Del Castillo: “Esta semana hemos visto la expresión más oscurantista del fujimorismo”

La Republica

El congresista del Partido Aprista Peruano, Jorge del Castillo, analizó la primera votación por el desafuero de Kenji Fujimori, Guillermo Bocángel y Bienvenido Ramírez en conversación con La República.

Jorge del Castillo (Apra) tuvo una participación importante en el debate del miércoles, cuando se votó por primera vez el desafuero de Kenji Fujimori, Guillermo Bocángel y Bienvenido Ramírez. En esta entrevista, advierte que en estos días el fujimorismo ha mostrado su peor lado, el de la violencia verbal y el de las interpretaciones auténticas.

PUEDES VER Advierten talante dictatorial de Keiko Fujimori

¿Esta semana hemos visto la expresión del fujimorismo más noventero?

El más oscurantista, ¿no? Lo de la noche del miércoles me impresionó mucho. Entiendo que es un movimiento que ha hecho esfuerzos por adquirir valores democráticos, pero, de buenas a primeras, se le sale el cobre y volvemos a la violencia verbal, a la imposición, a la interpretación auténtica de las cosas, a decir que sobre 115 congresistas…

La mayoría simple equivale a 51.

Esa es algo que debe ser invento del químico farmacéutico Becerril, entiendo yo, que es quien así lo expuso. Han llevado contra viento y marea una cosa que, se les decía con la mejor buena fe, era un tremendo error. La Constitución dice que se debe votar sin la participación de los miembros de la Comisión Permanente.

Aunque el contraargumento era que existía, al menos, un antecedente.

Claro, pero hay un viejo dicho de los abogados que dice que el error no genera derecho. Después de este estropicio jurídico, los actores involucrados se convirtieron en pasibles de ser denunciados constitucionalmente, porque votaron contra la letra expresa de la Constitución.

El jueves, al día siguiente, rectificaron. ¿Por qué lo hicieron, si habían llegado hasta el final la noche antes? ¿Les dio arrepentimiento?

Más que pensarlo con su almohada, yo creo que lo pensaron con Keiko.

¿Cree que los reconvino?

No creo, lo sé. He sido informado de que eso pasó. Hubo una reprimenda severa, que se originó por la reacción que tuvieron los grupos democráticos frente a esta actitud. La señora Keiko les llamó la atención a sus parciales y, por eso, se retractaron a paso ligero. Si la votación hubiese sido como el jueves, no habría habido ningún problema.

Pero se impusieron los reflejos autoritarios en partido que, se supone, busca ser una expresión democrática.

Y lo ha sido en algunas oportunidades, de hecho. Sin embargo, de vez en cuando, asoman estos comportamientos abusivos, fuera de lugar. En el caso del desafuero, ni por asomo aplicaba ni uno de los artículos invocados. ¿Cuál era el objetivo? Inhabilitar por diez años a estas tres personas…

Sobre todo a Kenji, ¿no?

Pero sin base constitucional. Con una base, yo hubiera votado a favor. Pero inventando tipificaciones o transgresiones, no. Hubiese sido un pésimo precedente. Por eso es que todas las acusaciones constitucionales fueron derrotadas y solo votaron a favor de los fujimoristas con sus topos.

Kenji ha anunciado recursos a nivel judicial. ¿Puede tener éxito?

Podría ser, porque hay un elemento muy importante: la presunción de inocencia.

Kenji alega que lo suspendieron sin una sentencia firme en su contra y que eso no es legal. ¿Tiene razón?

Tiene razón en que no hay una sentencia firme y en que toda persona es inocente mientras no se pruebe lo contrario. Eso se llama presunción de inocencia y está en la Constitución.

Pero el reglamento del Congreso dice que un legislador puede ser suspendido mientras dure el juicio.

Bueno, (Kenji) podría decir que ese reglamento rebasa la norma constitucional y un juez podría darle asidero. Pero eso no es lo más importante de este terremoto con réplicas. Hay consecuencias políticas. Primero, creo que Keiko ha perdido mucho, muchísimo. Acá hay algo concreto: se peleó con la mamá, no hace nada por la libertad del padre…

Y decapita al hermano.

Y decapita al hermano. ¿Y qué pasa si la Corte IDH emite un fallo por el cual el señor Fujimori debe volver a la cárcel? La gente va a voltear y va a decir: Keiko, ahí está el precio de tu venganza. Quienes van a pensar eso…

¿Son los fujimoristas?

Exacto. Los que no somos fujimoristas no tenemos nada que ver y varios pensarán que está muy bien que regrese a la cárcel. Yo hablo del mundo fujimorista, que idolatra al ingeniero, ¿no? ¿Con qué ojos verían eso? Ya bastante golpeados están con la pelea entre los hijos como para que, ahora, el que pague la cuenta final sea el padre. Por otro lado, Kenji victimizado ha dicho que esto recién empieza…

Es una frase que anuncia que dará pelea, imagino.

O que recién empieza su carrera política. Ya sin el Congreso, puede darse varias vueltas por el Perú. Eso es altamente probable. Se ha escuchado que en la bancada fujimorista había mucho desagrado en algunos por tener que votar por el desafuero del hijo de Alberto Fujimori que, encima, tuvo la más alta votación que todos ellos juntos.

¿Las tres suspensiones favorecen a Fuerza Popular para retener la Mesa Directiva?

Sí. Los cálculos antes de esto eran 69 votos para los grupos no fujimoristas y 61 para los fujimoristas: los 59 de la bancada, más el pastor Rosas y Vilcatoma. Ahora con los accesitarios, el nuevo cálculo sería 64 contra 66.

Los no fujimoristas siguen manteniendo una ventaja, aunque más corta.

Bueno, pero yo me quedé frío viendo, por ejemplo, al señor Olaechea (PPK) votando con el fujimorismo. O al señor Jorge Castro (Frente Amplio) votando con el fujimorismo.

¿Cree que ellos votarían a favor del fujimorismo?

No tengo ninguna duda. Y cuente usted algunos más: Acuña, Edwin Donayre…

¿Ha ganado algo Fuerza Popular con la Mesa Directiva?

Ha perdido un montón. Es un desgaste útil para los que no son fujimoristas.

¿Y por qué desean retenerla, entonces?

Porque el poder es un caramelo que no quieren soltar. Pero está envenenado. Lo bueno entre lo malo es que la gente ya ve con nitidez que los responsables de este descalabro son los de FP. Hay de todo en la viña del señor y no exculpo a nadie, pero los principales responsables son los que dirigen la corporación. ¿Quiénes son? Ellos pues. Por eso, ¿cuál es el negocio de seguir en la Mesa Directiva? ¿Seguir bajando el prestigio de una institución tan importante?

¿Al Congreso le conviene que FP deje de dirigirlo?

A los que más les conviene dejar la Mesa Directiva es a los propios fujimoristas, aunque no creo que les dé (hace el gesto de Ricardo Gareca de llevarse los dedos a la sien) como para dar un paso al costado. 

Lazy loaded component