Kenji Fujimori: “Me quieren ahorcar, pero todavía hay flujo de aire y de sangre”

Claudia Ortiz
3 06 2018 | 15:10h

El congresista Kenji Fujimori aseguró que “está esperando el momento perfecto” para salir airoso del debate, que decide si es desaforado por los ‘keikovideos’. 

El Parlamento discute este miércoles si Kenji Fujimori es desaforado por el caso ‘keikovideos’. Sobre ello, el menor de los Fujimori aseguró que luchará con todas sus fuerzas para evitar ser inhabilitado.

“No soy un cadáver político, estoy en coma, es como cuando me hacen una llave de jiu jitsu, que me están ahorcando, pero que aún hay flujo de sangre y estoy esperando el momento de escaparme, el próximo miércoles se definirá mi futuro”, dijo en Panamericana TV.

PUEDES VER Frente Amplio solicitará retorno del caso Kenji Fujimori a Subcomisión

Kenji señaló que dentro del partido de su hermana, Fuerza Popular, existe un proceso de “desfujimorización” con la finalidad de restarle importancia a la imagen de su padre, Alberto Fujimori.

El todavía congresista consideró que no hay motivo para desaforarlo pues los videos editados y en las reuniones solo se habló de gobernabilidad y no hubo ninguna negociación.

“Mi conciencia está tranquila, en ningún momento obré mal, el primer impacto que tuve cuando vi el 'mamanivideo' es que emocionalmente me llevó al piso, estaba en casa y dije que esto necesita control de daños”, expresó.

En ese sentido, dijo que con las grabaciones se hizo un “collage” para que la población crea que estuve en todas las reuniones “cuando solo estuvo en una”, y añadió que no perdonaría a Fuerza Popular que invaliden el indulto a su padre.

“Vamos a luchar contra todo pronóstico, como lo hizo Paolo Guerrero, si hay algo que no perdonaría a mi expartido (Fuerza Popular) es que mi papá vuelva a la prisión”, sostuvo.