Cancillería se solidariza con Japón por lanzamiento de misil de Corea del Norte

Michael Machacuay
15 09 2017 | 02:29h

“El Gobierno de Perú manifiesta su más enérgica condena y repudio”, señala Torre Tagle después que Norcorea realizara pruebas bélicas sin autorización.

El Ministerio de Relaciones Exteriores expresó su más enérgica condena contra Corea del Norte por su más reciente lanzamiento de un misil balístico que sobrevoló Japón, país con quien Cancillería muestra su solidaridad.

A través de un comunicado, Torre Tagle sostiene que dicha prueba bélica constituye una flagrante violación del derecho internacional “y abierta rebeldía de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.

PUEDES VER: Confirman que la exitosa prueba de Corea del Norte fue con bomba de hidrógeno

“El Perú rechaza la actitud provocadora de la RPDC ante las nuevas sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, por lo que insta a todos los miembros de las Naciones Unidas a aplicar e implementar resoluciones del citado órgano que tiene por objeto que dicho país cese su programa armamentista”, señala el pronunciamiento.

El pasado 14 de septiembre, el régimen de Kim Jong-un lanzó un cohete que alcanzó una altitud de 770 kilómetros y tuvo un recorrido de 3.700 kilómetros. De esta forma, Pyongyang demuestra que este tipo de armamento puede alcanzar la isla norteamericana de Guam.

“Frente a esta creciente e inaceptable amenaza, el Gobierno del Perú expresa su solidaridad con el Gobierno y pueblo del Japón y reafirma su compromiso con los esfuerzos que del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas viene realizando”, sentencia la Cancillería.

Gobierno peruano condena lanzamiento de misil balístico por parte de Corea del Norte y expresa solidaridad con Japón https://t.co/F0N7qwAUiL pic.twitter.com/PSfzp2omA8

— Cancillería Perú🇵🇪 (@CancilleriaPeru) 15 de septiembre de 2017

Cabe recordar que como parte de las acciones que condenan estas prácticas de Corea del Norte, Perú expulsó al embajador de dicho país en Lima como señal de protesta por las violaciones a la paz mundial.