Gobierno se enfrenta al fujimorismo y hace cuestión de confianza