EN VIVO - Sigue todas las incidencias de la Asamblea General de la ONU en Nueva York
EN VIVO - Atlético Mineiro vs. Palmeiras: sigue el minuto a minuto del partido por la Copa Libertadores

Heriberto Benítez acusa a García y Keiko de presionar para encarcelar a Alejandro Toledo 

La Republica

El abogado de Alejandro Toledo enfatizó que “Alan García controla la Fiscalía y el Poder Judicial" y que "por eso que no les pasa nada”.

El abogado del expresidente de la República Alejandro Toledo, Heriberto Benítez, señaló que Keiko Fujimori y Alan García, adversarios del líder de la chacana, ejercen presión política para que se concrete el encarcelamiento de su patrocinado, quien está prófugo de la justicia en Estados Unidos.

“Acá detrás de todo esto hay una evidente presión política que la ejerce la señora [Keiko] Fujimori y el señor [Alan] García. Que son adversarios de Toledo. El señor García controla la Fiscalía y el Poder Judicial, por eso que no les pasa nada”, acusó el letrado en diálogo con Canal N.

PUEDES VER Alejandro Toledo: PJ confirma ampliación del congelamiento de cuentas de expresidente

En otro momento, Benítez aseguró que Toledo Manrique no regresa al Perú porque se están violando sus derechos fundamentales y no existen garantías para su retorno. Por ejemplo, citó la ampliación por 180 días el congelamiento de sus cuentas bancarias.

Sobre el habeas corpus que se tramitó ante la Corte Superior de Lima a favor de Toledo, el abogado considera que existe “temor” de que este recurso se declare fundado, esto luego de que se conociera que dicho tribunal suspendió hasta el 8 de junio el informe oral sobre este pedido.

Sostiene que la sala suspendió “extrañamente” por 30 días la revisión del caso, aparentemente para permitir que avance el trámite de extradición contra Toledo que, según informó el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, está en proceso de traducción de los más de 2000 folios del expediente.

“De acuerdo a ley, cuando se señala una vista de la causa no se puede suspender, a no ser que no se conforme la sala, pero cuando no se conforma la ley dice cinco días hábiles para suspenderlo y acá han prolongado 30 días”, cuestionó.

Finalmente, Benítez refirió que cuando se dictó prisión preventiva en febrero de 2017 contra Toledo, no existía “peligro procesal”, por lo que sostiene que el fallo del juez no debió ser superior a la “comparecencia simple o restringida”, porque su defendido tenía toda la “voluntad de declarar”.