René Gastelumendi

René Gastelumendi

Más columnas

René Gastelumendi

Revolución pollera, por René Gastelumendi25 Nov 2022 | 6:07 h

René Gastelumendi

No hay tregua en esta guerra18 Nov 2022 | 8:12 h

René Gastelumendi

La toma de Lima, por René Gastelumendi 11 Nov 2022 | 5:41 h

René Gastelumendi

Todos tus fraudes04 Nov 2022 | 7:38 h

A vacancias aprendí, por René Gastelumendi

“Hoy el Congreso sigue planteando la vacancia del presidente por el pésimo manejo de su gestión y los casos de corrupción que lo involucran, sin embargo, esta posibilidad no tendría mucho respaldo en la ciudadanía y, lo más cretino de todo, es que haya congresistas que…”.

No muchos, sobre todo los políticos, dependiendo de su orilla, intereses y el mensaje que dan las mismas, les hacen caso a las encuestas. Lo cierto es que la última encuesta de Ipsos, que se realizó entre el 21 y 23 de octubre, del 2020, indicaba que el 78% de peruanos creía que el presidente Martín Vizcarra debía continuar en el cargo y recién ser investigado al concluir su mandato. Esto, tras los testimonios de cuatro aspirantes a colaboradores eficaces que lo acusaron de ser receptor de sobornos ascendentes a más de dos millones de soles por dos obras en Moquegua, cuando era gobernador regional, lo cual fue el motivo que sustentó su vacancia.

No se trata de lo que deseemos, anhelemos, pues hay ciencia, hay estadística que debería servir, ser la referencia elemental para pronosticar los efectos que una decisión política puede generar en la población. Al margen de calificar la gestión de Vizcarra, es claro que se sabía lo que se venía, pero el Congreso no quiso entenderlo y pasó lo que todos conocemos. Una situación similar se vive en esta coyuntura aún más compleja, con un Parlamento que ostenta una aprobación cadavérica de 8%, a pesar del desastre de la gestión Castillo cuya aprobación más bien sube. Hoy el Congreso sigue planteando la vacancia del presidente por el pésimo manejo de su gestión y los casos de corrupción que lo involucran, sin embargo, esta posibilidad no tendría mucho respaldo en la ciudadanía y, lo más cretino de todo, es que haya congresistas que crean que tal rechazo ciudadano corresponde al hecho de que hasta ahora no hayan vacado a Castillo.

Según la última encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), sobre el tema, publicada en agosto, solo el 2% de peruanos está de acuerdo con apelar a esta figura constitucional contra el mandatario. Esta cifra resulta mucho menor en comparación al 65% que respalda que haya nuevas elecciones generales para acabar de una vez por todas con este fuego cruzado permanente entre Legislativo y Ejecutivo. Dicho porcentaje se mantiene elevado desde marzo cuando se hizo, por primera vez, la consulta a la ciudadanía sobre este escenario. El respaldo para elecciones generales es mayor en Lima metropolitana: 69%. Pero también hay un alto apoyo en el norte (67%) y el centro del país (66%), cuna del partido de este gobierno. ¿Así, o con naranjas?