Jorge Bruce

Jorge Bruce

El factor humano
Jorge Bruce es un reconocido psicoanalista de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Ha publicado varias columnas de opinión en diversos medios de comunicación. Es autor del libro "Nos habíamos choleado tanto. Psicoanálisis y racismo".

Más columnas

Jorge Bruce

Ruido de fondo19 Set 2022 | 8:49 h

Jorge Bruce

Adictos al escándalo12 Set 2022 | 7:34 h

Jorge Bruce

Cuestionar la resiliencia, por Jorge Bruce05 Set 2022 | 5:25 h

Jorge Bruce

Crece el apoyo a Castillo29 Ago 2022 | 8:05 h

Nuestra fatiga es su aliada

“Si logramos sacudirnos de esa indiferencia culposa y ponernos de acuerdo en unos cuantos puntos básicos, los peruanos de a pie podremos repetir la gesta que permitió sacudirnos de Merino y su gabinete en cinco días”.

El deterioro constante de nuestra clase política está corroyendo la capacidad de reacción de la ciudadanía. Los cambios en el último —y enésimo— gabinete del Gobierno impactan menos que los que ocurren durante un partido de fútbol de ínfima categoría. A nadie le importa. Como dice Alberto Vergara en una reciente entrevista, está pensando reeditar su libro Ciudadanos sin república con el título Ciudadanos sin ni mierda. Lo dice con sorna, pero no le falta razón. Entre el Ejecutivo y el Legislativo nos están arrebatando lo poco que teníamos como democracia, Estado, república.

PUEDES VER: Pedro Castillo: 67% de peruanos desaprueba la gestión del presidente, según IEP

Agotados del espectáculo cotidiano de la ruindad y el cinismo, el fantasmal ciudadano vuelve los ojos locos, como sabía Vallejo, y todo lo vivido se empoza como charco de culpa, en la mirada. Este verso de ‘Los heraldos negros’ describe admirablemente nuestra situación. Una culpa difusa nos paraliza y aturde. De ese modo Castillo puede guardar silencio ante la Fiscalía y acto seguido confesar en público, con esos lapsus tan frecuentes como este: “No les gusta que me haya sometido a chantajes, no les gusta que me haya sometido a sobornos”. No nos gusta, en efecto, pero nada hacemos al respecto.

Es difícil saber si esto es parte de una estrategia o es mera supervivencia, improvisada día a día. Lo cierto es que la interesada complicidad del Legislativo, aunada a la fatiga ciudadana, crea un ecosistema propicio para la prolongación de este proceso destructivo de nuestras instituciones. Debe ser cierto que no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo aguante. La pregunta es si podemos soportar cinco, es decir, cuatro años más de esta progresiva decadencia.

PUEDES VER: Candidatos a defensor no tendrían respaldo en el Congreso

Acaso un bien pueda salir de este entrampamiento maligno. Si logramos sacudirnos de esa indiferencia culposa y ponernos de acuerdo en unos cuantos puntos básicos, los peruanos de a pie podremos repetir la gesta que permitió sacudirnos de Merino y su gabinete en cinco días. Tal vez entonces tomemos conciencia de nuestra responsabilidad en este desastre. Ya son muchos condicionales, pero quizás ese aprendizaje sirva para algo. Después de todo, la mejor manera de salir de una pesadilla consiste en despertarse.

El dinosaurio seguirá ahí cuando abramos los ojos (locos). Con suerte, para ese momento que seguro llegará, entenderemos ya qué significan las Ítacas (Kavafis).