LO ÚLTIMO - Ministerio del Interior evalúa plantear declaratoria de emergencia en Lima

En la región Junín acataron paro contra el Congreso y el Gasolinazo

La Republica
Redaccionlr

Protesta. Pobladores de cuatro provincias cerraron negocios, bloquearon carreteras y marcharon para reclamar por el alza de los precios de los combustibles y exigir el cobro de deudas a grandes empresas.

Manuel Tovar - Huancayo

Un paro de 24 horas acataron ayer los pobladores de la región Junín en contra del Congreso y el alza de los precios de los combustibles y del costo de vida.

La medida de protesta fue convocada por la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) en las nueve provincias de la región, pero fue acatada con mayor contundencia en Huancayo, Jauja, Chupaca y Concepción, donde el bloqueo de carreteras provocó que cientos de vehículos quedaran varados, obligando a los pasajeros a realizar largas caminatas para llegar a su destino.

PUEDES VER Paro en Puno: Gremios y población acatan medida contundente en toda la región [FOTOS Y VÍDEO]

Tampoco hubo servicio de transporte público, ya sea en buses, combis y taximotos.

En Huancayo, capital de la región, al igual que en otras ciudades del país, los manifestantes exigieron en las calles el cierre del Parlamento, al que cuestionaron por los gastos superfluos en televisores, flores y frigobares.

Al gobierno del presidente Martín Vizcarra le pidieron agilizar el cobro a las grandes empresas deudoras de tributos, una medida que fue anunciada recientemente por el mismo jefe de estado tras la renuncia de David Tuesta al cargo de ministro de Economía y Finanzas.

En esas provincias tampoco hubo actividades comerciales en los mercados durante la mañana y se suspendieron las clases en los colegios y universidades. Después de las tres de la tarde, algunas tiendas y restaurantes abrieron sus puertas para la atención al público.

Los manifestantes en Huancayo se desplazaron pacíficamente, bajo la custodia de la policía, hasta la plaza Huamanmarca, donde improvisaron un mitin en el que los oradores fueron los dirigentes de la CGTP, del Comité de Lucha por Junín y de otras organizaciones sociales procedentes de los distritos de El Tambo, Chilca y San Carlos.

Choques con la policía

En horas de la madrugada se registraron varios enfrentamientos entre los piquetes de huelguistas y los policías que no les permitían el bloqueo de la Carretera Central con troncos y piedras. Esto se produjo en varios tramos de esa vía, cerca de los puentes de La Mejorada, Quebrada Honda y Stuard, que unen las ciudades de Jauja y Huancayo. Hubo detenidos pero estos fueron liberados en horas de la tarde.

En Chilca, quienes se enfrentaron con la policía fueron las mujeres que salieron a marchar con las ollas vacías y obligaban a los comerciantes a cerrar las puertas de sus negocios. Aquí, los transportistas utilizaron sus unidades para bloquear las avenidas y las carreteras.

En otras provincias como Satipo, La Merced-Chanchamayo, Tarma y La Oroya, el paro pasó casi desapercibido, pues salvo el sector transporte, que no fue tan fluido, las otras actividades se desarrollaron con normalidad.

Pese a ello, el dirigente de la CGTP-Junín José Ariste Cárdenas aseguró que es unánime el rechazo del pueblo de Junín a la conducta del Congreso y se sumará al paro general que se viene gestando en coordinación con otras regiones del país. Además, indicó que su gremio planteará una plataforma regional, a fin de incluirla en las demandas al gobierno central.

En Jauja, las dos márgenes de la Carretera Central fueron bloqueadas, pero los vuelos desde el aeropuerto hacia Lima despegaron sin contratiempos.