73% votaría por nuevos partidos si hay elecciones al Congreso

Sanción. Sondeo precisa que mayoría de los ciudadanos optaría por una alternativa diferente para el Legislativo. El 65% respaldaría un eventual cierre constitucional del Parlamento. Kuczynski detuvo caída y su aprobación se encuentra en 22%, según GfK.

24 Sep 2017 | 6:15 h

Ante la última crisis política, con la caída del gabinete ministerial, hoy la población desaprueba tanto al Ejecutivo como al Legislativo. Pero esto va más allá.

Según la última encuesta nacional urbano rural de GfK para La República, el 73% de encuestados buscaría votar por alternativas diferentes en eventuales nuevas elecciones para el Congreso, solo un 22% lo haría por algún grupo político actual. El 6% no sabe o no opina.

PUEDES VER GfK: Rechazo al Congreso crece en medio de tensiones con PPK

En cuanto al desempeño del Parlamento, el 56% de los encuestados considera que está actuando de manera obstruccionista con el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski. Esta cifra se incrementa en Lima con 67%. En contraparte, el 37% considera lo contrario.

Sobre la relación entre ambos poderes del Estado, los peruanos la siguen considerando como conflictiva (50%), el 35% piensa que es tensa, pero avanza, y un 8% cree que es una relación cordial. En ese marco, el 63% tiene percepciones negativas sobre la censura e interpelaciones a ministros, mientras que al 6% le genera indiferencia y el mismo porcentaje felicidad.

Con este panorama de creciente descontento, el 65% respaldaría un eventual cierre del Congreso ante una crisis del gabinete, frente al 35% que se opone. Nuevamente, la cifra a favor de disolver el Legislativo crece en la capital (71%).

De darse comicios parlamentarios, si bien los encuestados preferirían una opción distinta a la de los partidos actuales, Fuerza Popular obtendría la mayoría parlamentaria (30%), seguida por Peruanos Por el Kambio (11%) y Frente Amplio (6%). Un 15% votaría blanco o viciado mientras que el 18% no sabe o no opina.

Los últimos desencuentros del congresista Kenji Fujimori con su partido también han sido evidenciados: el 48% cree que en eventuales nuevas elecciones congresales el benjamín de los Fujimori postularía con otro grupo.

Se detiene caída

La baja aprobación del jefe de Estado detuvo su caída y subió tres puntos porcentuales, pasando de 19% a 22% en el último mes. Pero el 75% de los peruanos desaprueba su Gobierno, que en las últimas semanas enfrentó la interpelación a la ex ministra de Educación, Marilú Martens, y derivó en la salida del gabinete presidido por Fernando Zavala y la conformación de uno nuevo, esta vez al mando de Mercedes Aráoz.

El sondeo indica que en los últimos tres meses, Kuczynski se ha recuperado en el sur del país, alcanzando el 26% de aprobación al igual que en Lima (28%), en oriente llega al 18%.

El respaldo más bajo se da en el centro del país con 12% y en el norte, afectado por El Niño costero, donde solo logra el 15% de apoyo. Adicionalmente, el 69% considera que Kuczynski conduce su gobierno de manera negativa, y el 30% lo evalúa de manera positiva, pero con tendencia a calificarlo como regular.

Enfoque - Escenarios inciertos

Hernán Chaparro (Gerente GfK)

El nivel de aprobación del presidente detuvo su descenso y solo el tiempo dirá si esto implica un cambio o no. 

En otros gobiernos, la renovación del gabinete, a mitad de la gestión, otorgó un par de meses de oxígeno para luego volver a descender. Y no tenían una oposición como la actual.  

La ciudadanía rechaza por igual al Ejecutivo y al Parlamento si los ve entrampados en conflictos. En este caso, la percepción de una mala relación Ejecutivo-Congreso se detuvo, ha mejorado algo la aprobación presidencial y de los ministros (como conjunto), pero el Congreso sigue igual.  

Más de la mitad percibió que en esta coyuntura el Parlamento estuvo actuando de manera obstruccionista y casi dos tercios manifestaron estar a favor de que se convocara a nuevas elecciones si se volvía a negar la confianza.  

¿Habría cambios en un hipotético nuevo Congreso? En general, poco más del 70% dice que votaría por una nueva alternativa. Sin embargo, esto tiene matices cuando se pregunta en concreto por quién votaría. Indagamos de dos maneras: una con solo los actuales grupos en el Congreso y otra con posibles nuevos postulantes.  

En los dos casos presentamos resultados incluyendo los que votarían viciado, blanco o que no precisan su opinión porque las encuestas son útiles para ver resultados a nivel nacional, pero no sirven para asignar escaños. En cualquier escenario, Fuerza Popular tiene el porcentaje más alto, pero en una situación con diversos competidores, casi el 60% votaría por una alternativa diferente a la actual, en blanco, viciado o no puede precisar hoy qué haría. 
Kenji Fujimori, al menos hoy, no sería una opción relevante salvo que su situación cambie con el posible indulto a su padre. Escenarios inciertos.

Encuesta GfK

Enfoque - La política y los partidos cuentan

Santiago mariani (Politólogo, profesor de la Univ. Ruiz de Montoya)

Ante la posibilidad de una nueva elección para el Congreso, el mayor número de votos sería conseguido por Fuerza Popular. No se trata de una novedad sino de una realidad que en gran parte se debe al hecho de contar con una estructura organizada que es capaz de movilizar voluntades y entusiasmar a una parte considerable del electorado. 

Alberto Fujimori logró durante su gobierno barrer con la clase política, pero mientras hacía el trabajo de demolición y desplegaba la antipolítica como novedad, construía con su presencia –en cada rincón de un país que había estado mucho tiempo olvidado por el centralismo limeño– una nueva opción política con gestos que venían acompañados de la concreción de ciertas promesas: posta médica, escuela y caminos. El “chino” hizo política y conectó con el electorado, dejando un legado que hasta hoy subsiste y una lección que en política no debe nunca olvidarse.

La existencia de una opción como Fuerza Popular es una rareza dentro de un sistema político raquítico sin estructuras donde se destacan algunas figuras con sellos partidarios pero que aparecen en la consideración popular por ser caras nuevas para ciudadanos que buscan alternativas sin pasado. Las figuras que aparecen detrás de los hermanos Fujimori, Guzmán, Mendoza y Barnechea van a necesitar más si es que aspiran a lograr convertirse en una opción real de gobierno con posibilidad de impulsar cambios desde del poder.

Enfoque- Todavía Nos falta mucho por avanzar

Giovanna Peñaflor (Investigadora, gerenta general de Imasen)

Los resultados de la encuesta evidencian que aún le falta mucho por avanzar al país. Luego de 25 años de la captura de Abimael Guzmán, en comparación con los ochenta, la mayoría siente que estamos en una situación igual o peor que en esa época. El 46% de los encuestados considera que hay mayor o igual desigualdad; el 54% de los encuestados cree que hay peor o igual calidad en los servicios de salud; un porcentaje similar estima que la educación está peor o igual.

Si bien la economía es la mejor evaluada en general, notamos que Lima es la zona que mejor la califica, mientras que la insatisfacción (quienes sienten que la situación es igual o peor) es mayor en el interior, en el norte, centro y sur del país.

La inclusión en la economía, la lucha contra la desigualdad; el brindar servicios de salud dignos para todos los peruanos y asegurar una educación de calidad son todavía una tarea pendiente. Hasta que no se logren, alternativas radicales -incluso fuera del sistema democrático- serán una posibilidad en nuestro país.

Alimentar el recuerdo del terrorismo, hacer que las nuevas generaciones tengan en mente lo que vivió el país no será suficiente para evitar que la historia se repita. Se ha dicho mucho que hay que vencer ideológica o políticamente a Sendero Luminoso, pero pocos parecen entender lo que ello significa. Necesitamos mostrar que la democracia es la solución a nuestros problemas, y en eso vamos retrasados.

GfK

Te puede interesar