César Villanueva: “En estos momentos, tal como está yendo, el Perú no es viable” [VIDEO]

La República
21 Abr 2018 | 13:32 h

Entrevista a César Villanueva. Presidente del Consejo de Ministros, congresista por Alianza Para el Progreso, APP.

César Villanueva, presidente del Consejo de Ministros, recibió a La República para conversar sobre lo que han sido estas primeras semanas del nuevo gobierno de Martín Vizcarra y para revelar algunas de las medidas que se impulsará desde el Ejecutivo.

El de Martín Vizcarra es un gobierno legal en su origen, nadie duda de eso. Pero otra historia es ganarse la credibilidad de la gente y mantenerla en el tiempo. ¿Qué van a hacer para no perder el apoyo de los ciudadanos, para no volverse un régimen impopular, resistido?

Lo que hemos pensado es en hacer un gobierno que esté cerca de la población, en esforzarnos en resolver los problemas concretos que tiene la gente. Y esa es nuestra tarea, que ya hemos empezado a hacer. Al mismo tiempo, estamos viendo la estabilidad económica, que ha estado en caída. Promoviendo la inversión pública podemos atraer la privada. Y al mismo tiempo se necesita tener un gobierno más austero.

PUEDES VER Martín Vizcarra: Villa Panamericana será un conjunto habitacional a costo accesible para la población

¿Qué significa estar ‘cerca de la población’?

Eso significa preocuparse de temas como salud, educación, de trabajo, a través de la inversión. Eso es lo que hay que comunicar.

Eso también lo decían los anteriores gobiernos.

Bueno, pero una cosa es decirlo y otra hacerlo. Nosotros lo vamos a hacer, más que decirlo. Ya empezamos, además. Hemos viajado a distintas regiones del país. En estos 20 días de gobierno, ya hemos ido a la zona norte, donde tiene que llevarse a cabo la reconstrucción, aunque la velocidad ha sido muy lenta, porque el diseño que se hizo fue para atender situaciones normales, pero no una situación de urgencia como esta.

¿Entonces van a rediseñar la normatividad?

Ya está rediseñada. Lo que falta es darle la forma legal con la aprobación del Congreso. Pero no nos hemos quedado detenidos. Ya hemos ido a chequear los proyectos parados y que, listos para ser transferidos, han demorado.

No sabemos los detalles de lo que este gobierno quiere hacer. El discurso del presidente Martín Vizcarra fue un llamado al trabajo conjunto pero no ahondó mucho. Imagino que es porque fue preparado con urgencia. ¿Cuál es la mirada de país que tiene esta gestión? De eso no se ha hablado nada.

En primer lugar, uno de los ejes centrales es el de la recuperación económica y el del crecimiento. Por eso, la inversión pública es muy importante. Hemos aprobado en dos días de trabajo con los gobiernos regionales, con todos ellos, darle prioridad a la continuidad de proyectos detenidos. Para eso hemos decidido priorizar 300 proyectos por un monto de 5 mil millones de soles, de los cuales ya se han aprobado 1.300.

Usted me habla de montos y proyectos. Eso está muy bien. Pero yo iba más al tema de fondo. Este no es un gobierno de transición, que vaya a durar poco. Por ejemplo, en Chile, el periodo presidencial es de cuatro años. Ustedes van a estar en el poder más de tres años y medio. Se les va a exigir resultados, y pronto. ¿Qué país nos quieren dejar en el 2021?

Un país viable, un país con estabilidad económica.

¿El Perú no es un país viable en estos momentos?

Ahorita, no.

¿No es un país viable?

No, en estos momentos no, tal como está yendo, no. Porque tienes una inversión pública que se cae y arrastra a la inversión privada, y encima tenemos gastos corrientes elevados. Si seguimos así es obvio que no vamos a tener un país viable. Entonces, siendo un país potente, que es diferente, lo que se tiene que hacer es un recambio de la estrategia económica. En estos tres años pensamos en crecer, por lo menos, a un 5%.

¿Y nos quedamos solo en el crecimiento, premier?

No se apure, déjeme terminar. Lo económico es la base, pero no es todo. Nuestra otra prioridad tiene que ser la lucha contra la corrupción, una lacra que nos corroe, a todos los niveles, incluido el político.

¿Y qué se necesita para luchar contra la corrupción? ¿Qué van a hacer ustedes?

