Acción de amparo frenaría denuncia constitucional contra fiscal de la Nación, señala Javier de Belaunde

Liliana Rojas
16 Nov 2017 | 5:15 h

Jurista sostiene que acusación afecta autonomía del Ministerio Público y que también se puede acudir a la justicia supranacional. 

Para frenar la denuncia contra el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, corresponde que se interponga una acción de amparo y que el sistema de justicia pueda dictar medidas cautelares, y, en su defecto, se puede acudir a la justicia supranacional, consideró el jurista Javier de Belaunde.

El último jueves, la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales declaró procedente la denuncia contra el fiscal de la Nación, que fue presentada por los legisladores Daniel Salaverry (Fuerza Popular) y Yeni Vilcatoma por supuesta omisión de funciones en las investigaciones del caso Odebrecht.

PUEDES VER: Pablo Sánchez: "Me quieren sacar por luchar contra la corrupción, pero no podrán"

La acusación constitucional ha pasado a la agenda de la Comisión Permanente del Congreso, donde el fujimorismo también tiene mayoría. Ya en el pleno, la acusación contra Sánchez requiere del respaldo de 86 votos para ser aprobada.

“La procedencia acá de un amparo me parece más o menos evidente. Creo que un juez que tenga los pantalones suficientes o una jueza que quiera cumplir con su función podría dictar medidas cautelares y, finalmente, está la justicia supranacional”, manifestó el jurista en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Recordó que la Corte Interamericana de Derechos Humanos repuso a tres de los magistrados del Tribunal Constitucional y eso hizo que cayera el gobierno de Alberto Fujimori y que Valentín Paniagua, en su primer acto de gobierno transitorio, los repusiera efectivamente.

Según De Belaunde lamentablemente estamos viviendo una situación parecida a los años noventa, tras señalar que existe el peligro de que el fujimorismo capture a las instituciones más importantes del país 

“Tengo la impresión que estamos viviendo a una situación parecida a la década del noventa […]. Tenemos el ataque al fiscal de la Nación, al Tribunal Constitucional, y una serie de interrogantes sobre el Consejo Nacional de la Magistratura. Estamos ante un peligro de captura de instituciones nuevamente muy serias”, comentó.


Afecta autonomía del MP

Respecto al contenido de la denuncia contra el fiscal Sánchez, que se basó en las acusaciones presentadas por Salaverry y Vilcatoma, De Belaunde dijo que esta carece de fundamento y afecta la autonomía del Ministerio Público porque se entromete en su función.

“Ambas acusaciones están entrando a cuestiones directamente funcionales, ambas van en contra de la autonomía del Ministerio Público, y realmente al carecer de fundamento, uno se pregunta qué se pretende con ellas”, dijo.

Ssostuvo que ninguna tiene asidero legal. Mientras que la acusación formulada por  Salaverry se basa en opiniones periodísticas, pero aún así pide la destitucion e inhabilitacion del fiscal de la nación; la de Vilcatoma no solicita nada concreto y se limita a cuestionar los nombramientos que realizó el máximo representante del Ministerio Público en las investigaciones del caso Odebrecht, destacó.

Para De Belaunde la pregunta que debería plantearse la opinión pública gira en torno a cuáles son las motivaciones de las denuncias que se ventilan en el Congreso y que se plantean en un contexto en que se cuestiona también a cuatro magistrados del Tribunal Constitucional por aclarar el voto de Juan Vergara Gotelli respecto al caso El Frontón.

“Lamentablemente esto nos lleva a un terreno especulativo, en el que hay que ubicar el contexto, porque no es solo el Ministerio Público, son magistrados del TC que también están siendo afectados con otra acusación, es a la Presidencia de la República, a la cual se le trata de jalar de todas maneras a través de un interrogatorio que se le pretende hacer, y se le trata de jalar a un cuestionamiento que da lugar a preguntas”, manifestó.


“Parece haber, desde el Congreso, un ataque interinstitucional, lo cual me parece una enorme irresponsabilidad. Yo creo que verdaderamente se está jugando con fuego, y lamentablemente nos trae a la memoria el ataque a todas las instituciones que hubo en los años noventa, durante los gobiernos de Alberto Fujimori”, puntualizó.