Diego García Sayán: “A estas alturas necesitamos a un presidente que gobierne”

La República
28 12 2017 | 13:56h

Diego García Sayán. Ex presidente de la Corte IDH y ex ministro de Relaciones Exteriores.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha convocado a una audiencia extraordinaria, preocupada por las implicancias del reciente indulto concedido a Alberto Fujimori. Diego García Sayán analiza este anuncio y, además, critica la idea de reconciliación del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski.

¿Qué es lo que se verá en la audiencia del 2 de febrero?

PUEDES VER García Sayán: Resolución de Corte IDH sobre el TC es obligatoria

Esta audiencia convocada tiene conexión con el cumplimiento de las sentencias de Barrios Altos y La Cantuta, que estarían siendo modificadas o dejadas sin efecto a través del indulto.

Y realizada la audiencia, ¿cuánto tiempo pasaría antes de un pronunciamiento?

La Corte nunca se pronuncia en la audiencia misma. Pero, evidentemente, tendría que haber un pronunciamiento en el transcurso de las siguientes semanas.

¿Lo que diga la Corte tendría que ser de obligatorio cumplimiento por parte del Estado peruano?

Por supuesto. Una sentencia de un tribunal internacional se cumple, más cuando se trata de un tema de derechos humanos y de un país democrático.

¿Y el presidente Kuczynski no podría alegar que el indulto es una prerrogativa constitucional?

Cuando un país forma parte de un entorno internacional, se compromete a cumplir ciertas reglas.

El gobierno ha explicado que el indulto responde a la necesidad de la reconciliación. Hasta se ha anunciado un “gabinete de la reconciliación”.

Hablar de un gabinete de reconciliación me parece una broma de muy mal gusto.

Una reconciliación entre los fujimoristas, será, que andan divididos.

Entre los fujimoristas, o entre Kuczynski y Keiko. La reconciliación con el país, entre la sociedad está pendiente. Mire, si es que la situación de salud del señor Fujimori es delicada, podría haber habido una junta incuestionable por su neutralidad y, además, un pedido de perdón.

Fujimori pidió perdón en un reciente video.

Claro, pero habló de un perdón a los que defraudó. Se le podría haber exigido al señor Fujimori, antes de cualquier indulto, que diga que en el futuro ningún gobierno debería admitir la existencia de grupos armados e ilegales, que nunca más debe perseguirse a inocentes.

¿Qué más ha faltado en este proceso?

Tienen que estar en la mesa todos los actores. No basta con liberar a un señor condenado por graves crímenes, y a los otros ni se les concede una audiencia. El indultado ni siquiera ha pagado sus reparaciones civiles. La reconciliación exige que se piense en todos los involucrados.

¿Se inscribe con quienes piensan que el indulto es la recompensa por detener el proceso de vacancia presidencial?

Todo indica eso. Yo no tengo las pruebas, pero lo real es que la vacancia express se frustró y dio paso a un indulto express, sin medirse las consecuencias de lo que está pasando. Ya no son los tiempos en que un gobernante puede hacer algo sin reacciones de la sociedad y a nivel internacional.

Si no necesitamos un gabinete de reconciliación, ¿qué urge entonces?

Hablaría de un gabinete de emergencia nacional y de transición a otra cosa. Alguna gente empieza a comentar si no sería el momento de que un gobernante, tan ostensiblemente inoperante, le ceda los trastos a su vicepresidente. A estas alturas necesitamos a un presidente que gobierne. En un año y medio de gestión, ¿qué hemos visto?