Mucho más que leyes, que existen, lo que falta es actitud para aplicarlas a través del Poder Judicial, del Ministerio Publica, de la Contraloría y de las procuradurías. El Ejecutivo tiene que ayudar a fortalecer a estas instituciones.

¿Qué van a hacer con las recomendaciones de la comisión que se formó en el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski?

Todo eso se ha inventariado para ver cuáles son las normas que habría que implementar, en particular en el sector público. La declaración de intereses, por ejemplo, tiene que ser a nuestro juicio no voluntaria sino obligatoria. Y ya hemos empezado por los ministros y el presidente.

¿Van a hacer que sea obligatorio presentar esa declaración de intereses?

Vamos a presentar una norma para que sea obligatorio para todos los funcionarios, además de implementar a través de la Comisión de Alto Nivel contra la Corrupción (CAN) mecanismos de control regionales.

¿Cuáles van a ser las prioridades en salud, por ejemplo? ¿Qué quieren lograr en estos tres años y medio que vienen?

Bajar la anemia y la desnutrición crónica infantil, que está creciendo. No solo como un programa social sino como una política de Estado. Y claro, hay que mejorar el servicio.

¿Qué conclusión le queda de esta conversación con todas las bancadas?

Que hemos cubierto un vacío de diálogo entre el Ejecutivo y el Legislativo. En segundo lugar, a partir de estos diálogos, hay una mayor predisposición para encontrar coincidencias en los grandes temas sobre los que estamos conversando acá. Por eso hemos recibido propuestas y recomendaciones de todos.

¿Este gobierno tiene oposición en el Congreso?

Claro. Si nuestra bancada es chica.

¿Peruanos Por el Kambio es la bancada de gobierno?

Eh, supongo que sí.

¿Supone?

Pienso que sí. Hemos conversado con ellos.

¿Cree en Fuerza Popular?

Yo confío en lo que vamos a hacer. Yo confío en el diálogo. Y el diálogo lo vamos a tener con todos los partidos políticos. Mi confianza es con todos. Y eso es con base a propuestas sobre la mesa. Por eso, he propuesto que se mantenga una agenda política entre el Ejecutivo y el Congreso, y eso incluye a todas las bancadas.

¿Por qué tendría que ser diferente la relación de FP y el gobierno? A Kuczynski no lo dejaron tranquilo nunca.

De parte de ellos, no lo sé. De parte de nosotros, vamos a dialogar y a presentar propuestas, no solo a FP.

¿No percibe a un Congreso que obstruya sino a uno que sea más colaborador, entiendo?

Lo que percibo es un Congreso en donde podamos discrepar y coincidir. Espero arribar a entendimientos.

¿Tiene esperanzas?

Muchas. No estaría sentado acá.

A propósito de eso, ¿no llama a la suspicacia que usted acepte el premierato, habiendo sido uno de los promotores de la vacancia contra Kuczynski?

Quizás sí, en un país donde todo es motivo de sospecha, obviamente que puede llamar la atención. Y eso lo conversé con el propio presidente Vizcarra. Cuando me lo propuso, no se lo acepté.

¿Lo tuvo que convencer?

No sé si convencer, pero sí tuvimos que conversar mucho sobre el tema, sobre el país. Y a mí, más que las apariencias, me importa el país.

Usted ha criticado mucho al gobierno y gabinete anteriores. ¿Le reconoce algo a la gestión de Kuczynski? ¿O no hay mayor cosa que rescatar?

Nooo, han hecho algunas cosas importantes, que vamos a continuar. Nosotros no hemos entrado a ser fiscales. Lo que vaya bien, lo continuaremos. Lo que deba corregirse, se va a corregir.

¿Este es un gobierno nuevo? ¿Es la continuación del gobierno de Kuczynski?

Es una segunda etapa de un gobierno elegido.

¿Es el mismo gobierno?

Es el gobierno del periodo elegido. Lo que ha habido es un cambio de la cabeza.

¿Cuál sería la diferencia con la etapa Kuczynski, si estamos en el mismo gobierno?

Lo que puede ser una diferencia son los estilos de gobierno. Hemos evaluado el plan de Kuczynski para ver qué es aplicable o no. Por ejemplo, el plan de la reconstrucción necesita cambiar de diseño para darle velocidad.

