Supuesta falsedad de Espinosa-Saldaña ya fue archivada en el Congreso el 2014

La Republica
Publicidad

Tribunal en riesgo. El 21 de mayo del 2014 el Pleno mandó al archivo una tacha contra el entonces postulante al TC, descartando falta alguna en la supuesta consignación de datos errados en su hoja de vida. Hoy lo quieren sacar por lo mismo.

Este martes, los miembros del Tribunal Constitucional (TC) podrían sesionar con el fin de decidir la eventual destitución del magistrado Eloy Espinosa-Saldaña Barrera, sobre quien pesa una acusación por la supuesta consignación de información falsa en la hoja de vida que presentó ante el Congreso, al momento de postular para el cargo en el 2014.

La denuncia fue tramitada por José Luis Sardón, otro miembro del TC, quien plantea vacar por incapacidad moral a Espinosa-Saldaña, por supuestamente consignar el grado académico de doctor en la hoja de vida que presentó ante el Congreso.

PUEDES VER Lescano: “Pediré al Pleno que Cunas Salvadoras no apliquen en establecimientos privados”

Sin embargo, el magistrado Espinosa-Saldaña hizo la rectificación formal, el 13 de mayo del 2014, incluso antes de ser elegido formalmente en el Pleno del Parlamento. Esto último no fue tomado en cuenta por Sardón.

Al archivo

Ahora bien, el 14 de mayo del 2014 fue tramitado ante el Congreso un recurso formal de tacha contra Espinosa-Saldaña. En la página 13 de este documento se consigna el mismo reclamo sobre el grado de doctor. Para entonces, el entonces postulante ya había efectuado la corrección.

En consecuencia, el 21 de mayo, el Pleno del Congreso aprobó archivar esta y todas las tachas contra los otros candidatos, por considerarlas irrelevantes.

“El tema del grado de doctor de Eloy Espinosa no estuvo como una tacha importante en su momento”, recuerda ahora el ex congresista José León, quien estuvo a cargo de la comisión especial que hizo la preselección de los candidatos para el TC.

El ex parlamentario precisa además que “Eloy Espinosa-Saldaña fue uno de los candidatos que más adhesiones tuvieron en el momento”.

De hecho, el acta de mayo del 2014, donde se define la lista de precandidatos, incluido el nombre de Saldaña-Espinosa, tiene las firmas del fujimorista Héctor Becerril y del aprista Javier Velásquez.

Fines políticos

El martes debe sesionar el TC para abordar el tema. Sin embargo, este fin de semana el magistrado Manuel Miranda fue internado en una clínica. Extraoficialmente se conoció que uno o dos miembros de este organismo solicitaría suspender la sesión hasta la próxima semana, para no obviar su voto en un caso de especial relevancia.

La denuncia de Sardón surgió luego de que fracasara en el Congreso el intento del fujimorismo y el Apra de destituir a Espinosa-Saldaña y a otros tres magistrados por el caso El Frontón. Fue la intervención de la Corte Interamericana de Derechos Humanos lo que paralizó este intento de captura.

Walter Albán, de Proética, advierte ahora en este proceso contra Espinosa-Saldaña un nuevo intento de intervención del TC. “Lo que está detrás de esto es una movida de tipo político para tratar de controlar una mayoría en el TC que hoy día no tienen”, advierte.

Otros “doctores” en el TC

Para reforzar la acusación contra Espinosa-Saldaña, algunos miembros del TC optarían por incluir sobre la marcha información adicional difundida en medios, sobre la consignación del grado de doctor del citado magistrado en otros documentos.

De ser así, Walter Albán recuerda que también hay información de ese tipo relacionada a otros magistrados como del TC Ernesto Blume y el mismo José Luis Sardón.

Sobre este último, por ejemplo, consta su nombre en una resolución oficial del Organismo de la Inversión en Energía del 2006, donde lo citan como doctor, cuando él aún no obtenía tal grado.

“Que yo sepa él tampoco ha presentado rectificación”, apunta Walter Albán, al tiempo de insistir en que detrás de esto hay una intencionalidad política, por lo que instó a la ciudadanía a mantenerse alerta.