Política

Kuczynski: “Está en sus manos salvar la democracia o hundirla”

La Republica
Redaccionlr

Se defendió. El jefe del Estado negó haber hecho negocios con Odebrecht y mostró documentos que confirman que solo Gerardo Sepúlveda gestionó y dirigió acuerdos con la empresa brasileña involucrada en el caso Lava Jato.

El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, se presentó ayer junto a su abogado Alberto Borea ante el pleno del Congreso por el proceso de vacancia entablado en su contra por los supuestos negocios que habría realizado su empresa Westfield con la compañía Odebrecht.

“Estoy aquí para que se respete la voluntad general del pueblo peruano, que me otorgó el honor de servirlos y de representarlos. Lo que aquí está en juego no es la vacancia de un presidente, sino la democracia, que tanto le costó al Perú recuperar, la estabilidad de un país próspero”, afirmó Kuczynski.

PUEDES VER Los congresistas de Fuerza Popular que no apoyaron la vacancia a PPK

El jefe de Estado reconoció que ha cometido muchos errores, pero rechazó tajantemente ser corrupto o haber recibido alguna coima durante su gestión como ministro de Estado, y menos hoy que lleva las riendas del país.

“Pido disculpas, eso sí, porque no he sabido explicar. Porque no le he prestado la debida atención a las formas de la política, las cuales pueden ser abrumantes y para las que, sin duda, sigo aprendiendo. Uno aprende hasta el último día. A este pueblo que me honró con su voto, más que a nadie, le debo una profunda explicación. Y para eso, fundamentalmente, he venido el día de hoy”, declaró el mandatario.

Se dirigió hacia los 130 parlamentarios y les pidió reflexionar ante la crisis política que se ha generado.

“Congresistas, sé que aman a su país, actúen en consecuencia. Está solo en sus manos salvar la democracia o hundirla por mucho tiempo”, sentenció el presidente Kuczynski.

No es mi firma

Por otro lado, afirmó que la empresa Westfield era de su propiedad, pero cuando fue ministro, esta compañía era “gestionada y dirigida por el señor Gerardo Sepúlveda”.

Luego presentó documentos en los que solo se observa la firma de Sepúlveda, y que corresponden a un acuerdo de asesoría suscrito entre Odebrecht, Westfield y el Banco de Crédito del Perú el 17 de marzo de 2004.

“Westfield no es un vehículo de cobros ilegales. Es una empresa constituida hace 25 años. Todas sus transacciones fueron bancarizadas, pagaron impuestos tanto en el Perú como en Estados Unidos; y responden a servicios efectivamente prestados”, declaró.

Asimismo, el presidente precisó que el acuerdo firmado entre Westfield y Total E&P Activities Petrollieres fue suscrito por Sepúlveda y afirmó que no conocía este trato.

En ese sentido, el mandatario reiteró que estas pruebas demostraban que jamás cometió un “acto de corrupción en los pagos a Westfield capital” y que “quien los gestionó fue exclusivamente Gerardo Sepúlveda”.

"Los dividendos que un empresario recibe por parte de una empresa son por la propiedad de la misma, no por su gestión. Por ejemplo, existen personas que reciben dividendos y nunca han ejercido una actividad empresarial lucrativa. Nunca participé en las asesorías ni realicé ningún tipo de gestión de intereses mientras fui ministro", aseguró el presidente.

Factor Sepúlveda

Kuczynski sostuvo que decidió que Sepúlveda gestione su empresa para evitar cualquier incompatibilidad y no cometer un delito.

"Le exigí que, durante mi paso por la gestión pública, no hubiera comunicaciones referidas al negocio. Es decir, que se creara entre Sepúlveda y yo una muralla infranqueable. Esta es una práctica habitual en el mundo financiero o legal, que se conoce como muralla china", aseguró.

En tanto, en un tono reflexivo, el jefe de Estado remarcó que la vacancia –promovida por el Frente Amplio, el Apra y el fujimorismo– golpeará el futuro de nuestro país y que lo mejor es la continuidad de un gobierno elegido por el voto popular.

“Mi honor y mi honra, producto de 57 años de trabajo, es lo más importante que tengo y que heredé de mis padres, es lo que quiero dejarle al pueblo peruano y es la razón por la que busqué ser su presidente”, afirmó Kuczynski.

PPK: Los dividendos que un empresario recibe por parte de una compañía son propiedad de la misma y no por haberla gestionado.

Enfoque - Un mensaje emotivo

Fernando Tuesta Soldevilla (Analista político)

La presentación de PPK  siguió lo planteado la noche anterior durante su mensaje a la Nación. Expuso, básicamente, que él no ha sido responsable de ningún delito; reconoció, usando sus palabras, que no fue "prolijo" y en el peor de los casos cometió una negligencia. También dejó en claro que todo esto no amerita una vacancia y su acusación fue que una oposición quiere ahora capturar el poder.

Refiriéndose ya a la opinión pública, el presidente aseveró que han votado por él y su equipo y que eso se tiene que respetar. Su mensaje estuvo más ligado a lo emotivo que a la razón.

PPK tocó los fundamentos que debía sostener Alberto Borea, quien  como parte de la defensa estuvo bien, pero pudo estar mejor. Le ganaron los excesos. Se emocionó de estar en el Congreso. Su presentación pudo resumirla en una hora.

Enfoque - Por un debido proceso

Carlos Caro (Experto en temas de lavado de activos)

El procedimiento para vacar a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, duró 8 meses garantizando el debido proceso; aquí, en el Perú, los congresistas han dicho que este es un proceso político y está librado de ciertas reglas, pero eso no es así. 

El Tribunal Constitucional deja claramente establecido que en todos los procesos parlamentarios debe de regir el debido proceso.

Desde mi punto de vista no se puede avalar una vacancia express, algo que se pueda armar en 10 días. 

Debería haber un expediente parlamentario que se tiene que notificar al presidente, con los motivos de la moción de vacancia por incapacidad moral. 
Hay que tomar en cuenta que si se aprueba la vacancia y los vicepresidentes renuncian, se tiene que llamar a elecciones generales.