla, y en coordinación con otro legislador fujimorista, Miguel Torres Morales, para excluir de la fiscalización de la SBS a cooperativas de servicios múltiples como Alas Peruanas.

De acuerdo con el último reporte del año 2017, la cooperativa de la familia de Fidel y Joaquín Ramírez reportaron que son accionistas mayoritarios de la Universidad Alas Peruanas con una inversión de 402 millones de soles. Esto explicaría por qué el extremo interés de impedir –por intermedio de la bancada de Fuerza Popular– que la SBS fiscalice solo a las cooperativas de ahorro y crédito y no a las de servicio múltiple, como Alas Peruanas.

La cooperativa Presta Perú también es integrante del gremio de Confenacoop. El representante de Presta Perú es René Manrique Cusirramos, quien postuló al Congreso por Arequipa en representación de Fuerza Popular, reclutado por Joaquín Ramírez. Como Joaquín Ramírez, René Manrique también financió la campaña presidencial de Keiko Fujimori en 2016.

El gerente general de la Confenacoop –gremio al que pertenecen las cooperativas Alas Peruanas y Presta Perú–, Eutemio Ríos Alarcón, confirmó a La República que están en contra del proyecto de Aley de la SBS que dispone la fiscalización e intervención de todas las cooperativas, incluidas las de servicios múltiples. Ríos señaló que más bien la Confenacoop respalda la propuesta de la fujimorista Úrsula Letona, socia de la cooperativa San Isidro. La iniciativa de Letona plantea crear otra institución para fiscalizar a las cooperativas, lo que implica un plazo demasiado largo en el que estas entidades no serán supervisadas.

“Nos oponemos al proyecto porque permitiría la injerencia de la SBS en la parte administrativa y asociativa y por los costos que va a originar la supervisión”, explicó Ríos.

“Respecto al proyecto de la congresista, coincide con una antigua aspiración de nuestra confederación: tener una superintendencia especializada y no la SBS, porque en las cooperativas tenemos que medir la rentabilidad social y la SBS no se interesa en eso porque esa no es su función”, apuntó. 

Sacando el cuerpo

  • Para evitar la fiscalización de sus actividades, Alas Peruanas se retiró de la Federación Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito del Perú (Fenacrep), que informa a la SBS sobre actividades irregularidades de sus asociados.

  • Por si fuera poco, Alas Peruanas dejó de denominarse cooperativa de ahorro y crédito y adoptó el término cooperativa de servicios múltiples, quedando al margen de la supervisión de Fenacrep.

 

SBS

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO