Terrenos comprados por evangélicos son de Alianza Lima