Estiman que gobernabilidad seguiría débil en un posible mandato de Martín Vizcarra

Crisis política. Fernando Tuesta apunta que el vicepresidente no tiene partido ni bancada y analista Carlos Fernández Fontenoy recuerda el caso Chinchero.

Crisis política. Fernando Tuesta apunta que el vicepresidente no tiene partido ni bancada y analista Carlos Fernández Fontenoy recuerda el caso Chinchero.

Ante una eventual vacancia por incapacidad moral del presidente Pedro Pablo Kuczynski, la gobernabilidad con Martín Vizcarra al frente del país no necesariamente estaría garantizada, advierten los analistas políticos Fernando Tuesta y Carlos Fernández Fontenoy.

Ambos coinciden en señalar que las actuales circunstancias hacen difícil establecer que la vacancia sea ya inminente, tal como aseguran algunas voces del Parlamento.

Para Tuesta la vacancia “no es inminente, pero sí probable”. Sostuvo que en estos días el oficialismo y la oposición se juegan “voto a voto”.

Por su parte, Fernández Fontenoy, director de la escuela de Ciencia Política de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, considera que, nuevamente, esto podría ser definido por miembros de Fuerza Popular.

“Para aquellos fujimoristas de verdad, es decir, los congresistas que tienen a Alberto Fujimori como mentor político, será muy difícil vacar al único presidente que ha liberado a su líder supremo”, expresó.

En cuanto a Vizcarra, para Tuesta su silencio en estos días significa que no ha descartado asumir la presidencia. “Es obvio que está a la expectativa de lo que ocurra y tendrá sus razones, que no las conocemos, de mantener la posibilidad latente de asumir la presidencia”, expresó.

Sin embargo, Tuesta considera que Martín Vizcarra tendría un gobierno débil igual que el de Pedro Pablo Kuczynski.

“Como PPK, él también sería un presidente dependiente, con poco margen de autonomía y una tremenda debilidad para ejecutar”, dijo. Recordó que Vizcarra no tiene partido político ni bancada propia.

“Pero sabemos también que en el Perú la política siempre nos da sorpresas. Entonces eso que puede ser una limitación, también podría revertirse”, agregó.

“Si Vizcarra asumiera la presidencia, llegaría doblemente herido: por lo de Chinchero y por la destitución de su presidente”, plantea Fernández Fontenoy, quien además ve en este escenario confrontacional una posible estrategia de Keiko Fujimori “para evitar la cárcel”.

Dato

El proceso. El jueves 15, el Congreso someterá a votación la admisión del nuevo proceso de vacancia. Si procede, Kuczynski tendrá hasta 10 días para asistir al Parlamento a fin de exponer sus descargos. Si no convence, lo podrían vacar de inmediato.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO