Vizcarra llama al diálogo y a un pacto social para combatir la corrupción

Mensaje. El flamante mandatario pidió dejar de lado "las peleas encarnizadas" que marcaron el año y medio de la gestión de su antecesor, Pedro Pablo Kuczynski, para trabajar unidos de cara al bicentenario. También les pidió a los jóvenes que vuelvan a confiar en las instituciones del Estado, manchadas por escándalos de corrupción. En los próximos días anunciará un gabinete ministerial totalmente nuevo.

24 Mar 2018 | 6:13 h

“Tengo claro lo que hay que hacer y cómo hacerlo”, aseguró Martín Vizcarra Cornejo en su primer discurso como presidente de la República, que tuvo como pilares el llamado al diálogo nacional y a un pacto social para combatir la corrupción.

Y el Congreso, acostumbrado a la confrontación entre bancadas y con el Ejecutivo, mostró una nueva cara y lo aplaudió.

PUEDES VER Yamila Osorio apoyará a Martín Vizcarra desde el gobierno regional

“El Perú está primero. No hay tiempo que perder”, continuó el mandatario ante el Pleno del Parlamento, al que fue convocado ayer para entregarle la banda presidencial luego de que se aceptara la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski.

El flamante presidente asumió oficialmente desde ayer la tarea de gobernar el país hasta el 2021, año del Bicentenario de la Independencia, tras ocupar los cargos de primer vicepresidente y embajador de Perú en Canadá.

Su mandato fue oficializado en una ceremonia que siguió el protocolo de cualquier cambio de mando habitual los 28 de julio de cada cinco años, con la particularidad que durará solo tres años y cuatro meses.

A diferencia de Kuczynski y otros antecesores recientes, Vizcarra fue aplaudido por todas las bancadas desde que puso un pie en el hemiciclo.

Ese gesto político, que incluso fue adoptado por el principal grupo de oposición en el Congreso, Fuerza Popular, fue la antesala de un discurso que insistió en "detener las peleas encarnizadas" que marcaron el año y medio del gobierno de Kuczynski, finalizado intempestivamente por la revelación de una presunta compra de votos de congresistas para salvarlo de la vacancia.

"Estamos llegando al bicentenario de nuestra patria en un situación de inestabilidad y zozobra institucional que ningún peruano podría desear. Llegó el momento de decir basta", dijo Vizcarra en el Congreso, al que arribó desde el Palacio de Torre Tagle exactamente a la una de la tarde, precedido por un grupo de parlamentarios designados para invitarlo al Pleno, como manda el protocolo.

En el hemiciclo lo esperaban la mayoría de congresistas, excepto Kenji Fujimori, el gran ausente de una jornada que él mismo precipitó con hechos que son investigados por el Ministerio Público.

Entre los invitados a la ceremonia se encontraban la esposa de Vizcarra, y desde ayer primera dama de la Nación, la educadora Maribel Díaz; sus cuatro hijos y su nieto recién nacido.

Ellos presenciaron la toma de mando desde el segundo piso del hemiciclo, a donde Vizcarra dirigió la mirada cuando acabó su discurso, antes de pasar a saludar a los congresistas.

El momento cumbre del mensaje a la Nación de Vizcarra, seguido con atención por congresistas y la prensa local e internacional desde el hemiciclo, llegó cuando anunció que su gabinete será totalmente nuevo. Los aplausos demostraron que el último gabinete, encabezado por Mercedes Aráoz y autodenominado el 'gabinete de la reconciliación', fracasó en su intento por conseguir consenso.

Alerta en el Congreso

El Pleno del Congreso inició la sesión solemne minutos antes de las once de la mañana con la lectura de la resolución de la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski. Antes de realizarse la votación, el vocero de la bancada oficialista, Gilbert Violeta, pidió al presidente del Congreso que le ceda la palabra, pero este se negó.

La resolución se aprobó con 105 votos a favor, 11 en contra y cuatro abstenciones. Los votos en contra fueron de la bancada oficialista, que se opuso al contenido de la resolución desde la Junta de Portavoces instalada ayer. Violeta decidió no votar como muestra de su disconformidad.

Pero ese hecho fue mucho menor comparado a lo que ocurrió horas antes, que puso en peligro toda la sesión.

A primera hora, Kuczynski informó a través de su cuenta oficial de Twitter que no estaba dispuesto a aceptar los términos de la resolución que daba cuenta de su renuncia.

La resolución a la que se refirió lo calificaba de traidor a la patria. "De ser así retiro mi carta y me someto al procedimiento regular de vacancia, donde ejerceré mi derecho de defensa", dijo Kuczynski.

