Congreso aprobó convenio militar con Bielorrusia, que estafó al Perú

La Republica
Ángel Páez

Aquí no pasa nada. El actual presidente bielorruso, Aleksandr Lukashenko, considerado "El último dictador de Europa", es el mismo que promovió la venta de las aeronaves de combate MiG-29 durante el gobierno de Fujimori y Montesinos mediante pago de sobornos.

Con el voto mayoritario de la bancada fujimorista, el Congreso aprobó un convenio técnico-militar con Bielorrusia, el país que vendió a precio sobrevalorado, en malas condiciones técnicas y pagando sobornos, un lote de 18 aeronaves de guerra MiG-29 por 252 millones de dólares, durante el régimen de Alberto Fujimori, en 1996.

Solamente el asesor de inteligencia de Fujimori, Vladimiro Montesinos, recibió una coima superior a los 30 millones de dólares por su intervención en la corrupta operación comercial, de acuerdo con su ex socio Alberto Venero.

PUEDES VER San Martín: “Si no se respeta marco jurídico, indulto a Fujimori sería ilegítimo”

La votación se produjo el 13 de septiembre y contó con los votos aprobatorios de los 48 congresistas fujimoristas que estaban presentes, además de 11 votos de Peruanos Por el Kambio, 7 del Frente Amplio, 4 de Alianza Para el Progreso, 4 de Acción Popular, 3 del Apra y 9 de los No agrupados.

Sorprendentemente, los legisladores emitieron el voto favorable sin haber verificado los antecedentes de Bielorrusia. De haberlo hecho, pudieron haber constatado que el jefe del Estado de Bielorrusia que aprobó la venta a Perú de los aviones MiG-29, Aleksandr Lukashenko, sigue presidiendo su país debido a procesos electorales que han sido cuestionados, por lo que es llamado "El último dictador de Europa".

Mala fama

Pero lo más lamentable es que dieron luz verde al convenio técnico-militar cuando dos de los principales responsables, los vendedores de armas Moshe Rothschild y Enrique Benavides Morales, continúan en condición de prófugos. E incluso, no obstante el tiempo transcurrido, el proceso judicial todavía no ha concluido.

Como acreditan los documentos obtenidos por La República, fue por iniciativa del gobierno de Lukashenko que se iniciaron las negociaciones con Perú para la suscripción de un convenio técnico-militar, pasando por alto la grave responsabilidad de Bielorrusia que fue parte de una conspiración corrupta para vender los MiG-29, a pesar de que no contaba con las garantías de abastecimiento de armamento, repuestos y motores, sencillamente porque no es fabricante de la aeronave. Además, la Federación Rusa no le ha proporcionado licencia para la reparación, modernización y mantenimiento de las máquinas. Por estos hechos, el gobierno de Fujimori y Montesinos se vio obligado a comprar a Moscú otros tres MiG-29-SE, porque los aviones adquiridos a Bielorrusia "solo servían para los desfiles militares", como tituló en su momento el periódico The New York Times, sin ocultar el tono de burla.

Después de que una comisión investigadora del Congreso determinó la responsabilidad de Fujimori, el jueves 29 de mayo del 2003 lo declaró traidor a la patria por aprobar la compra de los MiG-29 supuestamente para defendernos ante Ecuador, lo que fue desmentido por los informes técnicos de la Fuerza Aérea del Perú, que concluyó que dichos aviones no cumplían con las especificaciones exigidas por el instituto castrense.

A pesar de no contar con una industria militar y de tener una gran cantidad de equipamiento obsoleto heredado de la Unión Soviética, Bielorrusia está en condiciones de proveer al Perú mediante el convenio “producción, modernización, entrenamiento, empleo, reparación, compraventa, suministro y transferencia de material y armamento aéreo; para la defensa antiaérea; para el Ejército; para la Marina; así como de sistemas de comando, control, comunicaciones y guerra electrónica".

El 30 de septiembre, el presidente Pedro Pablo Kuczynski suscribió el cúmplase de la resolución legislativa que aprobó el convenio.

El 20 de octubre del 2011, en la capital bielorrusa, Minsk, el ministro consejero, Octavio Vizcarra Pacheco, firmó el convenio luego de recibir los poderes respectivos del presidente Ollanta Humala.

Luego, la Cancillería, el Ministerio de Defensa y los institutos militares dieron su visto bueno al convenio con Bielorrusia para que el Congreso lo refrendara y entrara en vigencia.

Nadie informó –o no quiso hacerlo– sobre la estafa que Bielorrusia había perpetrado en perjuicio del Perú, ni tampoco advirtió de la inconveniencia de suscribir un convenio con este país.❧

Procuraduría Anticorrupción confirma que juicio está vigente

  • La procuradora adjunta anticorrupción, Gisela Salas, señaló que recientemente la Corte Suprema resolvió la continuación del juicio contra los responsables por la compra de los MiG-29, rechazando un intento de archivar el proceso por prescripción. El juicio oral comenzará dentro de poco.
  • Vladimiro Montesinos se acogió a la conclusión anticipada, confirmando que existió corrupción en la adquisición de los aviones.
  • “Es preocupante que se firme un convenio con un país que, según sus antecedentes, vende (equipos militares) con costos sobrevalorados", señaló la procuradora.