Rosa Palacios

Rosa María Palacios

Contracandela
Lima, 1963. Abogada por la PUCP y Máster en Jurisprudencia Comparada por la Universidad de Texas en Austin. Su área de especialización es el periodismo político y divulgación jurídica con más de veinte años de experiencia en televisión, radio y prensa escrita. Es docente de la PUCP en la facultad de Ciencias y Artes de la Comunicación.

Más columnas

Rosa Palacios

No sirve ni para hacer cambios07 Ago 2022 | 11:17 h

Rosa Palacios

Semana patria24 Jul 2022 | 8:04 h

Rosa Palacios

Modales perdidos17 Jul 2022 | 8:36 h

Meras coincidencias

“Vladimir Cerrón y Jorge Montoya (el yin y el yang de la política peruana) por purísima casualidad dicen exactamente lo mismo en sus cuentas de Twitter”.

Con los 9 votos de Perú Libre se alcanzó el número suficiente de votos para censurar a la ministra de trabajo Betssy Chávez. Lo curioso es que ella fue, hace menos de un año, militante y ganadora de una curul por Perú Libre. Con un número similar de votos del cogollo cerronista se alcanzó el número suficiente para nombrar un Tribunal Constitucional que será un sólido defensor del capítulo económico de la Constitución (las normas de libre mercado que detesta Cerrón) y de las formas mas conservadoras en materia de derechos humanos.

La Contraloría ha encontrado un motivo banal para organizar una persecución al número 2 en la sucesión presidencial. Con los votos de Cerrón, que también odia a Dina Boluarte, es posible que con mucha celeridad se le inhabilite como ministra, lo cual acarrea que se le inhabilite como vicepresidenta. Esto hace que el salto sucesorio de presidente caído a presidente de Congreso jurando como presidente del Perú se abrevie a un solo paso.

PUEDES VER: Richard Arce: “Para blindar a los amigotes son más buenos que la Madre Teresa”

El excontralor Alarcón supo alargar un antejuicio que ya tenía 2 años en el Congreso por presuntos delitos cometidos hace 5 años. En el camino fue grabador de conversaciones, congresista de Antauro Humala, presidente de la Comisión de Fiscalización que armó el tinglado de Richard Swing y compañía y animador del golpe de Estado que derrocó a Vizcarra en venganza por la disolución del Congreso el 2019. Las bancadas de Fuerza Popular, APP, Podemos y Acción Popular (todas metidas en la colada de noviembre del 2020) lo recordaron con cariño esta semana. Por pura casualidad, los votos no alcanzaron para que sea sometido a juicio por peculado agravado en el Poder Judicial. Camina libre, guardando para sí los secretos de la conspiración para cometer sedición el año 2020. Coincidencia de coincidencias, estas son las bancadas que dicen tener un compromiso irreductible con la corrupción.

Bruno Pacheco y Zamir Villaverde conversan sobre cómo asaltar el Estado en julio del 2021. La sabrosura de sus cavilaciones (después de los peritajes de voz correspondientes corroborados) da para mandarlos al menos una década a prisión. Todavía no hay una pistola humeante en las manos de Pedro Castillo, pero esta no parece lejana. ¿Quién es el culpable de estos actos preparatorios de todas las tropelías posteriores? Nuevamente aparece la mera coincidencia. Vladimir Cerrón y Jorge Montoya (el yin y el yang de la política peruana) por purísima casualidad dicen exactamente lo mismo en sus cuentas de Twitter. La culpa es del expresidente (Montoya le dice encargado nomás) Francisco Sagasti. Sé que es demasiado estúpido para ser tomado en serio, salvo que, como Martín Vizcarra y aproximante Dina Boluarte, la inhabilitación de Sagasti no estuviera en el mismo camino.

La presidente del Congreso quiere una ley inconstitucional a la medida de las debilidades de su partido. Acción Popular no cumplió con los plazos electorales y quiere (con apoyo del Congreso) que le abran a todos un nuevo proceso electoral para elegir internamente candidatos a las elecciones locales de octubre. El presidente Castillo no hace nada. Por pura casualidad, ni promulga ni observa. María del Carmen Alva promulga la norma y todos los organismos electorales protestan. A la par, así de coincidencia, Jorge Montoya hace circular un mamarracho de “Informe tributo al fraudismo” que concluye que hay que meter preso a todos los titulares de organismos electorales sin presentar una sola prueba.

PUEDES VER: Acción Popular suspende militancia de congresistas sindicados como ‘Los Niños’

Este es el mensaje de esta semana: nos quedamos todos, inhabilitamos a todo posible candidato “caviar” a ocupar la presidencia (por sucesión o por voto popular), agudizamos las contradicciones quebrando la economía (cansando a la inversión privada) y salvando a los amigos, capturamos organismos electorales con juicios disparatados. Para eso si tenemos los votos. Luego del castigo, viene el mesías. Nuestro mesías.

Pero no me escuchen, es pura coincidencia. ¿Alguien puede ser tan perverso como para aliarse de esa forma? “Han debido dejar que el dólar suba a 6 soles para que así aprendan” dijo alguien por ahí alguna vez. Pero no, también debe ser un mal recuerdo.