Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador
Un poemario cada tantos años. Falso politólogo. Periodismo todos los días. Natación, casi a diario. Doctor por la UNMSM. Caballero de la Orden de las Artes y las Letras, Francia. Beca Guggenheim. Muy poco twitter. Cero Facebook. Poemario más reciente, Sologuren (3ª edición Huerga & Fierro, Madrid). Próximo poemario, Las arqueólogas, en setiembre.

Más columnas

Mirko Lauer

¿Hay vida después de Pedro?02 Jul 2022 | 7:45 h

Mirko Lauer

¿Se queda? ¿Se va? ¿Ambas cosas? 01 Jul 2022 | 7:27 h

Mirko Lauer

Castillo, ‘desmilitantízate’30 Jun 2022 | 8:06 h

Mirko Lauer

Decir nada, nada que decir29 Jun 2022 | 6:20 h

En Davos lo siguen esperando

“A la postre la versión más simple es que Castillo no viajó porque debía preparar el cambalache de ministros, adelantándose así a algunas censuras en el Congreso. Pero al ritmo que va desflecando gabinetes, no va a poder viajar a ninguna parte”.

¿Por qué quiso ir Pedro Castillo a Davos? El Foro Económico Mundial es una estupenda vitrina para mandatarios, sobre todo los recién elegidos. Es una oportunidad para hacer contactos en el mundo del gran capital, y de poner en evidencia que uno es algo más que un político tercermundista que ganó una elección.

Aunque Castillo no se hubiera sentido cómodo (sobre todo ahora que circula sin sombrero), la intención era correcta. La peregrinación hubiera contrapesado algo de la mala sangre que hoy hay entre el Gobierno y los inversionistas. Si hay algo que conversar discretamente con la gran empresa, Davos es el lugar para hacerlo.

PUEDES VER: Pedro Castillo dice que “en los próximos días” habrá más cambios en el gabinete ministerial

¿Por qué declinó la visita a una reunión tan importante? El Congreso ya lo había autorizado, y la noticia ya había empezado a circular, sin mayores reacciones negativas. Por cierto que no habría destacado en el foro suizo, pero ir le habría permitido conocer una faceta nueva de la realidad. Como un CMD internacional, pero casi sin ministros.

Ministros van a asistir dos. Oscar Graham del MEF junto con la vicepresidenta y titular del Midis, Dina Boluarte. Como es poco probable que lo hayan estado esperando en Davos, Castillo no va a brillar ni por su ausencia. Pero volviendo al tema, la súbita declinación del viaje todavía merece que se le dé un par de vueltas.

¿Ha habido el temor a que su ausencia sea aprovechada por quienes no lo quieren bien para darle un empellón? Estos no necesariamente están todos en la oposición. El empellón no necesariamente tendría que ser sinónimo de una separación de la presidencia. Pero es obvio que con Boluarte afuera y él adentro, Castillo duerme mucho más tranquilo.

PUEDES VER: Castillo y Duque son los presidentes con mayor desaprobación en América Latina, según sondeo

Pero la alegría con que Castillo rota por las regiones sugiere que no tiene problemas con sus ausencias. En realidad se necesita algo de imaginación para concebir la posibilidad de que salir de Lima puede ser peligroso. Más probable entonces que la suma de los conceptos Suiza, economía, foro e inversionistas lo haya aburrido al grado de desanimarlo.

A la postre la versión más simple es que Castillo no viajó porque debía preparar el cambalache de ministros, adelantándose así a algunas censuras en el Congreso. Pero al ritmo que va desflecando gabinetes, no va a poder viajar a ninguna parte.