Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador
Un poemario cada tantos años. Falso politólogo. Periodismo todos los días. Natación, casi a diario. Doctor por la UNMSM. Caballero de la Orden de las Artes y las Letras, Francia. Beca Guggenheim. Muy poco twitter. Cero Facebook. Poemario más reciente, Sologuren (3ª edición Huerga & Fierro, Madrid). Próximo poemario, Las arqueólogas, en setiembre.

Más columnas

Mirko Lauer

El paro calienta motores, por Mirko Lauer25 Jun 2022 | 8:20 h

Mirko Lauer

La caravana ministerial24 Jun 2022 | 8:06 h

Mirko Lauer

Carta desde Madrid23 Jun 2022 | 7:37 h

Mirko Lauer

Primeras presiones del Caribe22 Jun 2022 | 6:21 h

Nuevas alegrías de julio

“Han empezado la curiosidad y los cubileteos tempranos sobre la próxima presidencia del Congreso. La situación este julio será diferente que hace un año. Derecha e izquierda han aprendido a conocerse mejor, y han detectado intereses comunes”.

Han empezado la curiosidad y los cubileteos tempranos sobre la próxima presidencia del Congreso. La situación este julio será diferente que hace un año. Derecha e izquierda han aprendido a conocerse mejor, y han detectado intereses comunes. La guerra Ejecutivo-Congreso sigue aquí, pero ya no parece tan importante.

Con los extremos ideológicos más cerca uno del otro, el centro ha perdido buena parte del peso que lo llevó a ganar varias elecciones. Hoy las alianzas derecha-izquierda empiezan a parecer tan naturales como las del centro. Entonces, como en las elecciones generales del año pasado, cualquier cosa puede suceder.

PUEDES VER: Congreso de la República ordenó una nueva investigación a Sunedu

¿Puede Maricarmen Alva mantenerse en la presidencia? Sí, siempre y cuando se reavive la confrontación Ejecutivo-Congreso, que ella encarna como nadie. Pero como está la cosa, su estilo pugnaz es cada vez más visto como enemigo del gran aconchabamiento en torno a intereses comunes, en apariencia o en la realidad.

Lo que podría repetirse es el tipo de movida que llevó a Alva a la presidencia en el 2021. Ayudaría el que el bloque de izquierda se haya partido en dos (y pronto quizás tres) bancadas. Un problema para esto es que Acción Popular ha perdido toda nostalgia ideológica, y ya no parece estar ubicado en ninguna parte.

¿Algo llamable una derecha pura, con Fuerza Popular y Renovación Popular, fletar una candidatura capaz de atraer suficientes votos de este centro desflecado, o incluso de la izquierda dividida? Aquí el hándicap está en la inclinación a patear el tablero del amarre entre poderes, sin más ni mejor proyecto que la vacancia como santo grial.

PUEDES VER: Congreso: ¿examen psicológico y psiquiátrico para candidatos sería discriminatorio y estigmatizante?

Otra fórmula posible es la alianza de la derecha pura con los votos que controla Perú Libre-Cerrón. La acabamos de ver para un par de asuntos puntuales, y podríamos verla en julio como un proyecto de cogobierno parlamentario, para despejar sus respectivos caminos hacia el 2026. Una operación de pinzas para intentar el arrinconamiento del centro.

Para el centro la opción Alva sigue siendo la más viable y práctica. Los votos de la derecha la siguen viendo como esencialmente castillista, con lo cual el puente de la alianza vuelve a ser bastante fácil de construir. Las demás fórmulas son impredecibles, y en esa medida peligrosas para las principales bancadas del hemiciclo.