Renuncia de Kenji Fujimori y 9 disidentes deja a FP sin la mayoría absoluta

Fujimorismo en dos. Luego de muchas advertencias y de un intenso fuego cruzado, Kenji Fujimori hizo oficial su alejamiento del partido que lidera su hermana Keiko. Con él, dieron un paso al costado nueve congresistas más. De esta forma, Fuerza Popular se queda con 61 escaños. Los renunciantes alegan que nunca fueron tomados en cuenta en sus reclamos.

1 Feb 2018 | 8:42 h

En conferencia de prensa, Kenji Fujimori y otros nueve congresistas anunciaron su renuncia irrevocable a la bancada parlamentaria de Fuerza Popular (FP), partido que lidera Keiko Fujimori.

De esta manera este partido pierde su mayoría absoluta. Fuerza Popular llegó al Congreso en el 2016 con 73 congresistas. Sin embargo, las parlamentarias Yeni Vilcatoma (no agrupada) y Patricia Donayre (Peruanos por el Kambio) renunciaron meses atrás. Con las diez deserciones confirmadas ayer, FP se queda con 61 escaños. En otras palabras, ya no representa la mayoría absoluta.

PUEDES VER Bloque de Kenji Fujimori renuncia a la bancada Fuerza Popular

El menor de los Fujimori aseguró que él y los demás renunciantes tomaron esta decisión por el “atropello sistemático” del que son víctimas. Incluso, argumentó que desde el partido que dirige su propia hermana se le ha faltado el respeto a Alberto Fujimori, quien fue sentenciado por corrupción, asesinato, entre otros delitos graves y fue indultado por el presidente Pedro Pablo Kuczynski el 24 de diciembre.

Diez menos

Kenji Fujimori se ha ido de Fuerza Popular junto con Maritza García, Guillermo Bocángel, Estelita Bustos, Sonia Echevarría, Clayton Galván, Marita Herrera, José Palma, Bienvenido Ramírez y

Lizbeth Robles.

Esta renuncia conjunta se da un día después de que el comité disciplinario de Fuerza Popular decidiera expulsar de la bancada a Fujimori, García y Ramírez. Días atrás, los hoy disidentes advirtieron: “Sacan a uno, nos vamos todos”. Cumplieron.

“Somos un grupo parlamentario. Vamos a esperar con paciencia que se tumben la ‘ley mordaza’ que viola nuestros derechos parlamentarios. Una vez que se tome esta decisión nosotros vamos a formar una nueva bancada”, anunció Kenji Fujimori.

Asimismo, el congresista resaltó que solicitó la reestructuración de Fuerza Popular ante las dos derrotas electorales de su hermana Keiko, de 2011 y 2016.

“Lo sano es que cambien todos los cuadros del partido y la estructura orgánica de FP, pero eso nunca se dio y, por esa razón, nosotros estamos tomando en cuenta que nunca se nos escuchó en su debido momento”, afirmó Fujimori, quien se retiró sin ofrecer más detalles sobre su decisión.

Acuerdo por el país

Kenji Fujimori y el grupo de congresistas que hoy lidera firmaron un “acuerdo de gobernabilidad” (leer recuadro) con el que dejan en evidencia que apostarán por acercarse al gobierno de Kuczynski. Uno de los puntos dice textualmente: “Respaldar al Poder Ejecutivo en la respuesta inmediata a los problemas que aquejan al pueblo peruano”.

Las reacciones de Fuerza Popular fueron inmediatas.

Cecilia Chacón dijo que “ahora estarán en la bancada todos los que realmente quieren estar en Fuerza Popular”. Asimismo, aseguró que “la renuncia de estos congresistas es una cortina de humo para tapar los casos de corrupción que involucran a Kuczynski con la empresa Odebrecht”.

“Ha nacido la bancada PPK”, añadió Chacón, quien recordó que aún cuentan con la bancada más grande. Claro, reconoció que Fuerza Popular ya no disfruta de la mayoría absoluta. Los números no mienten.

En tanto, Héctor Becerril consideró que FP se beneficiará con la salida de los diez parlamentarios. “Por fin se acaba esta telenovela”, dijo.

Al frente, en la facción kenjista, se respiran –por lo que afirman sus integrantes– aires de libertad e independencia.

