Impedir reelección de legisladores no asegura un Congreso de más calidad

undefined,undefined,

12 May 2018 | 13:42 h
La Republica

Desde las bases. Diversos expertos consultados consideran que con el fin de elevar el nivel del trabajo parlamentario en el Perú, los partidos son los que se encuentran llamados a generar y formar a buenos cuadros. La solución debe ser de fondo.

El proyecto de ley encarpetado para prohibir la reelección de los congresistas ha vuelto a encender el debate sobre si se trata de una medida que, como sugieren sus promotores, ayudará a mejorar la calidad del trabajo legislativo.

Hay legisladores que (desde el 2001) han sido reelectos de manera continua. Ellos son Mauricio Mulder, Javier Velásquez y Yonhy Lescano (ver la lista completa en la infografía). Pero a la mayoría de los peruanos no les agrada estas elecciones ininterrumpidas.

PUEDES VER Congreso aprueba incorporar el folklore en la enseñanza de colegios públicos y privados

Un estudio de Datum del año pasado reveló que el 72% de los peruanos estaba en contra de la reelección congresal. A eso hay que sumarle que la aprobación del Congreso peruano es muy baja: 15%, según el más reciente sondeo de GfK.

El proyecto archivado de Gilbert Violeta (PPK) planteaba prohibir la reelección continua e indefinida.

Si bien eliminar la opción de que los congresistas puedan reelegirse suena atractivo, hay elementos que merecen ser considerados.

Lo primero: la tasa de reelección en el Congreso ya de por sí es bastante baja.

Entre 2001 y 2021 se ha elegido a 500 congresistas. El número de reelectos en esos cuatro periodos solo suma 168, el 33,6% (ver tabla).

Dicho de otro modo, la no-reelección legislativa ya opera en la práctica, sin necesidad de una norma. Sin embargo, a pesar de una alta tasa de renovación, la calidad no parece haber mejorado, ni tampoco el respaldo ciudadano.

El fondo del problema

Efectivamente, el jefe de IDEA Internacional en el Perú, Percy Medina, coincidió en que en el Perú no existe una reelección masiva de parlamentarios.

Consideró que el cambio debe venir de los partidos, que deberían tomarse con mayor seriedad la elección de sus candidatos. “Las dirigencias deben hacer el esfuerzo de llevar lo mejor”, declaró.

Insistió en que cualquier reforma electoral no ayudará a conseguir mejores congresistas si no se forman políticos desde las bases.

Incluso, advirtió que el regreso a la bicameralidad (propuesta impulsada desde el Ejecutivo) tampoco garantiza tener legisladores de calidad.

El politólogo Fernando Tuesta también sostuvo que los índices de reelección congresal en el Perú son muy bajos. Añadió algo que merece ser tomado en cuenta: en el trabajo legislativo es relevante la experiencia. "Contra lo que la gente cree, son los nuevos parlamentarios quienes están comprometidos en actos dolosos, cuestionables", dijo.

Lourdes: Eliminar voto preferencial 

Lo que sí es cierto es que los partidos deben apuntar a la renovación de sus cuadros. Eso ayudaría a tener Legislativos con nuevos rostros pero, al mismo tiempo, preparados.

La ex congresista y ex candidata presidencial Lourdes Flores Nano dijo que para un mejor Congreso se debe contar con políticas de formación desde las bases.

Asimismo, consideró que la eliminación del voto preferencial sería un primer paso hacia la mejora de la calidad de los congresistas.

“Lo que ocurre es que hemos pasado a la mediocridad de la política. Se eligen a personas según lo que pueden dar para la campaña y por su capacidad para explicar un proyecto de ley”, sostuvo.

El Congreso merece soluciones integrales y de fondo. 

“No buscamos penalizar la experiencia”

El autor del proyecto que fue archivado en el Congreso, Gilbert Violeta, también se pronunció al respecto: “No penalizamos la experiencia; lo que buscamos es que el sistema fluya y que los talentos se intercambien y que los jóvenes de las nuevas generaciones también tengan el derecho a participar de la vida política".

Y agregó: "Es cierto que la tasa de reelección es baja, pero eso es porque la ciudadanía lo decide".

Se pueden buscar medidas para sancionar a los partidos por elegir mal a sus candidatos. En Colombia existe la figura del “escaño en blanco”; si un parlamentario comete una falta y es retirado, su accesitario queda impedido de asumir el cargo.