ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionales FOTOS - Mira las mejores postales del eclipse lunar 2022 en nuestro país

Roger Rodríguez: “No es un indulto humanitario, pasa a ser un indulto político”

La Republica

Entrevista a Roger Rodríguez Santander. Ex director general de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia.

Roger Rodríguez Santander renunció a ser director general de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia, en protesta por el indulto presidencial otorgado a Alberto Fujimori. En la siguiente entrevista abunda en las razones por las que considera que el proceso ha estado lleno de irregularidades para favorecer la excarcelación.

PUEDES VER César Nakazaki: “La Corte Interamericana noplantea una pena inhumana”

¿Por qué renunció a ser director general de Derechos Humanos del Minjus?

He sido miembro de la Comisión de Gracias Presidenciales durante dos años y tuve ocasión, como consecuencia de la filtración de información en los medios, de conocer cuál era el cuadro médico del ex interno Alberto Fujimori. Puedo decir con absoluta certeza que jamás, al menos desde que se realizó la reorganización de la comisión, un cuadro médico de esas características justificó un indulto humanitario.

¿Son dolencias que no justifican ese privilegio?

Los problemas de arritmia, de hipertensión, de una depresión comprensible como consecuencia del encierro son cuadros permanentes de las personas internas y de las que gozan de plena libertad. Insisto, cuando la comisión se reformó como consecuencia de los acontecimientos del caso Facundo Chinguel, jamás un cuadro médico así justificó un indulto humanitario. Esos casos eran rechazados.

¿En qué casos se justificaba un indulto?

De metástasis, de VIH.

El médico de cabecera de Fujimori, Alejandro Aguinaga, señala que la principal dolencia es la fibrilación auricular.

Es un tema cardiaco que puede presentarse en los adultos mayores, no en todos. Lo que quiero decir es que si uno se atiene al criterio reiterado de la propia Comisión de Gracias Presidenciales desde hace más de cinco años, jamás un cuadro médico así justificó el indulto humanitario.

¿Es el único cuestionamiento que usted encuentra?

He expuesto la razón principal. Hay otras adicionales. Si uno ve el contexto en el que se ha dado el indulto, este queda descartado como humanitario y pasa a ser un indulto político, que en este caso además es conseguido como una respuesta negociada políticamente para la abstención de 10 congresistas de Fuerza Popular, que han reconocido que recibieron la llamada telefónica del propio enfermo, el ex presidente Fujimori.

Es decir, considera que el indulto es una retribución por las abstenciones que salvaron al presidente de ser vacado.

Sin duda.

¿Y cuáles son las consecuencias de un indulto político?

Siendo un indulto político inmediatamente se activan todos los impedimentos legales y jurídicos que lo convierten en un indulto nulo.

¿Y usted señala que este es un indulto que responde a un favor político porque tiene información adicional? ¿En qué basa su análisis?

Es que negar esa realidad, a mi juicio, es un insulto a la inteligencia del peruano. Hay que tomar en cuenta la sucesión de eventos.

¿Cuáles eventos?

Primero, se planifica una nueva conformación de la comisión, retirando a Laura Vargas y Víctor Arroyo, personas de independencia probada. Pero resulta que a quien se nombra es un señor de más de 90 años que ni siquiera tenía noticia del asunto. A la par, pasa a tomar parte de la junta evaluadora el médico del interno (Juan Postigo), algo absolutamente irregular.

Ayer escuché que eso es algo normal.

Eso no es cierto. Jamás el médico de un interno ha formado parte de una junta médica que emita un diagnóstico sobre ese mismo interno. Nunca. Por supuesto que el médico del interno debe estar presente durante la evaluación, pero no forma parte del grupo que emite el diagnóstico. A eso hay que añadir lo siguiente: les aseguro que no encontrarán ningún procedimiento de indulto humanitario que demore trece días. El propio ministerio reconoció que todo empezó el 11 de diciembre y de manera muy eficiente culminó el 24. Eso nunca ha ocurrido, ni en el caso de los enfermos terminales. Por eso digo, es un insulto a la inteligencia negar que existen irregularidades que invitan, por decir lo menos, a sospechar de la validez de este indulto.

¿Se justifica entonces su evaluación en instancias nacionales e internacionales?

Claramente.

Normalmente, ¿cuánto demoraría el proceso de indulto de una persona con una enfermedad terminal?

Si es terminal, un mes. Y si es grave pero no terminal, entre unos tres y seis meses. Lo de Fujimori ha demorado trece días.

Ha demorado la mitad de tiempo de lo que demoraría el caso de un recluso con una enfermedad terminal.

La mitad, así es. Y encima, ha sido un indulto otorgado a una persona que va a ser dada de alta en poco tiempo, en horas o días. Al parecer no es solo un asunto político, sino divino, milagroso.

¿Es normal que la junta médica recomiende un indulto, como ocurrió con Fujimori?

No suele ocurrir. Y tampoco suele ocurrir lo siguiente: si uno revisa el acta de la junta médica, la descripción final del diagnóstico es que se trata de una enfermedad progresiva, degenerativa e incurable. Es curioso, pero son los mismos términos que aparecen en el reglamento de gracias. Los médicos no suelen calzar sus diagnósticos con la terminología reglamentaria, al menos yo no he visto eso mientras formé parte de la comisión. Y ahora sabemos que en el momento de la evaluación del interno habrían estado presentes asesores legales del Ministerio de Salud. ¿Qué hacían ahí?

¿Qué piensa usted?

Existe la sospecha de que el rol de los asesores ahí fue el de inducir, para usar el término exacto, y que así no quede margen para la junta médica de valorar nada. Es muy extraña esa redacción.

La junta médica mandó su informe a la Comisión de Gracias. Esta tendría que haberlo revisado de manera expeditiva, ¿cierto? ¿No tenían casos que llegaron antes?

Dada la carga que tiene una Comisión de Gracias, la prioridad es de los enfermos terminales, y cuando no hay casos así se sigue un criterio cronológico. Es decir, se tendría que haber avaluado todos los expedientes que ingresaron antes del de Fujimori. ¿Pasó eso? Sería bueno analizarlo.

Cuando salió Marisol Pérez Tello del Ministerio de Justicia y entró a reemplazarla Enrique Mendoza, se especuló que este cambio obedecía, precisamente, a hacer viable el indulto a Fujimori. Con todo lo que se ha visto, ¿considera probable esta hipótesis?

Se convierte en una hipótesis plausible. Siempre razoné con buena fe, pero en vista de los hechos descritos, es una hipótesis plausible.