Ante esa reacción, diversos congresistas no tardaron en pronunciarse. Yonhy Lescano, de Acción Popular, señaló directamente a la bancada de Fuerza Popular como responsable. "Esa resolución no se decidió en el Pleno. Apareció hoy (ayer) en la mañana y se tiene que reformular. No es adecuado lo que están haciendo en este Congreso. Están obstruyendo. Es el espíritu dictatorial del fujimorismo, que trata de causar más problemas y llevar agua para su molino", dijo a La República.

"Me parece incalificable. ¿No han visto la resolución que le sacaron a Fujimori? Un traidor a la patria que se fugó a Japón y no le colocaron ni una línea de eso", agregó.

Luego su colega de bancada, Víctor A. García Belaunde, aseguró que la resolución a la que hizo mención Kuczynski era solo un borrador, no la original. Agregó que no se conocía oficialmente cómo salió ese borrador de resolución del Parlamento. Esa versión fue compartida por todos los parlamentarios consultados sobre este tema. Indicó que el texto final de la resolución sería corregido, y así ocurrió en Junta de Portavoces.

Cuando se superó ese inconveniente y el Pleno aprobó la renuncia de Kuczynski, se encargó a una comisión, encabezada por Juan Yuyes (Fuerza Popular), acudir al Palacio de Torre Tagle, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, para invitar a Vizcarra al Parlamento.

Junto a Yuyes fueron María Elena Foronda (FA), Javier Velásquez (Apra), Janet Sánchez (PPK), Edmundo del Águila (AP), César Vásquez (APP) y Oracio Pacori (NP).

Vizcarra ya estaba en la Cancillería, con el discurso listo y la convicción de sacar al Perú de la crisis política en la que se encuentra. Había llegado a las 11:30 a.m. junto a su esposa, desde su vivienda en el distrito de San Isidro.

En la puerta de Torre Tagle fue recibido por la ministra de Relaciones Exteriores, Cayetana Aljovín. En una ceremonia especial, el hasta entonces primer vicepresidente y embajador de Perú en Canadá recibió el Gran Collar de la Orden El Sol del Perú y la Orden al Mérito por Servicios Distinguidos en el grado de Gran Cruz Especial. Minutos después arribó a Torre Tagle la Comisión de Anuncio del Congreso para invitarlo al Palacio Legislativo.

La primera dama abordó un automóvil oficial rumbo al Congreso. Vizcarra, en medio de muestras de aprecio de los trabajadores de Cancillería, terminó con el protocolo antes de la una de la 1 p.m. y partió al Parlamento.

Educación y jóvenes

Vizcarra leyó un discurso de apenas 13 minutos, que le bastaron para convencer a todas las fuerzas parlamentarias.

El mensaje a la Nación fue breve pero conciso, y con este, el hoy mandatario adelantó cuáles serán los ejes de su gestión.

En ese sentido, detalló que priorizará la educación, como cuando fue gobernador regional de Moquegua. "La salud, la generación de empleo y la seguridad ciudadana serán centrales en nuestro trabajo, y tal como lo hicimos en Moquegua, la educación será el pilar de nuestra gestión", dijo.

"Fomentaremos la inversión privada, la iniciativa de los emprendedores y apoyaremos las pequeñas y medianas empresas", agregó.

Luego el mandatario se dirigió a los jóvenes para pedirle que confíen en su labor. Ello evidenció que Vizcarra sigue con preocupación las protestas protagonizadas principalmente por jóvenes decepcionados con el desempeño de los poderes del Estado.

"Quiero decirles que hemos enfrentado problemas aún más grandes que los que enfrentamos hoy. No pierdan la fe en sus instituciones, permítanos demostrarles que el Perú es más grandes que sus problemas", dijo.

"El futuro dependerá de nuestro comportamiento. Los peruanos tenemos la responsabilidad de dar vuelta a la página. Este debe ser el momento histórico en el que ponemos al Perú primero, en el que superamos los enfrentamientos y comenzamos a construir el país justo y pujante que nos merecemos", anotó.

Vizcarra también se dirigió a los damnificados del fenómeno de El Niño costero.

"Tenemos una reconstrucción pendiente y urge emprenderla. Debemos cumplir con todos los damnificados. Tenemos claro que el desarrollo del Perú no es otra cosa que la mejora de la calidad de vida de los peruanos", dijo.

En medio de su mensaje, el mandatario citó una de las frases del héroe nacional Miguel Grau. "'Yo no soy más que un pobre marino que trata de servir a su patria'. Ese es el espíritu de humildad y entrega que el país requiere de nosotros", dijo.

