Odebrecht: Gustavo Salazar y sus nexos con empresas que obtuvieron buena pro en concesiones estatales

Renzo Silva
17 08 2017 | 05:29h

Convoca.pe reveló información que aparecía en los apuntes incautados al prófugo empresario, lo cual podría abrir nuevas líneas investigativas para las autoridades.

La situación de Gustavo Salazar Delgado, exgerente general de la compañía de seguros La Positiva y prófugo de la justicia peruana por el caso Odebrecht, se complica más. Es que en la víspera, el portal Convoca reveló parte del contenido de los documentos encontrados durante el allanamiento a la oficina de la empresa de Salazar, realizada en San Isidro, en mayo pasado.

Como informa dicho dicho portal, casi 70 documentos fueron ‘deslacrados’ y cientos de páginas fueron analizadas. Durante estas, se aprecia la vinculación de Salazar con las contrataciones estatales obtenidas por constructoras peruanas, españolas y una argentina.

PUEDES VER El documento que comprueba la anotación de Odebrecht sobre Keiko

Según un documento de Salazar Delgado - acusado de ser el nexo de los sobornos de Odebrecht con el exgobernador de Cusco, Jorge Acurio, por 3 millones de dólares- su compañía uruguay Wircel S.A. ayudó a las empresas nacionales Constructora Mediterráneo SAC, Mantto SAC y Neso Constructora SAC a participar en una licitación pública convocada por el gobierno regional de Tacna.

Dichas constructoras pagarían a Wircel, 11 millones 400 mil soles, por el “servicio de “buscar, seleccionar, y conseguir” otras empresas nacionales o internacionales con las que puedan conformar un consorcio.

Es así que dos de estas compañías (Neso y Mantto) postularon dentro del Consorcio Salud Tacna, adjudicándose la elaboración del expendiente y la obra de  mejoramiento del Hospital Hipólito Unanue, en Tacna -adjudicándose un monto de 279 millones 291 mil 107 soles de inversión-.

El representante legal de dicho consorcio, Martín Velayos Arredondo, rechazó que Wircel haya facilitado su conformación. Además, en diálogo con Convoca.pe, negó la existencia del documento incautado a Salazar –la fiscalía había confirmado su autenticidad-.

Pero, Gustavo Salazar ya había mostrado interés por el hospital, ya que en una agenda suya apuntó lo que se requería para “viabilizar” el proyecto, por ejemplo: cómo tenía que conformarse el “comité especial para el concurso” que daría la buena pro del proceso.

Además, también figura en sus apuntes la creación de “un equipo de apoyo para facilitar información” para el “armado” de las bases con las que iba a elegir al ganador.  No obstante, dicha elaboración era una función exclusiva del sector público, reflejando una nueva irregularidad en cuanto a esta licitación.

Otro hecho sospechoso es la aparición del nombre “Omar J” en una de sus agendas. Al lado de este apunte figura el número telefónico de una empresa de salud que está a nombre del actual gobernador regional de Tacna, Omar Jiménez Flores.

“Lo conocemos del año 2015 y 2016 porque él [Salazar] llegó a Tacna con una empresa [corredora] de seguros, Trust, y nos dio todo el tema de seguros en la región”, aseguró el político de forma oficial a través del jefe de prensa institucional, Christopher Azevedo.

Según el gobernador y también médico, este expresó que en su momento se interesó por las al hospital, aunque no haría declaraciones sobre ello por el momento.

Así, los apuntes encontrados en la agenda de Salazar Delgado exhiben una preocupación por las contrataciones estatales.