Jorge Bruce

Jorge Bruce

El factor humano
Jorge Bruce es un reconocido psicoanalista de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Ha publicado varias columnas de opinión en diversos medios de comunicación. Es autor del libro "Nos habíamos choleado tanto. Psicoanálisis y racismo".

Más columnas

Jorge Bruce

La tentación de tirar la toalla26 Set 2022 | 8:26 h

Jorge Bruce

Ruido de fondo19 Set 2022 | 8:49 h

Jorge Bruce

Adictos al escándalo12 Set 2022 | 7:34 h

Jorge Bruce

Cuestionar la resiliencia, por Jorge Bruce05 Set 2022 | 5:25 h

La inutilidad de buscar salidas racionales

“Así las cosas, es tiempo de admitir que esta pesadilla solo terminará cuando la inepcia y la corrupción de los actores políticos que están destruyendo el Estado y la institucionalidad se hagan un involuntario harakiri”.

Este primer año de gobierno de Pedro Castillo y el Congreso de la República nos deja múltiples enseñanzas y un desasosiego sin fondo. El pesimismo y el escepticismo que se nos han hecho habituales tienen su razón de ser en lo que estamos viendo ahora mismo. Pese a que las evidencias de corrupción y desgobierno por parte del Ejecutivo se acumulan de manera inaudita, el Legislativo, ya sea por cálculo o mera impericia, se las arregla para tirarle un cabo al presidente, cada vez que está a punto de caer al abismo. Arrastrándonos a todos, por supuesto.

PUEDES VER: Mariano González acusa a funcionario de Castillo de amedrentarlo mientras fue ministro del Interior

Una y otra vez, se autosabotean y se convierten, de facto, en los mejores aliados de Castillo y sus secuaces. Como está ocurriendo con las listas a la junta directiva del Parlamento. Puesto que la palabra se ha devaluado como peso argentino, las declaraciones de unos y otros, sus compromisos y alianzas, se desvanecen ya ni siquiera en días: en horas o incluso minutos. De ahí que nadie preste la menor atención a sus solemnes declaraciones. El perro de Pavlov se queda echado en la jaula, por más campanitas que le hagan escuchar. No le restan fuerzas ni para salivar, porque no cree en la veracidad de los experimentadores.

Los más calificados analistas políticos ensayan fórmulas de salida constitucional, pero estas no funcionan. Entre otros motivos, porque el Poder Judicial también está sumido en el caos y el descrédito. Así las cosas, es tiempo de admitir que esta pesadilla solo terminará cuando la inepcia y la corrupción de los actores políticos que están destruyendo el Estado y la institucionalidad se hagan un involuntario harakiri.

PUEDES VER: Pedro Castillo: esta es la casa en Asia donde se habrían escondido Fray Vásquez y Bruno Pacheco

En otras palabras, puesto que la calle parece haber caído en una parálisis estuporosa, solo entre ellos podrán destruirse. Y lo harán porque, como el escorpión de la fábula, está en su naturaleza. El problema es cuándo sucederá y qué quedará en pie de nuestro Estado. Es penoso admitirlo, pero solo la implosión nos puede sacar de esta situación horrenda. Lo que venga después lo descubriremos a su tiempo. Por lo menos tendremos la oportunidad de demostrarnos que hemos aprendido algo de esta experiencia catastrófica. Si no lo hemos hecho, entonces la responsabilidad recaerá sobre nosotros. Hasta entonces, cuiden su salud mental. Acudan a la Feria del Libro y salgan con algo bueno bajo el brazo.