Melina  Galdos

Melina Galdos

Investigadora en el Science Policy Research Unit de la Universidad de Sussex. Maestría en Políticas Públicas por la Universidad de Glasgow y es licenciada en Ciencia Política por la PUCP. Su trabajo de investigación gira en torno al rol de la tecnología y la innovación en procesos de transformación sustentables e inclusivos.

Más columnas

Melina Galdos

Hacia una educación resiliente05 Dic 2022 | 8:36 h

Melina Galdos

La estafa de los posdoctorados28 Nov 2022 | 8:33 h

Melina Galdos

Objetivos (in)alcanzables 21 Nov 2022 | 7:25 h

Melina Galdos

Una semana de la COP2714 Nov 2022 | 7:33 h

Tráfico y la inteligencia artificial, por Melina Galdós

“El 2015, el Grupo de Inteligencia Artificial de la PUCP desarrolló un algoritmo para organizar las rutas de transporte...”

La inteligencia artificial está revolucionando los sistemas de control de tráfico alrededor del mundo. Problemas relacionados con la congestión vehicular, accidentes y contaminación se dan cada vez con más frecuencia en grandes urbes como Lima Metropolitana, la cual cuenta con aproximadamente 10,4 millones de habitantes según cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática. Debido a esto, existe un interés creciente en identificar e implementar alternativas de control del tránsito en espacios urbanos.

PUEDES VER: Mark Zuckerberg anuncia una inteligencia artificial que crea videos a partir de un texto

Por ejemplo, estudios recientes demostraron la efectividad de la aplicación de herramientas de la inteligencia artificial, como las redes neuronales, en la reducción de la congestión vehicular en ciudades en China, Sudáfrica y Estados Unidos. Además, estas herramientas han permitido predecir momentos del día en los que el tráfico es más álgido y anticipar cuándo se formaran cuellos de botella en el cruce de vías, permitiendo el reordenamiento del tránsito y la mejora en el acceso a la movilidad de sus ciudadanos.

El recojo, organización y uso de un gran volumen de datos sobre los patrones del tráfico, el diseño de las vías y la frecuencia de uso, y el desarrollo de algoritmos sensibles a las características sociodemográficas de estas ciudades ha permitido un uso efectivo de estas herramientas, las que no son enteramente nuevas en nuestro país. En el 2015, el Grupo de Inteligencia Artificial de la PUCP desarrolló un algoritmo para organizar las rutas de transporte y para compensar la falta de criterios para aprobar rutas urbanas.

PUEDES VER: Inteligencia artificial para la pérdida auditiva

Sin embargo, este fue el típico caso de un proyecto financiado por el Estado pero desaprovechado por quienes toman decisiones. Pese a que el proyecto obtuvo fondos del Ministerio de Producción e información de la Municipalidad de Lima a través de Protransporte, una vez más no invertimos en utilizar las herramientas que ciudades alrededor del mundo usan hoy para solucionar uno de sus problemas más complejos.