No se permitirá el ingreso de Maduro, asegura Mercedes Aráoz

Enfrentados. La presidenta del Consejo de Ministros le respondió al mandatario venezolano, quien aseguró que vendrá a Lima “por aire, tierra o mar”, así el Perú, país anfitrión de la Cumbre de las Américas, se oponga a su presencia.

16 Feb 2018 | 7:50 h

El Perú no permitirá que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pise suelo peruano sin una invitación, informó ayer la presidenta del Consejo de Ministros, Mercedes Aráoz.

La respuesta de Aráoz odebeció a las declaraciones previas de Maduro, quien aseguró que vendrá a Lima para participar de la VIII Cumbre de las Américas, entre el 13 y el 14 de abril próximo, pese a que el Gobierno peruano no lo quiere en ese evento.

PUEDES VER Nicolás Maduro: "Llegaré a la Cumbre de las Américas por aire, tierra o mar" [VIDEO]

“Ni el suelo peruano, ni el mar peruano, ni el aire peruano puede ser invadido por una fuerza extranjera. Maduro tiene que entender que en el Perú no lo queremos recibir”, dijo la titular de la PCM.

“Es una decisión compartida por el Grupo de Lima y es una política de Estado, porque esa ha sido la mirada del presidente Kuczynski”, añadió.

Horas antes, desafiante, el mandatario venezolano aseguró que vendrá a la capital peruana “por aire, tierra o mar” así “llueva, truene o relampaguee”.

“¿No me quieren ver en Lima? Me van a ver. Llegaré a la Cumbre de las Américas con la verdad de la patria de Simón Bolívar y de Antonio José de Sucre. La verdad de Venezuela llegará a la Cumbre de las Américas. ¿Por qué me tienen miedo? Vamos a reunirnos. Yo no le tengo miedo a ustedes”, dijo.

El presidente venezolano desafió una decisión que tomó el Perú como anfitrión de la VIII Cumbre de las Américas, y que fue “respetada” por los países miembros del Grupo de Lima, aunque no hubo un respaldo explícito.

Aráoz consideró que el mandatario venezolano tuvo una actitud agresiva ante la decisión peruana y ante el Grupo de Lima, al que calificó de “bodrio”.

Para el experto en relaciones internacionales Óscar Vidarte Arévalo, Maduro se aprovechó de la inexistencia de una “desinvitación formal” para atreverse a asegurar que vendrá al Perú, así no le guste a las autoridades peruanas.

“Las formas diplomáticas son complejas, y Maduro ya estaba invitado a la Cumbre, que es organizada dentro del amparo de la OEA. Perú solo es el anfitrión. Entonces Maduro se aprovecha y piensa:’Lo que diga Perú, así sea anfitrión, me tiene sin cuidado. A mí me han invitado a una reunión amparada y auspiciada por la OEA’”, explicó Vidarte.

El Ministerio de Relaciones Exteriores recién comunicó ayer por la tarde que envió un oficio a Venezuela, para informarle que el gobierno peruano decidió dar marcha atrás a la invitación a Maduro a la Cumbre. Según el citado ministerio, el oficio fue enviado el último martes.

Denuncia indecisión

Maduro mostró ayer ante la prensa la primera carta que le envió Kuczynski para invitarlo a la Cumbre.

El presidente venezolano aseguró que llegó a la sede del gobierno de Venezuela el último miércoles. “Que el Gobierno de Perú se ponga de acuerdo. Ayer (miércoles) a las 4 de la tarde, llegó al Palacio de Miraflores una carta de Pedro Pablo Kuczynski invitándome a la Cumbre de las Américas. Ahora quieren repetir con Venezuela el maltrato que le dieron a nuestra hermana Cuba. Los tenemos locos”, dijo.

Las fotografías desmienten a Maduro, pues permiten ver que la misiva tiene como fecha el 11 de noviembre del 2017.

Incluso esa carta fue difundida vía Twitter por el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, el pasado 6 de febrero.

La decisión de retirar esa invitación fue tomada esta semana debido a que, según la versión de la canciller peruana, Cayetana Aljovín, Venezuela planea realizar elecciones poco transparentes.

El Perú tendrá que elegir entre dos caminos: mantenerse firme en retirar la invitación a Maduro o finalmente aceptar que participe en la Cumbre.

“La desinvitación puede provocar que la relación entre Perú y Venezuela se vea afectada, y que otros países pongan en duda su participación en la Cumbre. Un tono bastante confrontacional en un escenario pre Cumbre haría que este evento tenga un ambiente negativo, cuando lo que busca es solucionar problemas en la región”, opinó Vidarte.

El otro escenario también tiene consecuencias negativas, explicó el analista.

Sería una mala señal de la política exterior del Perú invitar a Venezuela, luego retirarle la invitación y, por último, aceptar que venga.

“El Perú ha entrado en un callejón sin salida”, consideró.

Maduro enfrenta en su propio país una impopularidad de 75%, según una encuesta del Instituto Venezolano de Análisis de Datos, debido al colapso económico, la escasez de alimentos y medicinas .

También cuenta con el respaldo de mandatarios de otros países, como el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien aseguró que el Grupo de Lima “viola el principio de no intervención y atenta contra Venezuela”.❧

Convocan a marcha contra Maduro

-Un grupo de congresistas convocó a una manifestación para el próximo 12 de abril, en vísperas de la Cumbre, contra el régimen de Maduro y en respaldo a los venezolanos en el Perú.

- Jorge del Castillo (Apra), Gilbert Violeta, Juan Sheput (Peruanos por el Kambio), César Villanueva (Alianza para el Progreso), Víctor A. García Belaunde (Acción Popular), Héctor Becerril y Daniel Salaverry (Fuerza Popular) enviaron un oficio al Ministerio del Interior en el que le solicitan permiso para realizar una concentración pública en la plaza San Martín.

Diosdado Cabello, dirigente chavista: “Desde su ombligo, el Grupo de Lima decreta la ilegitimidad de nuestra Asamblea Nacional Constituyente. ¿Quién eligió a ese grupete para meterse en los asuntos internos en Venezuela?”.

Jorge del Castillo: “Maduro desafía a toda la comunidad latinoamericana. Es una prepotencia meterse donde no es bienvenido. Vamos a llenar la plaza San Martín rechazando su presencia en el Perú”.

Evo Morales, presidente de Bolivia: “Por orden de Trump, el Grupo de Lima viola el principio de no intervención y atenta contra Venezuela. Rechazamos que países de la región se presten a plan golpista de EEUU”.

ENFOQUE

Ramiro Escobar: Es una decisión muy arriesgada

Perú tomó una decisión muy arriesgada al retirarle la invitación a Nicolás Maduro. Era imposible pensar que, con sus características, no reaccionara como lo ha hecho.

El presidente Pedro Pablo Kuczynski debió medir las consecuencias y no meternos en un torbellino político.

¿Qué pasará si Maduro toma el avión rumbo a Lima? Si no lo dejan entrar al Perú, provocarán un escándalo mayor. Le dan al régimen chavista la oportunidad de tomar actitudes desafiantes.

Lo que puede pasar es que otros países decidan no venir a la Cumbre, como Bolivia, Nicaragua, El Salvador y Cuba.

Hay que resaltar que no todos los países del Grupo de Lima están de acuerdo con la decisión. Lo que dicen es que respetan la decisión del gobierno peruano, no que la respaldan.

Te puede interesar