Indígenas del Putumayo se ratifican en que Zona Reservada de Yaguas debe ser Parque Nacional

La República
13 Jul 2017 | 0:56 h

Mientras cuatro comunidades consideran que la consulta previa aplicada por Sernanp fue impositiva, representantes del Bajo y Medio Putumayo la respaldaron y exigieron que se respete la postura que expresaron durante el proceso consultivo.

El conflicto entre comunidades por la categorización de la Zona Reservada de Yaguas como Parque Nacional, continúa. Esta vez llegaron a Lima representantes de 23 comunidades indígenas del Bajo y Medio Putumayo para señalar que el proceso consultivo aplicado por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp) fue transparente y conducido de acuerdo a ley. Postura diferente a la que mostraron las comunidades Santa Rosa de Cauchillo, Primavera, Huapapa y Álamo.  

El presidente de la Federación de Comunidades Nativas Fronterizas del Putumayo, Benjamín Rodríguez Grandez, manifestó que sus bases apoyan el trabajo de consulta que concluyó hace poco porque tuvo la participación del Ministerio de Cultura de comienzo a fin y que toda la información que les brindó Sernanp fue correcta.

“Hay un grupo de cuatro comunidades que no están de acuerdo con el Parque Nacional, hasta han conformado otra federación”, acotó Rodríguez Grandez.

El presidente  de la Federación de Comunidades Indígenas del Bajo Putumayo, Eriberto Jiménez Hilorio, también se pronunció en esta línea. Dijo que el respaldo a la consulta y a la creación del Parque Nacional es mayoritario porque la población está convencida de que solo así se protegerá la gran cantidad de recursos naturales que están siendo depredados por la minería ilegal y la tala ilegal.

“La montaña de nuestros ancestros tiene que ser Parque Nacional porque es un lugar sagrado que ha sido invadido por mineros y madereros ilegales. Estas dañinas actividades son defendidas por las cuatro comunidades que se oponen al Parque Nacional” indicóJiménez Hilorio tras asegurar que en este proceso no se han vulnerado los derechos indígenas.

Mientras que la presidenta de la Federación de Comunidades Nativas de la Cuenca del Río Ampiyacu, Liz Chicaje Churay, refirió que han llegado desde muy lejos con el fin de que las autoridades competentes respeten la opinión que han expresado sus hermanos en esta consulta que empezó en diciembre del 2016.

De ahí que cuestionó la carta que el presidente regional de Loreto dirigió a Pedro Pablo Kuczynski, donde le comenta que la consulta previa hecha a los indígenas del Putumayo fue de mala fe y sin claridad.

Liz Chicaje confirmó que en la Zona Reservada de Yaguas existe tala y minería ilegal y que la Marina ha entrado para actuar contra los mineros ilegales mediante la voladura de dragas.

"Nosotros estamos en Lima para desmentir a los que dicen que la consulta fue mal hecha. Ahora queremos que se respete nuestra opinión. En este territorio hay siete veces más recursos hidrobiológicos que en el Parque Nacional del Manu, pero el mercurio ya entró al lugar por obra de los mineros ilegales”, lamentó.

En estos días, los comuneros del Putumayo se han reunido con autoridades del Ministerio del Ambiente, del Ministerio de Cultura. Dicapi, Ministerio Público, PCM y Sernanp. También con congresistas.