Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador
Un poemario cada tantos años. Falso politólogo. Periodismo todos los días. Natación, casi a diario. Doctor por la UNMSM. Caballero de la Orden de las Artes y las Letras, Francia. Beca Guggenheim. Muy poco twitter. Cero Facebook. Poemario más reciente, Sologuren (3ª edición Huerga & Fierro, Madrid). Próximo poemario, Las arqueólogas, en setiembre.

Más columnas

Mirko Lauer

¿Hay vida después de Pedro?02 Jul 2022 | 7:45 h

Mirko Lauer

¿Se queda? ¿Se va? ¿Ambas cosas? 01 Jul 2022 | 7:27 h

Mirko Lauer

Castillo, ‘desmilitantízate’30 Jun 2022 | 8:06 h

Mirko Lauer

Decir nada, nada que decir29 Jun 2022 | 6:20 h

Secretos en reunión

“Quizás la parte más interesante de los Consejos de Ministros Descentralizados (ya con sigla burocrática, CMD) es el secreto. El ocultamiento recorre al Ejecutivo en varios planos”.

La idea de unas tempranas reuniones de campaña electoral disfrazadas de consejos de ministros por todo el país es original. También es novedosa su forma, mitad acercamiento a la gente local y mitad reunión secreta de visitantes llegados desde Lima. Al final todo tiene una atmósfera de recurrente pícnic político.

Quizás la parte más interesante de los Consejos de Ministros Descentralizados (ya con sigla burocrática, CMD) es el secreto. El ocultamiento recorre al Ejecutivo en varios planos. Palacio de Gobierno se ha vuelto una cancha para jugar a las escondidas con políticos y empresarios. Todos los días hay destapes.

PUEDES VER: Interpol solicita la captura de Bruno Pacheco Castillo y Fray Vásquez Castillo

Algo sabía Pedro Castillo cuando se resistió a gobernar desde la Plaza Mayor. Luego se vio que el jirón Sarratea, en Breña, con su deficiente iluminación pública, era la manera preferida de ir gobernando. Los famosos CMD parecen un recurso para escapar de Palacio, y sesionar libres de actas, o con actas secretas.

Ciertamente los políticos en el poder o tras él tienen secretos, que son un elemento indispensable de toda estrategia. Pero hay secretos y secretos. Hay cosas que se pueden guardar in pectore y cosas que deben hacerse públicas por ley. En este último rubro caen, por ejemplo, los objetivos inconfesables.

Detrás de cada descubrimiento hay un secreto que no logró ser bien guardado. Para evitar tales revelaciones existen cosas como las tácticas de distracción, los pactos mafiosos, del acogimiento a derechos legales a no responder lo que es preguntado. Para todo eso existe el periodismo de investigación.

PUEDES VER: Zamir Villaverde asegura que Bruno Pacheco entregó S/ 2 millones a Castillo por licitación de Petroperú

A cada destape la cúpula del gobierno le yuxtapone un abogado más locuaz que el previo, y una explicación cada vez más inverosímil. Esto vale para inconductas menores y para grandes escándalos. Pero avanza la sensación de que hay por allí algunas enormes realidades ocultas del poder cuya salida a la luz cambiaría las cosas de raíz.

Los CMD sin actas en cierto modo corresponden a una presidencia sin planes, o que los tiene y no los revela. Pero también tienen que ver con el deseo de gobernar desde detrás de un tabique. ¿Quién sabía lo que iba a suceder en Venezuela? Ese fue un proceso de captura del Estado desde dentro y fuera que deberíamos ir aprendiendo a conocer mejor.