Ramírez dijo que estaba feliz de haber “salido de una olla de grillos”. Declaró que los legisladores de Fuerza Popular, antes de hablar de la lucha contra la corrupción, deberían ver en su propio entorno.

La culpa la tiene Keiko

La congresista García culpó a Keiko Fujimori de la renuncia y afirmó que hay más colegas suyos que desean irse, pero que no lo hacen porque tienen miedo a la cúpula de Fuerza Popular.

Confirmada la deserción, lo que Kenji y los demás aguardan es que el Tribunal Constitucional anule la ley que prohíbe formar nuevas bancadas y, de esta manera, poder exigir el reconocimiento oficial del grupo parlamentario.

Por lo pronto, anunciaron que trabajarán juntos, como un solo bloque.

Eso por el lado kenjista. Por el lado de Fuerza Popular, con menos integrantes es posible que en el futuro pierda la presidencia de alguna comisión, siempre y cuando el TC permita la creación de bancadas nuevas.

El congresista de PPK Juan Sheput explicó que la ley que prohíbe la formación de nuevas bancadas sigue vigente y, por tanto, no puede haber una reestructuración interna. El fujimorismo preside actualmente 15 comisiones.

Lo que sí es una consecuencia inmediata es que Fuerza Popular ha perdido poder.

Con sus 61 congresistas, FP no podrá aprobar por sí solo sanciones constitucionales, por ejemplo, en contra de los magistrados del Tribunal Constitucional. Tampoco cuenta con los votos para aprobar nuevas leyes orgánicas o sus modificaciones, entre otros temas.

Pese a este panorama, en el fujimorismo restan importancia a la renuncia del grupo que lidera Kenji Fujimori. Y tratan de darle la vuelta al mal trago. Becerril alegó, en ese sentido, que es mejor tener un grupo más pequeño pero más cohesionado.

Sin embargo, no es el panorama que Fuerza Popular imaginaba enfrentar cuando, hace un año y medio, se confirmó que dominaría el Congreso, gracias a la cifra repartidora. 

Otro golpe a FP

- Golpe. En declaraciones para Sigrid.pe, el oficialista Sergio Dávila, consideró que Fuerza Popular corre el riesgo de perder la Mesa Directiva del Congreso.

- Responde. La premier Mercedes Aráoz rechazó que la renuncia del bloque kenjista sea una cortina de humo para beneficiar al jefe de Estado. Según dijo, Kuczynski no tiene nada que ocultar.

El “acuerdo de gobernabilidad” de la facción de Kenji Fujimori

- Kenji Fujimori y los otros nueve congresistas que ayer renunciaron de manera irrevocable a Fuerza Popular presentaron lo que llamaron un “acuerdo de gobernabilidad”. Fue firmado por todos, según señala el documento, “respetando la responsabilidad y el derecho del Gobierno a su decisión autónoma, y sin renunciar a la obligación de fiscalización y control político”. Incluye los siguientes diez puntos:

1. Reafirmar el diálogo y la reconciliación nacional con el firme propósito de alcanzar un clima de sana gobernabilidad.

2. Respaldar al Poder Ejecutivo en la respuesta inmediata a los problemas que aquejan al pueblo peruano, especialmente en lo relacionado con la seguridad ciudadana.

3. Dar solución inmediata a las urgentes acciones pendientes en favor de los damnificados del fenómeno El Niño costero y, asimismo, fortalecer el proceso de reconstrucción.

4. Desarrollar una política de Estado para la siembra, cosecha de agua y reforestación en los bosques y, también, para impulsar la reactivación del agro.

5. Ejecutar las obras de agua, desagüe y de electrificación que son de urgente necesidad.

6. Incrementar la inversión pública en beneficio de los más necesitados.

7. Promover la inversión privada para la reactivación de la economía.

8. Realizar un debate nacional para el retorno a la bicameralidad.

9. Demandar el respeto pleno a las instituciones de la República e instar a las autoridades a luchar, sin cuartel, contra la corrupción.

10. Defender los derechos fundamentales de las personas a las libertades que la Constitución peruana reconoce y, también, defender los derechos de todos los parlamentarios a la libertad de conciencia, a la libre expresión y al principio de no estar sujetos a ningún mandato imperativo.

Te puede interesar