Maritza Espinoza

Maritza Espinoza

Periodista por la UNMSM. Se inició en 1979 como reportera, luego editora de revistas, entrevistadora y columnista. En tv, conductora de reality show y, en radio, un programa de comentarios sobre tv. Ha publicado libro de autoayuda para parejas, y otro, para adolescentes. Videocolumna política y coconduce entrevistas (Entrometidas) en LaMula.pe.

Más columnas

Maritza Espinoza

Puntos más, puntos menos30 Nov 2022 | 8:19 h

Maritza Espinoza

El genio trucho23 Nov 2022 | 7:20 h

Maritza Espinoza

¿Bad Bunny o la economía?16 Nov 2022 | 7:44 h

Maritza Espinoza

La marcha coja09 Nov 2022 | 8:24 h

Aníbal contra el mundo

“Es normal que los poderosos detesten a la prensa, sobre todo a la independiente, pero don Aníbal le tiene un odio tan jarocho...”.

La verdad sea dicha: a mí, el premier Aníbal Torres me cae simpatiquísimo y no me cabe duda que, una vez liberado de sus labores políticas, tendría un gran futuro en la comicidad. Es que, no sé, ese personaje mezcla de Trespatines y doctor Chapatín, con un toque de Chucky, el muñeco diabólico, es un irresistible gancho para la hilaridad.

Lástima que, en nuestra coyuntura, el humor tenga tan poco espacio y que los esfuerzos del destemplado personaje que hoy ocupa la presidencia del consejo de ministros más bien nos dejen un sabor a indigesta tragicomedia, sobre todo cuando, usando su enorme poder, se dedica a perseguir, insultar y acosar periodistas, solo por el delito de no informar de la manera en que él quisiera. Es decir, llenándolo de elogios, aplausos y apapachos.

PUEDES VER: Alejandro Salas denuncia amenazas de muerte y reglaje contra él, Aníbal Torres y otros ministros

Es normal que los poderosos detesten a la prensa, sobre todo a la independiente, pero don Aníbal le tiene un odio tan jarocho que uno pensaría que le patina el co…, perdón, que le duele en el alma que lo critique y, sobre todo, que haga denuncias contra su jefe, el presidente de la República, a cuya defensa se consagra las veinticuatro horas del día.

Su incondicionalidad con el presidente es tan grande que tampoco ha tenido empacho de mandarse contra el Poder Judicial y, del Congreso, ya ni hablemos. ¿Independencia de poderes? ¡Pichón! Para este chirriante personaje, el poder es un botín que hay que utilizar como chaira y el derecho, un artilugio para negar la realidad, sobre todo cuando se trata de encubrir trapacerías de su entorno, como cuando atribuyó a la “envidia” las denuncias sobre el sospechoso enriquecimiento de sus familiares.

PUEDES VER: Kelly Portalatino: Aníbal Torres debería dar un paso al costado

Ahora, incluido ya en el proceso por obstrucción a la justicia y organización criminal, que involucra al jefe de Estado, es de prever que Torres recrudecerá sus embestidas. Total, lo único que le importa en el mundo es mantener en el cargo a Castillo, quien, como se demostró con su reciente y dudosa “renuncia”, es lo único que lo mantiene a él en el premierato.