En el Congreso se está debatiendo un proyecto que exigiría tres años de militancia para postular a la presidencia de la República y al Congreso. Especialistas han advertido que no es buena idea y que se buscaría eliminar posibles competencias el 2021. ¿El Ejecutivo observaría una ley así?

Cuando se apruebe, la evaluaremos. Se tiene que respetar el fuero legislativo.

Pero ¿a usted le parece una buena idea? Su experiencia política es dilatada. Alguna posición tendrá.

Yo llevo la política desde la universidad y por eso sé dónde me meto y dónde no me meto. Es (una norma) muy discutible. Hay necesidad de fortalecer los partidos y la militancia, pero también hay la urgencia de renovar cuadros, en tanto hay evidencia de una crisis política de la que todavía no podemos salir. Una propuesta de esa naturaleza tendrá que ponderar todo esto.

Las denuncias sobre alquileres onerosos van a contracorriente del carácter austero que usted dice se le quiere imprimir a este gobierno…

No lo digo, se va a hacer.

Me refiero a que usted ha anunciado que quiere austeridad. ¿Cómo van a evitar esos gastos innecesarios?

Se está evaluando. Esto no solo tiene que ver con el costo de una oficina. También hay que evaluar el tipo de servicio. Si Qali Warma es un programa para asistir a la gente más humilde, ¿qué lógica tiene tener eso en una zona cara? Eso pone un faro para revisar todo el tema de alquileres, no solo a nivel de Lima, sino nacional.

La Contraloría ha propuesto una política nacional de infraestructura para la administración pública. ¿Es una opción?

Si es funcional para el país, no se va a dudar en apoyar eso. La información que tenemos es que son millones de soles que se nos van en alquileres.

¿Cuántos millones?

No tengo la cifra exacta, pero la Contraloría está haciendo una revisión exhaustiva. Sí sé que es una cifra importante. Hay que ver cómo solucionar este problema en definitiva porque cada organismo, tal como estamos viendo, cree que puede hacer las cosas a su manera y a cualquier costo, y eso no es posible.

¿Ustedes van a hacer una evaluación de los principales cargos en las instituciones públicas?

Eso es algo que se va a hacer. No hemos tenido tiempo por las urgencias que ha habido que resolver, como el freno de la inversión pública y había que resolverla. No ha dado el tiempo de hacer una evaluación en cada sector.

Esta es su segunda vez como presidente del Consejo de Ministros. Usted no salió de la mejor forma del gobierno de Ollanta Humala. ¿Qué piensa de la prisión preventiva que enfrenta el ex presidente junto a su esposa, Nadine Heredia? ¿Usted cree que se justifica una medida de esa naturaleza?

¿Lo que pienso personalmente?

Claro.

Es que incluso cuando hablo personalmente estoy llevando el peso del encargo.

No se preocupe. Va a quedar registrado que se trata de una posición personal, como ciudadano.

Se lo puedo decir igual, y con total transparencia: yo creo que el tema de la prisión preventiva no se está utilizando adecuadamente. Se generó como un mecanismo para prevenir algún riesgo...

De fuga.

De fuga, pero en algunos casos no ha tenido la aplicación adecuada. Habría que revisarlo.

¿Lo dice por el ex presidente Humala?

Lo digo por todos los casos. Hay varios.

¿Incluyendo el de él?

Incluyéndolo, por supuesto.

¿Cuánto tiempo duró como premier de Humala?

Cuatro meses.

Claro, recuerdo que se va del gobierno por esa disputa sobre el aumento del sueldo mínimo. Ahora imagino que buscará romper esa marca.

Eso depende del presidente Vizcarra.

Y del Congreso.

El Congreso hace su papel fiscalizador, y eso está muy bien. Concordar en ideas con el fujimorismo no me hace fujimorista, ni concordar ideas con la izquierda me hace izquierdista.

¿Cuál es el signo ideológico de este gobierno? ¿Cómo se le podría definir en términos políticos? ¿Es de centro, centro izquierda, centro derecha?

(El signo) es el sentido común. Nosotros no somos ‘antis’ de nada. Más bien, lo que queremos es trabajar con todos y vamos a trabajar con todos. Lo que nos interesa es un gobierno en el que la gente pueda confiar. No es una tarea fácil. Con nosotros puede conversar tanto la derecha como la izquierda. Pero si quiere, ubíquenos en una posición de centro, si es que esa es la preocupación que usted tiene.