Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador
Un poemario cada tantos años. Falso politólogo. Periodismo todos los días. Natación, casi a diario. Doctor por la UNMSM. Caballero de la Orden de las Artes y las Letras, Francia. Beca Guggenheim. Muy poco twitter. Cero Facebook. Poemario más reciente, Sologuren (3ª edición Huerga & Fierro, Madrid). Próximo poemario, Las arqueólogas, en setiembre.

Más columnas

Mirko Lauer

Opacos espejos, por Mirko Lauer28 Set 2022 | 4:02 h

Mirko Lauer

Otros municipios27 Set 2022 | 6:27 h

Mirko Lauer

Adiós a la mascarilla26 Set 2022 | 6:44 h

¿Pospandemia?

“No hay realmente pospandemia, sino un COVID-19 controlado en algunos sectores de la población, no tanto en otros”.

Expresiones como pospandemia nos dicen que el problema ha quedado atrás. Sin embargo la secuela de la COVID-19 en el mundo y entre nosotros se sigue alargando. Cifras que no ceden tanto como se esperaba y rebrotes que amagan nuevas crisis siguen sugiriendo que la llegada del coronavirus ha inaugurado una nueva era, marcada por el temor.

En las ciudades del Perú lo que se ha establecido es una relativización de las reglas. La mascarilla es para lugares públicos cerrados, pero son muchos los que la usan también en la calle. A la vez, junto a locales estrictos en lo de la mascarilla y el carnet de vacunación hay otros que no exigen ese cumplimiento.

PUEDES VER: Solicitan evaluar eliminación del uso de mascarillas en las escuelas

Esas contradicciones se extienden a diversos campos: como los que se han vacunado y los que no, o los que concurren a aglomeraciones y los que las evitan. A la postre, y a pesar de que siempre hay alguna nueva ola en el horizonte, lo concreto es que se le ha perdido buena parte del temor al virus. Aunque algunos con más motivos que otros.

Para los peruanos en la fuerza de la edad, bien alimentados, o sin complicaciones paralelas, el contagio está significando algo así como una gripe de regular intensidad, por algo así como una semana. Pero también están los peruanos a los que el contagio los mata, como si hubieran vivido en una burbuja fatal del año 2020.

Toda esta nueva laxitud hoy incluye lo personal y lo estatal. Ya nadie, es decir salvo los necesitados de tratamiento, espera mucho del Minsa. En cierto modo la inalcanzable urea ha reemplazado a las vacunas. El nuevo tema de salud pública es el creciente precio de los alimentos. Aunque también se viene encareciendo la medicina.

PUEDES VER: Cuarta ola del COVID-19 está dejando casi 2 mil decesos en el país

No hay realmente pospandemia, sino un COVID-19 controlado en algunos sectores de la población, no tanto en otros. En lo íntimo el temor a no poder obtener ayuda en caso de enfermedad todavía está presente en el Perú. Corren rumores de que las mascarillas en espacios públicos van a volver, pero eso no se concreta.

Ahora que todavía subsiste una conciencia de los peligros de la incuria sanitaria (200,000+ muertos), es el momento de repensar, fortalecer y modernizar las políticas y los recursos de salud en el país.