ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionales

Trujillo espera al Papa con una gran fiesta y en medio del abandono

Situación en el norte. Francisco visita hoy la zona de Buenos Aires que fue afectada por El Niño y donde los trabajos de reconstrucción van a paso lento. Oficiará una misa en balneario de Huanchaco, donde se espera un millón de personas.

La Republica
Fernando Leyton,Alonso Marín J.,

El centro de Trujillo era una fiesta llena de color, alegría y algunas lágrimas generadas por la emoción. En las periferias, en cambio, allí donde el papa Francisco pide llevar la Iglesia católica, el panorama se parecía más a la tristeza y a la resignación, al abandono.

El Sumo Pontífice llegará hoy a la Ciudad de la Eterna Primavera, donde se reunirá con miles de fieles que, desde el lunes pasado, muestran su fe en la manifestación de “religiosidad popular más grande de la historia”, tal como la califica el Arzobispado de Trujillo.

PUEDES VER Bajo la lluvia o el sol inclemente: miles llegan a Trujillo en peregrinación

Desde el 15 de enero las imágenes sagradas más importantes del norte peruano se congregan en la Catedral de Trujillo. Ayer, durante la tarde y la noche, peregrinaron nuevamente hacia la explanada de Huanchaco, donde Francisco oficiará una misa en compañía de 40 representaciones de advocaciones marianas y santos.

“Se ha visto el fervor y la devoción de la gente que venera estas imágenes. Tanto de las personas que han viajado horas trayéndolas, como de los trujillanos que han ido a conocer y venerarlas. Ha sido toda una fiesta en la Catedral. Ahora que están en Huanchaco, allí se viven momentos de mucho fervor. Eso nos ha unido más”, declaró a La República el padre Ronald La Barrera, vocero del Arzobispado.

Anoche, a pesar de la lluvia, cientos de personas se congregaron en la playa Huanchaco para acompañar a sus imágenes y esperar al Papa. Se dispuso que las autoridades y los voluntarios de la Guardia Juvenil vigilarán el lugar para cuidar a los feligreses que se quedaron allí para acampar.

A la media noche se habilitaron las rutas de transporte público para trasladar a los fieles hasta la explanada. Aunque la misa es a las 10 a.m., se tenía previsto que para hoy a las 6 a.m. el sitio esté totalmente lleno con un millón de personas.

La reconstrucción

Culminada la misa, el Papa visitará la zona de Buenos Aires, que fue afectada por El Niño costero. Allí se reunirá con unas 300 familias de Tumbes, Piura, Lambayeque y La Libertad, las que hasta ahora siguen esperando la tan promocionada “reconstrucción”.

“El llamado va a ser, y creo que lo hará también el Papa, que tenemos que preocuparnos por los damnificados. La burocracia no puede hacerlas esperar tanto. No pueden estar tanto tiempo sin tener dónde vivir”, indicó La Barrera.

En el litoral de Trujillo y por las calles del balneario de Buenos Aires también se vive la llegada del papa Francisco, pero la emoción es baja, pues los vecinos sienten, día a día, la amargura del abandono.

Calles sin asfalto, viviendas abandonadas, casas colapsadas y a semiconstruir. Es solo una parte del panorama que espera a Francisco en uno de los barrios más golpeados por El Niño costero donde la reconstrucción avanza lento.

Rosa, de 52 años; Herminda, de 37; Elena, de 36; y Maricielo, de 26, viven junto a otras 14 personas (niños entre ellos) en un lote de la calle Antonio Matei, en pleno centro de Buenos Aires. El espacio apenas tiene paredes y calaminas que no llegan a completar un techo improvisado.

Ellas afirman, sin emoción alguna por la visita de Francisco, que luego de diez meses, el municipio no las ha apoyado en la recuperación de su vivienda destruida por la inclemencia de la naturaleza.

“Esperamos que con la llegada del Papa, el alcalde se ponga una mano al pecho y nos ayude en la reconstrucción de nuestras casas. Somos mujeres y niños que no tenemos cómo protegernos”, indica Maricielo.

Omar Pinillos, otro vecino de la misma calle, denuncia: “Vendrá el Papa y se terminarán las obras. Solo se ha remodelado las partes por donde él pasará”. Los vecinos reclamaron que no han recibido apoyo del alcalde Carlos Vásquez.

Papa está preocupado por violencia de género

Días antes de la llegada del Papa al Perú, el nuncio apostólico Nicola Girasola visitó Trujillo y se reunió con las autoridades del Arzobispado. Allí, según cuenta el padre Ronald La Barrera, indicó que el Sumo Pontífice está preocupado por la violencia que se registra a diario en el norte peruano, en particular hacia la mujer.

“El nuncio dijo que seguramente el Papa hablará sobre la violencia contra la mujer y hará un llamado a la unidad y a la paz”, precisó La Barrera. Perú es el octavo país (de un total de 23) de América Latina con más feminicidios.