Jorge Barata: Aportes a Keiko no fueron contabilizados, fueron aportes en efectivo

La República
15 03 2018 | 03:07h

“Los 500 000 iniciales y los 500 000 finales no fueron contabilizados”, declaró el exejecutivo de Odebrecht ante fiscales peruanos. “Se dijo que la campaña de Keiko estaba sin recursos”, señaló en otro momento.

Jorge Henrique Simoes Barata, el exsuperintendente de Odebrecht en el Perú, declaró ante fiscales peruanos, durante su interrogatorio en Sao Paulo, que se aportó a todos y que estos recibieron dinero negro, a través de los mismos mecanismos por los que transitaba el dinero destinado a los sobornos, según publica IDL Reporteros en una nueva entrega del testimonio del brasileño.

Barata refiere, por ejemplo, respecto al aporte a Fuerza 2011 (hoy Fuerza Popular de Keiko Fujimori), que un US$ 1 millón no fueron contabilizados y que fueron aportes en efectivo. De los otros US$ 200 000, entregados a la Confiep para apoyar la campaña fujimorista, el exejecutivo dice no recordar si se llegó a contabilizar el dinero.

PUEDES VER Barata: “Aportamos al APRA por un pedido específico de Luis Alva Castro" [VIDEO]

“Usted señaló tres cantidades: 500 000, 500 000 y 200 000. Quisiera que me precise de las tres, ¿cuáles son recursos contabilizados y cuáles son no contabilizados?”, le preguntó el fiscal José Domingo Pérez.

“Los 500 000 iniciales y los 500 000 finales no fueron contabilizados. Fueron aportes en efectivo. Los 200 000, tengo dudas. No sé si fue pagada alguna una publicidad o si fue entregado [el dinero] a la misma Confiep, y esta hizo los pagos… cómo fue el destino de ese dinero”, respondió.

Sobre la reunión con la Confiep, Barata señala que fue convocado por el gremio empresarial, junto a los representantes de otras empresas con “capacidad de aporte”, a una reunión donde se tocó el tema de la campaña de Keiko en 2011. “Estaba el grupo Gloria, estaba el grupo Romero, estaba el grupo Brescia, estaba Repsol, estaba Telefónica. Estaba…no recuerdo [más nombres], pero habían más”, refiere.

Barata agrega que el pedido de aporte fue hecho por el entonces presidente de la Confiep, Ricardo Briceño. “Se dijo que la campaña de Keiko estaba sin recursos, que Humala estaba creciendo bastante, y que se necesitaba ayudar a Keiko para no tener un gobierno desastroso, que sea de izquierda, y que no era el deseo de los empresarios”, detalla.

De esta forma, el exejecutivo de Odebrecht reafirma que el aporte a todos los candidatos, incluida Keiko Fujimori, se hizo con fondos del Departamento de Operaciones Estructuradas no contabilizados –de donde salió el dinero para los pagos ilegales– y que no se hizo a través de un banco porque la legislación peruana no lo permitía y los beneficiarios no querían que se supiera que la empresa los estaba apoyando.