Mensaje esperanzador 

Congresistas de Fuerza Popular, Alianza Para el Progreso, Nuevo Perú y Peruanos Por el Kambio coincidieron en calificar el mensaje de Vizcarra como positivo y esperanzador.

"Esperamos que las palabras de Vizcarra se conviertan en hechos y que podamos emprender la nueva ruta que el Perú necesita", agregó Rosa Bartra, de Fuerza Popular.

Indira Huilca, de Nuevo Perú, destacó que Vizcarra se haya referido a la educación con especial interés. En tanto, Gilbert Violeta informó que los legisladores de Peruanos Por el Kambio se reunirán con el mandatario para evaluar qué temas de su agenda impulsarán desde el Parlamento.

Nuevo gabinete ya empezó a armarse

¿El presidente Vizcarra ya arma su gabinete ministerial, que tendría listo en unos diez días. Antes de que renuncie Pedro Pablo Kuczynski se voceaba al congresista apepista César Villanueva, impulsor de la vacancia, como próximo jefe de gabinete, pero él mismo lo negó. En redes sociales, se habló de Elmer Cuba, director del Banco Central de Reserva y colaborador de Fuerza Popular, como eventual carta para Economía y Finanzas. Para varios, sería señal de un cogobierno con los "naranjas". Cuba no pudo ser consultado por estar fuera de Lima. Gustavo Suárez de Freitas, del Earth Innovation Institute, iría a Ambiente, según una fuente enterada. También se especula que Edmer Trujillo, presidente de Sedapal y ex ministro de Vivienda, pasaría a Transportes. Trujillo fue gerente del Gobierno Regional de Moquegua en la gestión de Vizcarra. Yamila Osorio, gobernadora de Arequipa, fue voceada para el Ministerio de la Mujer, pero lo desmintió en Twitter.

Mensaje invocó a iniciar otra dinámica que priorice el país

1. Nuevo inicio. Lo que ha sucedido debe marcar el punto final de una política de odio y confrontación, que no ha hecho otra cosa que perjudicar al país. Este punto final es el punto de partida de una nueva etapa, de refundación institucional del país, en la que la democracia y el respeto por el prójimo sean banderas, dejando de lado los intereses y apetitos personales y priorizando el bienestar de todos.

2. Lucha anticorrupción. Pondremos nuestro mayor esfuerzo en la lucha contra la corrupción. Seremos muy firmes en el combate contra todas aquellas acciones que estén reñidas con la ley, vengan de donde vengan y cueste lo que cueste.

3. División de poderes. Lograr la estabilidad institucional, como base para enfrentar de manera eficiente los grandes desafíos y necesidades. La división de poderes es la base de cualquier democracia y es fundamental que ningún poder avasalle los derechos del otro. Que sea el respeto, la tolerancia y el amor a la patria los que marquen la dinámica.

4. Crecer con equidad. Nuestro horizonte es el de un país estable con crecimiento ordenado y equitativo, y debemos avanzar rápido en este camino. Sabemos que para crecer, nuestro país debe ser cada vez más competitivo, y generar empleo de calidad para todos los peruanos sin distingo de edades y género. Por eso, fomentaremos la inversión privada, la iniciativa de los emprendedores y apoyaremos a nuestras pequeñas y medianas empresas.

5. Educación y pacto social. Como lo hicimos en su momento en Moquegua, la educación será pilar central. Propongo ante ustedes, señores congresistas y ante todos los peruanos, un pacto social que nos comprometa, a fin de luchar sin distingo alguno contra la corrupción e impulsar el desarrollo equitativo, democrático e integrador.

EEUU: "Transición refleja su fortaleza como democracia"

Estados Unidos consideró que la transición presidencial en Perú muestra fortaleza democrática. "La adhesión de Perú a su Constitución durante esta transición refleja su fortaleza como una democracia resiliente, compatible con los principios articulados en la Carta Democrática Interamericana", expresó la portavoz del Departamento de Estado de este país, Heather Nauert, en un comunicado.

Los embajadores del Perú en España y Francia, los diplomáticos José Antonio García Belaunde y Álvaro de Soto, ya han puesto sus cargos a disposición del presidente Martín Vizcarra. En los próximos días lo harían Susana de la Puente, en Londres; Luis Iberico, en Roma; Carmen Mc Evoy, en Dublín; y Hugo Otero, en Quito. Vizcarra tiene la atribución constitucional y legal de designar a los embajadores políticos.

 

Te puede interesar