Los herederos de la pobreza en Cusco